sábado, 11 de abril de 2009

PROFESORES NO PROFESORES VERSUS PROFESORES SÍ PROFESORES

(A propósito del Artículo 46, letra g, de la LEGE)



“La verdadera enseñanza no es la que imparte conocimiento, sino la que estimula a los alumnos a obtenerlo.
Es posible decir que enseña mejor quien enseña menos”
( John Milton Gregory).

(En la imagen, "profesores sí profesores" de la Escuela de Dalcahue respondiendo un instrumento de evaluación diagnóstico para un curso de "Estrategias de Enseñanza")


En el pasado, aquellos que no eran pedagogos decían: “¡Es tan fácil enseñar! Basta tener un trozo de tiza, un grupo de alumnos y bastante saliva”. Al parecer esta frase no quedó en el pasado, sólo que ahora se ha enfatizado “el dominio del contenido”. Si uno preguntase a quien ha expresado la idea anterior: “¿De esa forma aprenden los alumnos?” Seguramente escucharíamos una respuesta similar a esta: “No tengo idea, pero se ha enseñado, eso es lo importante”.

Enseñar es un verbo simple de conjugar, ¿quién no enseña? ¡Nadie! ¡Todos enseñan! Desde los adultos hasta los niños. Si no lo creen, pídanle a un niño que les enseñe a programar diferentes emisiones televisivas en varios canales para ser grabados la próxima semana.

¡Claro! Una cosa es “enseñar” y otra, “ayudar a aprender”. De seguro, el chico del ejemplo anterior lo hará a su velocidad y ensimismado en su explicación, fenómeno que nos desorientará…, para terminar diciéndole, “¡Hazlo tú, mejor!”

Para ayudar a aprender hoy día se debe, por lo menos, conocer y saber aplicar una teoría del aprendizaje. ¿Cómo enseñar sin saber lo que puede pasar en la mente de los alumnos?

Desde las primeras investigaciones en los años 60 que vengo escuchando y leyendo que aún se mantienen tres variables (de dieciséis que se identifican) como las más importantes para producir aprendizaje: 1. Actitud favorable para la enseñanza, 2. Dominio del contenido y 3. Estrategias de enseñanza.
Por su parte, para que el alumno(a) aprenda, debe poseer: 1. Actitud favorable para aprender, 2. Dominio de requisitos y 3. Estrategias de aprendizaje.Aspectos, entre otros, que aparecen en el Marco de la Buena Enseñanza, ¿cierto? Entonces, se supone que quien domine el contenido, debe - a su vez – dominar el Marco de la Buena Enseñanza, demostrando su competencia en el aula, ¿cierto?

¡Cierto! Pero qué contradicción, ¿no? Vivimos en constante trabajo para preparar y perfeccionar a los maestros de hoy en los hallazgos de las investigaciones en educación, les enseñamos lo que nos proponen las reformas educacionales, les entregamos herramientas y dispositivos para trabajar con alumnos vulnerables, etc., etc. ¿para qué? Para que cualquiera que “sabe” una materia, tenga saliva y tiza (seguro que será en parte reemplazada por presentaciones de power point) venga a introducirse por la ventana de un aula y se sienta profesor habiéndose saltado todas las últimas legislaciones de las cuales parecía estar muy celoso el Mineduc.

¿Cómo entenderán ‘los profesores no profesores’ lo que es el “saber pedagógico”? ¿Cómo podrán estar en un aula llena de alumnos sin conocer la psicología educacional? ¿Cómo irán a aprender en la práctica misma la manera de aplicar principios de la educación confluente en que objetivos de su contenido confluyen hacia los objetivos fundamentales transversales, con los cuales se ha iniciado el proceso educativo? Por su parte, ¿Cómo se van a sentir ‘los profesores sí profesores’ que han gastado gran parte de su dinero, tiempo y esfuerzo en obtener un Diplomado, su grado de Magíster, si no de Doctor, en Educación para que un ‘profesor no profesor’ trabaje bajo su mismo techo tratando de realizar sus mismas (¿?) funciones sin siquiera poseer un cartón que acredite que ha aprobado un taller de aprendizaje?

A propósito de lo anterior, recuerdo que al supervisar una clase de un practicante, - futuro profesor de inglés -, en un colegio de la 5ª región el año pasado, conocí a su “profesora” de “inglés”. No era profesora ni tenía el dominio del idioma extranjero para estar frente a un curso, pero allí estaba.
En una conversación que sostuve con ella, me comentó que era de un país tropical, que había venido a Chile pues “mi pareja es chileno y me conoció allá (nombró su país) y lo seguí…, y aquí estamos”. Ante mi consulta acerca de cómo había aprendido el inglés, me confesó que “en un crucero, trabajando”… La conversación con ella la inicié en inglés, no obstante, ella debió continuar en castellano (¿?) Recuerdo que “trató de ayudar” al practicante observado, pero con malos tratos (es posible que sean “buenos tratos” en su país) y gritos a sus alumnos (que también debe ser el nivel de conversación aceptado en su patria).


Enseñar es el corazón de una profesión, pero mejor entendida como ‘ayudar a aprender’, a gustar del aprendizaje, a desarrollarse, a encontrar la plenitud por medio no sólo del contenido ‘enseñado’, sino por las interacciones personales de la mejor calidad. El “sí profesor”, es decir, el verdadero profesor trabaja con los sentimientos, con las ilusiones, con las ideas, con las actitudes, con los valores, con las expectativas. Es un ser que no sólo explica, sino que demuestra e inspira. Y este “sí profesor” es educador verdadero porque – precisamente – admite la libertad de aceptación o de rechazo de los alumnos y alumnas. Quien no lo hace así es un mero indoctrinador.

82 comentarios:

Tomás Frez Bernal dijo...

El profesor de castellano (periodista fracasado) la profesora de inglés (secretaria bilingue con piernas "regulares") el profesor de matemáticas (ingeniero en "insertar concepto general y ambiguo") y el profesor de educación física (futbolista lesionado con una pizca obligatoria de pasado militar furibundo) son ideas/realidades a temer.
Recuerdo a mi madre decir "cualquiera puede enseñar". Por un momento consideré esto una verdad absoluta, hasta que vi profesores de verdad. Hasta que experimenté esa dicha.
Hay algo distinto en alguien que existe para ayudar a los alumnos a aprender, existe una diferencia que sobrepasa a lo conceptual y académico. Es una disposicion frente a los alumnos que proviene del deseo existente dentro de esa persona de enseñar y de ver a otros aprender, esa busqueda constante por "el momento". Ese instante en el que los ojos de tu alumno brillan de una manera especial, el momento en el que piensas "lo entendió" y cambias la manera en que ve el mundo. Para mi más alla de tener un cartón o asistir al retiro salesiano de educación diferenciada a distancia por excelencia existe una fuerza interior que motiva a un PROFESOR" de una manera que la señorita Ester de recursos humanos con sus viajes al Bar Inglés no comprende y no puede transmitir.

pd: Me disculpo por las exageraciones, las faltas de ortografía, la redacción cavernoide y lo críptico del comentario en general. Espero que no pierda tanto tiempo tratando de descifrarlo.

Anónimo dijo...

Quizás venga un médico a enseñarle a mis alumn@s y yo profesora a operar sus pacientes.

b2dbuntu dijo...

Creo que hay algo de esta LGE que no se entendio y tiene relación con la verdadera razon de este articulo.
Primero ¿cómo es posibble que quienes operan como profesionales de la educación , no participen en esta ley? Nuestros legisladores olvidan que no solo de acuerdos entre cocertacion, derecha, neutra, etc. viven nuestras leyes, sino que además no entienden que el verdadero motivo de esta nueva ley es fomentar la bases de nuestra educación, es decir, perfeccionar el modo de cómo se preparan los futors profesionales de la educación. Ir a la vanguardia en las nuevas tecnicas de enseñanza, aplicar las TICs, analizar los cambios de la educacion formal, prepar de mejor manera a nuestros futuros profesores, estar a la vanguardia en las nuevas metodologias, pero este tipo de articulos dentro de la ley lo único que hace es tomar a toda la masa de Profesionales (no de educación) que no ha podido ejercer y anda flotando por el universo, transformandolo en un nuevo ocupado, en un ambito formativo que nada tiene que ver con el verdadero sentido de su formación.
Segundo, este tipo de articulos tan discutidos a nivel ejecutivo no solo crea mayor rechazo hacia la politica de nuestro país, ya que estas decisiones siguen tomandose a puertas cerradas y buscan solo dejar contentos a la mayoria de politicos, pero no a quienes realmente estamos inmersos en el tema.
Tercero si creo que puede haber profesionales que ocupen y entreguen de manera correcta su conocimineto, pero para llegar a ser un docente deben conocer las metodologias, sicologias, didacticas, etc. es decir, se les debe exigir mucho más que a quienes ya son profesores. Puesto que si se crea un organismo capaz de hacer una evaluación docente, también deberia haber uno para evaluar a toda esta masa de nuevos profesionales y exigirles los conocimientos previos que todo profesional de de la educacion ya debe poseer.
Finalmente espero que algun día quienes deben de tomar las riendas en este tema dejen de hacer paros y protestas, y generen una verdadera respuesta en base a propuestas, generacion de leyes, participacion e informacion de todos los entes involucrados para generar una verdadera reforma y no una simple visión de economistas preocupados por el Capital humano del país y una mano de obra barata que sirva para producir clavadores de clavos y seguir ordenes sin siquiera preguntarse el por qué.

Líneas de Arcilla dijo...

Patricio,
No quiero esta tarde abundar, sin embargo decirte que comparto cabalmente tu punto de vista y tus argumentos.
Nuestro sistema requiere más y mejores condiciones para el ejercicio digno de la profesión docente.
No lo contrario.
Patricio López

Verónica Rodríguez G. dijo...

Muy interesante, lo publiqué en mi Portal:

http://www.lefebrelever.cl/ll/index.php/noticias

Jorge dijo...

Quiero creer que es una muy mala y errónea señal por parte de "nuestros" parlamentarios.Recuerdo que recién a mediados del mes de diciembre del año algunos parlamentarios(Sr. Kast, Sr. Montes, Sr.Enríquez-Ominami) se dignaron a "informar dela Ley...que estaba casi aprobada!!!...esto ocurre única y sencillamente por desunión del gremio docente.Estoy seguro que si hoy se aprobara una ley para que los profes de biología pudieran operar en los quirófanos mañana mismo se para todo el Colegio Médico...acaso eso no es un ejemplo de unión?...Cuando se dejen de "arreglines" esto mejorará.
Jorge Mena
Profesor de Biología

José Mena dijo...

Es chocante cuando un profe te enseña algo que ya conocias, pero te das cuenta que era algo bastante alejado de lo que uno tenia en un principio. Y eso me pasa constantemente...Desde ese momento deja de ser un profe y es una especie de "idolo".
Hay que romper los esquemas constantemente, y volver a armarlos para asi mejorar.

como al momento de hacer un ensayo.Uno cree que esta perfecto al momento de terminarlo...pero cuando lo lees al otro dia ya no lo es tanto...

pedagogia dijo...

a mi juicio existe un pro y un contra en todo esto... hay contenidos que simplemente un profesor si profesor no te va a poder enseñar jamas, no existe la pedagogia en derecho, por ejemplo... aunque tal como expresa el articulo ¿donde queda el metodo pedagogico, la psicologia educacional?, etc... uno como estudiante de pedagogia (en mi caso de ingles) es inaceptable que venga cualquier mortal a enseñar el idioma que años me esta costando para dominar y con el plus agregado de la pedagogia, sin embargo, debo reconocer que un nativo si podria enseñar mejor que yo ciertos ambitos del idioma, ej: la parte conversacional. sin embargo... el porque de su estructura solo yo como profesora podre explicar...
aunque... si nos ponemos a reflexionar... hay cuantos colegas profesores si profesores, que aun con sus titulos NO POSEEN MADERA DE PROFESOR Y SON PESIMOS EJEMPLOS A SEGUIR? recuerdo que en mi paso por la educacion media tenia 2 profesores de fisica y matematicas, una era profesora si profesora, y el otro era ingeniero pesquero... increiblemente el ingeniero pesquero me enseño MIL VECES MEJOR las matematicas y la fisica que la profesora, pues ella no poseía metodo pedagogico pese a tener titulo de profe, mientras que el ingeniero pesquero, enseñaba con el corazon, y con el amor a las ciencias abstractas que solo el posee, hasta el dia de hoy, los alumnos que han pasado por sus clases prefieren molestar al ingeniero antes que preguntarle a la profesora porque ella es poco paciente y dedicada...

conclusion: me parece bien la nueva ley, sin embargo, no me parece que el que sea no profesor y ocupe un espacio que un si profesor puede ocupar por derecho propio no posea otro titulo de educacion superior ojala de 10 semestres como los estudiantes de pedagogia, por ultimo para trabajar de igual a igual en terminos de preparacion, pero no que cualquiera que haya aprendido de manera empirica un contenido x venga y enseñe, pues si se busca mejorar la calidad de la educacion, el contratar gente sin estudios superiopres solo va a empeorar las cosas.


franchesca lopez
promocion 2008 pedagogía en inglés
UPLA.

magíster dijo...

Quiero solamente referirme al hecho y no al contexto.
Ciertamente con título o sin él un buen profesor debe ser un Maestro o en vías de serlo y para ello debe tener, primero que todo, vocación.
Hay muchos docentes con título y fallan por su real compromiso con la pedagogía y hay quienes sin título pero con muchos conocimientos sobre un contenido, los profesionales de este cuento, tienen la intención pedagógica, pero claramente ello no basta.
Nuestro Maestro Calderón nos expresa: ¡Claro! Una cosa es “enseñar” y otra, “ayudar a aprender”. Ese es el mejor ejemplo y lo confirmo con una vivencia. Años atrás me correspondió capacitar a unos docentes quienes, como parte de un proyecto, debían hacer un curso de medios audiovisuales. En primera instancia se contrató a un profesional de televisión que sabía mucho pero, a pesar de que el nivel era de docentes, fracasó su incursión pues como especialista sin preceptos pedagógicos solamente se dedicó a enseñar (no tenía tampoco obra educativa de su propia experiencia que se relacionara con los contenidos y objetivos del curso). Entonces apareció este profesor con humildes y significativos conocimientos sobre el área que permitió un real aprendizaje y motivación en los docentes.
Si proyectamos esto con alumnos más pequeños nos encontraremos con numerosas situaciones conocidas que terminan en lo mismo: fracasos en los aprendizajes.
Si hay necesidad país, bien por las determinaciones políticas que se tomen pero debe alguien hacerse cargo de las exigencias del orden pedagógico, de lo contrario no habría ninguna diferencia entre esa calidad docente y lo que podría aprender un estudiante en Internet.
El ser Maestro es más que vocación, es un camino cimentado sobre las columnas de la pedagogía y para ello hay que estudiar y perfeccionarse en forma continua.

Eduardo González P.

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Patricio Calderón dijo...

Quisiera agradecer a las 10 personas que ya han comentado acerca de este tema. Valoro mucho sus contribuciones al debate. Sigo aprendiendo mucho de ustedes, no sólo en el plano cognitivo, sino en lo actitudinal, en los sentimientos y emociones, que nos ayudan a recordar que somos seres humanos.
He recibido algunos mails de personas que han tenido problemas para "postear". Por lo tanto, como una manera de no quedar fuera del debate, "pego" las ideas expresadas recientemente por la Profesora Cecilia Contreras Domínguez de San Fernando.
"Patricio, no pude subir el mensaje, tuve que reducirlo al máximo y ni aún así resultó, te lo envío para que intentes su salida " Algo más sobre quienes son "Sí Profesores", deben trabajar con el llamado currículum oculto.Actualmente, no puede pasar por alto. Se debe asimilar como líder transformacional, vivenciando lo sutil y, brindando estas posibilidades a otros con carisma. Estas habilidades no van de la mano con el sistema político-económico percibido detrás del habilitar como profesores a quienes no son profesores.Estas personas van a colaborar con el desarrollo de obra de mano calificada; hipotéticamente se podría añadir que su eficacia puede potenciar desequilibrio si el énfasis está en las competencias de desempeño y no en las personas íntegras".

Anónimo dijo...

Me parece que en el pasado, la dotación para poder estudiar era escasa, debido a los tiempos que se vivían antiguamente (digo esto porque para mis padres fue difícil completar sus estudios). Dado a la posibilidad de algunos de poder estudiar llevaba a un enriquecimiento mental enorme, es decir, la educación que les llegaba era RICA en contenidos de letras y números, para ellos era fácil enseñar puesto que lo entendían, quizá a la perfección... por eso a ellos les parecía fácil. Y concordando con usted... ¡gracias por hacerlo!... gracias por enseñar, he ahí la base de nuestra generación de estudiantes.

Mientras esté el conocimiento de alguna cosa, nunca faltara quien nos pueda enseñar algo, no necesariamente una persona con mucho conocimiento en letras y números sino que también personas cultas de vivencias. Claro que todo eso en el modo en que uno quiera enseñar, aquello debemos buscar complementarlo, hay que enseñar cabalmente, es decir, complementar el conocimiento con la vocación de EDUCAR.

Para llevar lo anterior a la perfección siempre menciono que todo se debe complementar, se debe poner todo en juego, para mi, esto lo enfoco en vista de los alumnos en: el QUERER APRENDER y para el profesor cae la responsabilidad en el hecho de tener VOCACIÓN PARA ENSEÑAR o bien EDUCAR. Teniendo esto en consideración complementaríamos años y años de buena educación y eternidad en sabiduría.

Hoy en día veo en la televisión tanta vulnerabilidad para un niño y tanta inconsecuencia... vivimos, NO POR NUESTRO COMPORTAMIENTO, sino que vivimos envueltos sin querer en tanta INCONSECUENCIA, unos hablan de que la educación de calidad es un derecho para todos, pero hay muchos que no pueden gozar de ese derecho. Y los mas inconsecuentes son los que dicen que quieren cambiar la educación para un bienestar nacional, sin entrar en política, cosa que nunca hago, trato de entender quien es el 'estúpido' que pensó que un ingeniero puede hacer clases, que puede suplantar a un profesor, he ahí la gente que dice "que fácil es enseñar" pero no lo es así, en el MINEDUC puedo ver como salen los payasos pintados de color "terno" y los ojos pintados de color "billete", una entidad de ese calibre no puede estar diciendo calaña idiotez de que una persona con basta vocación pueda ir a hacer lo que un EDUCADOR sabe hacer. Ellos hablan de consecuencia pero no lo es así, sin entrar en política, me defraudan cada vez mas quienes del gobierno otorgan estos puestos a inútiles. Sin desmerecer la profesión de un científico, pero cada uno a lo que sabe hacer mejor.

Me parece inconcebible tamañas decisiones de los altos cargos del país... y más aun me parece deplorable que una entidad como la de un colegio acepte eso, entonces ¿PARA QUE SE CONFORMA EL COLEGIO?

Para enseñar se necesita un 'Si Profesor', alguien con la vocación y de manera incondicional de educar, con la mesura para hacerlo, con la pasión y el fanatismo de hacerlo, de una persona que de la vida para que el prójimo se cultive en cultura...vivimos en un continente LLENO de cultura, hay que aprovecharlo, así como todos debemos aprovechar a concho lo que es ser un EDUCADOR de sangre y de corazón, quién sepa escuchar, otorgar confianza y los mejor de todo el llenarnos de sabiduría.

Debemos actuar en contra de quien nos quite el lugar de EDUCAR... bueno en realidad un 'No Profesor' no goza de las estrategias de enseñanza...debemos NO volver a los tiempos de los moralistas... si esto se concreta iremos en decadencia en la educación y yo NO quiero que mis hijos ni los futuros alumnos de Chile no gocen de la CALIDAD de un BUEN EDUCADOR.


Sebastián P. Jara Báez
Pedagogía en Matemática y Computación, 1er año.

denise cabrera e. dijo...

Con respecto a este tema me llamo mucho la atención porque un profesor en mi clase saco precisamente esto, en el curso algunos comenzaron a dar sus puntos de vista, pero al final se genero una discusión.
Algunos de mis compañeros decían:

• Que habían tomado esta medida para darles más posibilidades de trabajos a los ingenieros y evitar la cesantía.
• Otros decían que no servia de nada seguir estudiando una pedagogía si iban a preferir a un ingeniero en química que a un profesor de química.
• Y otros decían que alo mejor era para que los profesores mejoraran sus mallas según la pedagogía.
• El profesor nos explico que se había tomado esta medida para el futuro, como la enseñanza básica van hacer menos años y luego como desde séptimo se considerara enseñanza media iban a necesitar a mas personas especializadas que supieran los contenidos.

A mi parecer no estoy de acuerdo con esto, yo he tenido profesores que no son profesores y definitivamente no saben enseñar, dominan muy bien la materia de eso nada que decir, pero no saben tratar a los alumnos cero comunicación. Si quieren enseñar deberían mínimo exigirles estudiar unos años de educación y aprendizaje, así los alumnos no tendríamos que soportar al profe que habla mirando siempre a la pizarra y que no le importa si entendiste lo importante es que paso la materia.




Pedadogía en quimica y ciencias
promoción 2008

Geannella dijo...

Si desde hace algunos años, el prestigio de la labor docente se ha ido perdiendo, ahora y en virtud del Art 46 de la Ley General de la Educación, este ha sido lapidado.
Profesionales con al menos 8 semestres universitarios, podrán desempeñarse como profesionales de la Educación sin mayores dificultades. Solo basta un mera aprobación del ministerio y ya. Pero si el ministerio de Educación, se ha visto en la obligación de permitir el ingreso de estos profesionales al sistema educativo, es a raíz de la escasez de profesionales docentes. Muchos mitos se han formado acerca de la Docencia, como profesión, algunos como; Que estudiarlo es sencillo, que no requiere mucho puntaje, que es para gente que no tuvo buenos resultados en la prueba, que es una profesión limitante entre otras.

Con mucho tener, he llegado a aceptar que más de alguna de esas especulaciones sean verdaderas. Nos hemos preguntando con sinceridad, ¿Que clase de personas optan por estudiar Pedagogía? ¿Cuales son sus intereses? ¿Cuales son sus valores? Y por ultimo, la más importante de todas para mi gusto, ¿Tiene vocación?

En mas de alguna ocasión, me he planteado a mi misma, la necesidad de reformar las formas de ingresos a las distintas casas de estudios. En otras palabras, creo que el ingreso a una carrera como Pedagogía, debería basarse en criterios más amplios que el resultado de una prueba. De lo contrario, estaremos muy lejos de fomentar un buen desarrollo doncente.

Raúl Freire Ruiz dijo...

El año pasado y este año hemos visto una gran cantidad de movilizaciones por parte del colegio de profesores y algunas otras agrupaciones de profesores, el eje central que los moviliza es el artículo 46, letra g, de la LGE, el cual faculta a impartir clases, a profesionales los cuales no cuentan con una formación pedagógica.
Pero hay algo aún mas preocupante que este articulo, es el bajo interés de los estudiantes de pedagogía por este tema. El déficit de interés responde a la poca proyección existente en los estudiantes de pedagogía hoy en día, ya que todos sabemos que la educación debería responder a un proyecto país, y a la construcción de profesionales competentes con el sistema educacional.
¿ pero de que sistema educacional estamos hablando?. El de hoy, que responde a las exigencias del sistema capitalista imperante y a la mercantilización de la educación, donde se perpetúan las brechas sociales mediante la educación. Gran ejemplo de esto son los colegios técnicos los cuales capacitan a la mano de obra calificada, pero pagada un bajo consto dentro del mercado laboral.

La educación tiene que ser integradora, libertaria ( educacar en pro de la libertad) y apuntada a la generación de valores humanos, como la fraternidad, la solidaridad, el respeto, etc.

Tampoco podemos negar que educar es un acto político ejemplo de esto es que el gobierno de turno impone su proyecto educativo, el cual responde así mismo al proyecto político.

Así es nuestra educación responde al modelo que hoy impera, donde pasamos a ser consumidores mas de un servicio, donde no importa como se educa si no el precio que cuesta nuestra educación.

Nosotros como futuros pedagogos tenemos que tener claro, que podemos ser trasformadores de esta sociedad, apuntando a la justicia social, a la horizontalidad dentro de todos los espacios, donde el dinero no sea la base, sino que nos sustentemos en los valores humanos y sobre todo en el amor.






Visiten:http://tallerdeninosplacilla.blogspot.com/

DANIELA GALAZ ROJAS dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
DANIELA GALAZ ROJAS dijo...

En este año en el cual, he tenido que darme cuenta de tantas cosas y sucesos que nunca creí ver ni menos conocer, ahora las reconozco como lo fue el hecho de entrar en la universidad, tener que analizar todo lo que me enseñan y por supuesto en sus clases aun mas. Por otro lado, una cosa que me importa es el tema de “Profesores NO profesores versus Profesores SI profesores”, ya que se a cuestionado ahora mucho por el articulo 46 de la Ley General de Educación que de alguna manera niega el valor de la pedagogía , dando un”espacio” a profesionales de diversas áreas enseñes y que puedan hacer clases , esto ha despertado una sensibilidad enorme. Mas aún, la Pedagogía es una disciplina muy compleja que no debe ser lo mejor ni para los docentes ni a los futuros educadores.

Si se permite esta Ley lamentablemente los alumnos van a perder de una educación privilegiada por una que no sabe como tratar a sus estudiantes como lo enseñan en Pedagogía. No tienen ni idea de lo que van hacer, sin embargo quieren “enseñar”.

Pero, recuerdo que usted menciona que todos enseñamos de una u otra forma y la enseñanza es “ayudara aprender”, y los pedagogos nos enseñan no solo “sus materias”, sino que valores, ideas, sentimientos, anécdotas, actitudes, experiencias, y muchas mas cosas.

¿y como enseñar sin saber lo que puede pasar en la mente de los alumnos? Solo los pedagogos saben que piensan sus alumnos, que sienten, que necesitan , como se les trata, son cosas que a nosotros nos pasan ahora y vamos a manejar.

Si se aceptan esta Ley mencionada ¿para que serviría la Psicología Educacional, el Desarrollo Personal u otra cosa?….la verdad tengo tantas dudas que sinceramente me fortalecen para demostrar de alguna manera que nuestra profesión es digna de ser valorada y que nosotros vamos a saber lo que los NO profesores no conocerán que no los necesitaran porque a mi parecer y que viví fue el hecho de que los profesionales No profesores son cuadrados y no saben tratar a sus alumnos como lo hicieron los Educadores.

Uno ama su profesión por lo tanto, ¿por que quitar algo que es parte de uno y se la van a dejar a otros profesionales que no eligieron Pedagogía, ya que le gusta otra carrera?.

Jose Matias Robles Ayala/ Pedagogia en Matematica y Computacion dijo...

Al leer el articulo me recordo la antigua Grecia donde aquellas personas que poseian una vida con mas vivencia eran los que enseñaban, es decir ellos trasmitian el aprendisaje segun lo que ellos habian en lo largo de su vida, en otra palabras solamente utilizaban un solo punto de vista durante el proseso dejando de lado multiples opcienes con las que se puede aplicar el aprendisaje esto mismo reducia en las posibilidades de algunos alumnos de entender lo que se esta explicando, ya que la forma en la cual se enseña no es compatible con el estudiantes, entonces se puede decir los problemas que possen algunos estudiantes en la actualidad, no es correcto decir que tiene menos capacidad que los otros si no radica en la forma mas adecuada en la que se le puede enseñar ya que este pude ser ordenado, disiplinado, estudioso, buena disposicion, pero esto no sirve de nada si no entiende lo que esta enseñando el profesor y en esto radica la funcion del pedagogo, que lo nonbrado anteriormente no suceda funcion del pedagogo, por lo se puede establecer una diferencia entre no profesores y si profesores la cual es la siguiente:el no profesor se guia con el esteriotipo que el asimilo durante proseso de formacion del docente, es decir solo tiene una forma de enseñar ni mas ni menos, en cambio el si profesor es el que maneja diversas forma con las cuales se pueda educar, para asi tener la certeza que la mayoria de los alumnos de un grupo asimilen lo que se le esta enseñando, entonces podemos definir a los no profesores como a una persona que posee conocimiento de alguna rama especifica y el si profesor es el pedagogo aquel que posee en conocimiento y tambien las variables estructuras por las cuales se puede enseñar por lo que la presunta ¿como se hace para que los aprendan? es una pregunta que solo puede responder un pedagogo.

Jose Mena dijo...

Y es que los profesionales pueden enseñar sobre su oficio, pero no creo que estén aptos para permanecer en un aula parados en frente de un sin numero de estudiantes. Quizás tenga toda la disposición de estar allí, no descartando su incentivo el cual puede ser muchas veces la remuneración financiera. Pero si no esta preparado y listo para enfrentarse a la ignorancia posiblemente sus alumnos no manejarán el la aplicación del contenido.
Y es por esto que no es posible que un ingeniero este haciendo clases mientras no maneje la disciplina que conlleva el educar.

Creo que hasta los mismos pedagogos se les hace difícil enseñar y educar. Y si realmente te dedicas habrá varias cosas que tendrán que adoptar, como compromiso a su vocación.

JOSÉ ANTONIO MENA GUAJARDO
1º AÑO PED EN QUIMICA

Anónimo dijo...

antonio galleguillos


creo que muchos de los profesionales han olvidado que estan tratando con personas que tienen vida y problemas no solo personales sino familiares que conyeban a otros problemas que pueden afectar el aprendizaje.

Anónimo dijo...

antonio galleguillos 1er año pedagogia en quimica

Eduards cabrera, ped en matemáticas y compuación dijo...

Profesores, e visto profesores no profesores que han logrado motivarme a aprender la materia X con tal maestría, que se podría decir que nacieron para enseñar, pero todos sabemos que este ejemplo puede ser uno en un millón, no solo sabiendo una materia uno automáticamente esta capacitado para enseñarla, tras el enseñar esta una compleja gama de factores que pueden hacer que un alumno logre obtener los conocimientos para que pueda a aplicar y entenderla materia, como solo al cambiar una palabra por un sinónimo puede generar una confusión a un alumno cualquiera, no desmerezco a los profesionales que trabajan con matemáticas, pero uno como futuro pedagogo debe saber que uno pasara materias que solo se imparten para crear conciencia que nosotros vamos a enseñar, no solo a aplicar lo que nos enseña, (como comentario personal, tengo que recalcar la labor de la profesora Patricia Valdés de pedagogía en matemáticas y computación, que siempre nos insistió en esto, o es lo que entendí “es importante la materia pero más importante es saber enseñarla”) yo he observado casos de ingenieros, carpinteros, etc. que logran obtener resultados de sistemas ecuaciones muy rápido, pero muchas veces son formas o métodos que solo sirven en ciertos casos y muchas veces solo les resulta a ellos, calcular por solo calcular no es el sentido de la educación, especialmente con carreras pedagógicas

Jose Robles Pedagogia en Matematica 2 dijo...

Al leer el articulo me recordó la antigua Grecia donde aquellas personas que poseían una vida con mas vivencia eran los que enseñaban, es decir ellos trasmitían el aprendizaje según lo que ellos habían en lo largo de su vida, en otra palabras solamente utilizaban un solo punto de vista durante el proceso dejando de lado múltiples opciones con las que se puede aplicar el aprendizaje esto mismo reducía en las posibilidades de algunos alumnos de entender lo que se esta explicando, ya que de alguna forma con la que se enseñaba se encontaban con las circuntancia que el metoto no es compatible con el estudiantes. Entonces se puede decir los problemas que poseen algunos estudiantes en la actualidad, no es correcto decir que tiene menos capacidad que los otros si no radica en la forma mas adecuada en la que se le puede enseñar ya que este pude ser ordenado, disciplinado, estudioso, buena disposición, pero esto no sirve de nada si no entiende lo que esta enseñando el profesor y en esto radica la función del pedagogo, que lo nombrado anteriormente no suceda función del pedagogo, por lo se puede establecer una diferencia entre no profesores y si profesores la cual es la siguiente: el no profesor se guía con el esteriotipo que el asimilo durante proceso de formación del docente, es decir solo tiene una forma de enseñar ni mas ni menos, en cambio el si profesor es el que maneja diversas forma con las cuales se pueda educar, para así tener la certeza que la mayoría de los alumnos de un grupo asimilen lo que se le esta enseñando, entonces podemos definir a los no profesores como a una persona que posee conocimiento de alguna rama especifica y el si profesor es el pedagogo aquel que posee en conocimiento y también las variables estructuras por las cuales se puede enseñar por lo que la presunta ¿como se hace para que los aprendan? es una pregunta que solo puede responder un pedagogo.

Anónimo dijo...

Relatividad de Enfoques en la Problemática Educacional
Por Daniel Leiton

Albert Einstein publicó la Teoría de la Relatividad General el año 1915, teoría que sería la base de la Física Cuántica y por consiguiente del descubrimiento de nuevas ciencias a través de los años y en la cual muchos científicos de la época no entendieron su contenido y por esta razón, quizás, Einstein no recibió el Premio Nobel de Física por aquella publicación. Su postulado era simple “dos observadores que se mueven relativamente uno al lado de otro con una gran velocidad, del orden de la luz, a menudo obtendrán diferentes intervalos de tiempo-espacio para describir las mismas series de eventos de un mismo fenómeno” lo cual en términos aún más simples podría traducirse como “todo es relativo”. Casi cien años más tarde esta misma incomprensión de algo tan importante, innovador, necesario y fundamental para el desarrollo de la ciencia y la vida se manifiesta en nuestra sociedad.
Los políticos han aprobado una ley que para muchos es controversial y para otros necesaria y efectiva, perspectivas totalmente contradictorias y opuestas que han desarrollado un debate importante en la ciudadanía y profesionales de la educación. En el Artículo 46, letra g, de la LEGE, se sostiene que, “se entenderá por docente idóneo al que cuente con… un título profesional o licenciatura de al menos 8 semestres en un área afín a la especialidad que imparta”, proposición que es rechazada por el Colegio de Profesores y estudiantes de pedagogía.
Existen muchos argumentos por parte de los profesores y futuros docentes en contra de este enunciado, y muchos otros a favor, mas todos en su perspectiva están, al igual que uno de los observadores de Einstein, en correcto cálculo, sin embargo: ¿podremos decir hoy que “todo es relativo”?
Voy a defender la idea de que los profesionales sí pueden dar clases en las aulas de colegios de enseñanza media, independientemente de mi opinión que la daré a conocer al término de este comentario.
Bien sabemos que los profesores de cátedra de las Universidades, tanto estatales como privadas, no todos cuentan con preparación pedagógica, como ejemplo (por experiencia propia) voy a describir la carrera de Ingeniería de la Universidad de Chile: la gran mayoría de profesores de cálculo, física, álgebra, química, y otras asignaturas afines son ingenieros y no pedagogos, sin embargo esta casa de estudios tiene el prestigio de haber formado los mejores ingenieros egresados en nuestro país. Por consiguiente es válido preguntarse ¿un ingeniero, según las Universidades, es el mejor docente para ingenieros, pero, según los profesores, no el más indicado para alumnos de enseñanza media?
En un extracto del texto publicado por el profesor Patricio Calderón dice: “¿Cómo entenderán ‘los profesores no profesores’ lo que es el “saber pedagógico”? ¿Cómo podrán estar en un aula llena de alumnos sin conocer la psicología educacional? ¿Cómo irán a aprender en la práctica misma la manera de aplicar principios de la educación confluente en que objetivos de su contenido confluyen hacia los objetivos fundamentales transversales, con los cuales se ha iniciado el proceso educativo?”. Quizás las respuestas a estas interrogantes son obvias, pero es menester contra-preguntar: ¿es correcto afirmar que un alumno de cuarto medio tiene un distinto perfil de alumno que un alumno de primer año de Universidad? ¿Es consecuente decir entonces que un profesor de matemáticas que egresa de la Universidad con un promedio 5 es más apto que un ingeniero que egresa con excelencia académica? ¿Podríamos aseverar que un alumno de pedagogía en química, que aprobó todos los ramos de educación con un 4 y en su especialidad todos aprobados por sobre el 6 tiene mejores herramientas que un licenciado en química?
En el discurso de un alumno de pedagogía publicado en internet pregunta al círculo político “¿Quieren ver ingenieros en la sala de clases? Reconozco que los ingenieros son expertos en el área de de las matemáticas y otras ciencias. Pero su ignorancia en pedagogía podría perjudicar seriamente el desempeño de los alumnos. Esta situación ya se ha constatado con el caso de unos niños que no le entendían absolutamente nada a un ingeniero que hacia clases en un colegio de Viña del Mar. ¿Error de cálculo? mmm
Mis preguntas a los políticos que quieren aprobar esta ley:
¿Qué (o cuánto) saben otros profesionales de psicología educacional?
¿Qué conocen ellos de evaluación educativa y de la metodología que se debe seguir en la enseñanza?
¿Saben siquiera planificar una clase estructurada?
¿Cómo quieren que la educación mejore si con estas decisiones estropean aún más la lamentable situación educativa del país?
Por lo menos deberían exigirles que hicieran un curso de dos años en educación para ejercer la profesión. ¡Por lo menos!”, fue al leer este comentario que me hice la siguiente pregunta: si los alumnos de pedagogía al egresar saben preparar correctamente una clase, conocen tanto de sicología educacional, dominan en su totalidad la evaluación educativa y metodologías ¿por qué en las Universidades exigen a los profesores tener a lo menos un postgrado y tener publicaciones periódicas, más que “por lo menos un curso de pedagogía”? ¿Por qué entonces los profesores de enseñanza media han sido tan mal evaluados en las últimas pruebas? ¿Por qué existen profesores que “compran” los videos de sus clases en los que serán evaluados? ¿Cómo, de igual forma, existen alumnos de bajo rendimiento y que igualmente no aprenden? En cierta manera podemos encontrar las respuestas a cada una de las interrogantes, pero “todo es relativo”. Sabemos que bajo el alelo del Marco de la Buena Enseñanza, los resultados del proceso enseñanza-aprendizaje depende tanto del pedagogo como del alumno, por consiguiente me restrinjo a responder a algunas preguntas señaladas.
El bajo rendimiento de los alumnos dependen de diversos factores tanto propios (como la insatisfacción de sus Necesidades Básicas, desmotivación, ausencia de estrategias de aprendizaje…) como externos (Carencia del dominio de los contenidos por parte del profesor, ausencia de estrategias de enseñanza, falta de vocación, limitaciones estructurales, currículos erróneos, falta de tecnologías…), por lo tanto no podemos decir a ciencia cierta que un profesional no pedagogo no está capacitado para dar una clase, pero sí podemos afirmar que no será un profesional de nuestra profesión, es decir, seguirá siendo un “profesor no profesor”
En conclusión, creo que los que postularon esta idea quizás fueron promovidos por las estadísticas de las evaluaciones docentes, pues si un profesor es reprobado en estas pruebas (o es aprobado pero no es un buen profesor, y seamos realistas, no todos los pedagogos titulados son “profesores sí profesores”) no tiene las herramientas, ni aptitudes o competencias para desarrollar una clase. Ante este déficit de calidad debiera existir la posibilidad de que otros profesionales intervengan positivamente en este escenario.
Además es sabido que en nuestro país no egresan muchos profesores de las especialidades de Física, Química o Matemáticas, por lo cual la cláusula podría estar apoyando el déficit de profesores en esta área.
El principio de Covariancia de Einstein postula que ‘estas diferencias’ en la observación de un mismo suceso responden a las mismas ecuaciones (relaciones), por lo tanto se rigen bajo las mismas leyes, así también se cumple este principio en nuestro dilema, pues independiente de si está bien o no que profesionales no pedagogos dicten clases, reconocemos el problema central: la falta de buenos profesores en el sistema educativo (tanto en calidad como en cantidad) condicionan de alguna forma que la educación no sea óptima. Por consiguiente independientemente del tópico que analicemos con respecto a la problemática educacional (derechos, factores, fines…) existirán diversas perspectivas y opiniones, y respondiendo a este principio de Covariancia, debemos comprender que cada una de estas perspectivas “son regidas por las mismas leyes” y de esta forma encontrar soluciones y consenso en nuestros puntos de vista.
Ahora personalmente creo que la solución a este problema no es necesariamente permitir que otros profesionales especialistas en su área, pero carentes de formación pedagógica, tengan el acceso a las aulas, sino más bien que se mejore la calidad de ingreso y egreso de las carreras pedagógicas, que se incrementen los incentivos para profesores, que las evaluaciones docentes sean periódicas y trascendentales, que existan más cursos pedagógicos en las mallas de estas carreras, que se mejore la fiscalización docente, que a los profesores titulados se les exijan competencias y habilidades que hoy no se exigen, ¡movilicémonos!, luchemos por un ideal con fundamento, no demos tanta importancia al problema, sino más bien enfoquémonos en las soluciones, y de esta forma que los profesores titulados no sean sólo “profesores sí profesores” sino más bien “Profesores Verdaderamente Sí Profesores”.
“La vida es muy peligrosa. No por las personas que hacen el mal, sino por las que se sientan a ver lo que pasa” Albert Einstein
Reacción frente al tema “Profesores no profesores versus profesores sí profesores”
Bibliografía
•http://es.wikipedia.org/wiki/Albert_Einstein
•www.colegiodeprofesores.cl
•http://es.wikipedia.org/wiki/Teor%C3%ADa_de_la_Relatividad
•http://www.reclamos.cl/reclamo/2009/mar/ley_general_de_educaci_n_art_46_letra_g_ley_general_de_educaci_n
•www.patcalde.blogspot.com
•www.proverbia.net/citasautor.asp?autor=327&page=1

Anónimo dijo...

Realmente estamos debatiendo sobre esto??, es porsible que un médico o un ingeniero que podrian ganar por sobre los 2 millones facilmente van a quitarnos la pega a nosotros que aspiramos a ganar cerca de 600 mil pesos? .. io creo que son casos puntuales los profesionales que darian clases en los colegios....

nicolas muñoz/pedagogia en matematicas dijo...

Me parece que está muy bien lo que se dice en el texto ya que no todas las personas van a tener el talento, las ganas, la perseverancia y esa pación para poder verdaderamente enseñarle a los demás. Además que si eso fuera posible que cualquier sujeto pudiera enseñar entonces cualquiera podría hacer cualquier cosa, por ejemplo el que sabe biología podría hacer de médico, el que sabe de matemática podría hacer de ingeniero, etcétera. Asique si otros pueden hacer de “profesores” ¿por qué no pasa lo mismo en otras áreas?, ¿cuándo la gente va a dejar de subestimar la pedagogía? Espero que tomen conciencia y que se den cuenta de que no todos pueden ser profesores.

Anónimo dijo...

Creo que esa ley no ayuda en nada a la educación en Chile, porque no cualquiera puede ser un profesor ya que no es solo pararse frente a un curso y pasar contenidos creo que eso si cualquiera lo hace dominando los contenidos pero ser un profesor va mas allá, mi motivación es ser profesora porque tengo que sueño en que puedo aportar un granito de arena a que la educación en chile mejore, quiero ser un profesora que motive a sus alumnos a aprender mas allá del ramo que enseñe y ahí esta la diferencia de quien elige esta profesión porque le gusta ante uno que solo la haga porque al ley lo permite.
Como el mismo ejemplo que puso de la señora que solo había aprendido ingles por cruceros y que no trataba bien a los alumnos y de hecho no manejaba el idioma bien, el hecho de que no trate bien a sus alumnos es porque la motivación de ella no es enseñar o que el alumno aprenda gratamente en sus clases sino ella cumple solo con pasar contenidos y eso no es un profesor de verdad.


Mayra Jofré Pedagogía en Matemática y Computación

Anónimo dijo...

antonio galleguillos pedagogia en quimica


bueno profe , el enzeñar no solo es pasar materia, sino que tambien es saber como enzeñar la materia y como tratar a los alumnos, los cuales son personas que aun estan aprendiendo cosas de la vida y comportamiento, ademas de controlar sus impulsos(en el caso de colegiales),eso es algo que muchos olvidan , que tratan con personasen mi colegio nos paso algo, teniamos un profesor de biologia que sabia mucho pero no sabia tratar con los alumnos, no los escuchaba ni los entendia, ademas que cuando uno se le acercaba el se iba y si hablabamos con el en clase nos dejaba hablando solos y no nos hacia caso.
Resulto que el profesor habia estudiado odontologia y por el golpe de estado no pudo terminar su carrera asi que termino la carrera en biologia sin haberla comenzado desde un principio no aprendio las tecnicas de enzeñanza, eso explica el por que eran tan fomes sus clasesy nunca eran interactivas.

Katerinca Iturrieta G. dijo...

Para mi y creo que para muchos es difícil entender que la educación que se nos entrega en liceos o colegios esta siendo tan desvalorizada, son nuestros hijos y hermanos e incluso nosotros las victimas de este sistema que para nadie debiese ser indiferente.
No basta tener contenidos y tiza, con que ETICA se para un ingeniero en electricidad a enseñar matemática frente a un alumnado de 1º año de enseñanza media (y lo menciono por experiencia cercana) sin siquiera saber que es una estrategia de aprendizaje, ni menos tiene esa cercanía necesaria para enseñar.
Ser pedagogo es mucho mas que pagar 5,6 o hasta 7 años de universidad (y todo lo que eso implica) es vocación, es tener ganas de enseñar, es imaginación, es cercanía al vulnerable, en muchos casos una figura amigable y paternal.
Quizás para muchos la educaron sea solo $$$$$$$$ (dinero) pero para mi el propósito esta claro la educación es nuestra principal arma y un tesoro que no nos pueden arrebatar, mas allá de enseñar Química, hay valores y principios que no podemos olvidar.

Katerinca Iturrieta G.
Ped. en Química y Ciencias
1º año 2009

Fernando valenzuela dijo...

Tal cual dice el profesor en el documento una cosa es “enseñar” y otra cosa muy diferente es “ayudar a aprender”, ya que la función principal de un pedagogo es ayudar al alumno a aprender y no solamente pasar y pasar materia que es como se piensa que es la función de un profesor.
Un “profesor si profesor”, como lo denomino correctamente al profesor, tendrá la facultad y la capacidad de peder tener distintos métodos, distintas maneras de pasar una materia de tal manera que todos, o la gran mayoría, de los alumnos puedan entender y aprender la materia que se le esta pasando, ya que a este profesional de la educación se le a entregado las herramientas necesaria para que pueda enseñar en todas las situaciones de enseñanza en las que se le ponga.
En cambio un “profesor no profesor” no tendrá las herramientas necesarias para poder enseñar a todo tipo de niños, a niños que tienen una manera diferente de aprender la materia y que necesita el apoyo de un profesional de la educación para que este pueda ayudarlo en su aprendizaje.
Ahora me pregunto que pasara con un “profesor no profesor” cuando en la sala de clase le toque estar con un curso que no entiende la manera que el esta pasando la materia, en verdad ¿será capaz de adaptarse a otra manera de enseñar si nadie le a enseñado métodos de enseñanza?, ¿podrá encontrar de la nada una nueva manera de pasar materia para que el curso le pueda entender?, yo sinceramente creo .que sin la ayuda necesaria y sin pasar por los años de enseñanza que realmente se necesita, es casi imposible. Pero no lo es así para un “profesor si profesor”, ya que este si viene con las “herramientas” o por lo menos ya le han enseñado técnicas de enseñanza para que este se pueda ayudar y cambiar el método para que los alumnos tengan un aprendizaje mas significativo.
También lo que se me viene a la mente con este articulo es que si se quiere ayudar realmente a la educación y sacar del estado en la que se encuentra para poder surgir como país, ya que la educación es a base del desarrollo, como pueden poner a sus hijos en manos de unas personas que no están totalmente capacitadas para enseñar de la manera correcta.
Y entonces si están poniendo a cualquier persona que sepa matemáticas, o en este caso ingenieros, como profesores, ¿será lo mismo que profesores fueran a hacer el trabajo que les corresponde a ellos?, yo creo que la repuesta es bien obvia.

ped.matematicas y computacion.
2009.

Anónimo dijo...

Hace tiempo que se trata de mejorar la educacion en Chile pero, esta ley ¿nos ayudara en algo?
No creo, ya que la calidad que entrega un verdadero pedagogo no es la misma que la que entrega un profesor no profesor por el hecho de como se entrega la información al estudiante, ya que aunque algunos puedan manejarse de maravilla sobre algun tema y hablarlo a sus alumnos, no necesariamente saben la forma
de explicarla como para que éstos la aprendan.
Además hay una gran diferencia con respecto al tiempo dedicado a la enseñanza, ya que nosotros los futuros profesores estamos ligados a las clases sobre la pedagogia y la sicologia educacional asi como al constante contacto con los metodos de enseñanza, cosas que veremos todos los años de nuestra carrera. En cambio los profesores no profesores solo verán en un corto periodo, cosa que da una amplia ventaja a los profesores si
profesores.
Por mi parte espero que esta ley vuelva a ser discutida y se den cuenta que en vez de mejorar la educación, la están despreciando; ademas de molestarme bastante ya que acabo de cambiarme de una ingeniería a una pedagogía por mi deseo de querer enseñar, prepararme y perfeccionarme para que mis alumnos les sea fácil aprender, y que me salgan con esta ley, me parece injusto.

Daniela Henríquez A.
Pedagogía en Matemáticas y Computación.

Anónimo dijo...

Considero que es inconcebible todo eso de que “profesores no profesores” como los nombro en el articulo, tengan la posibilidad, o mas bien que la sociedad les da la posibilidad de entrar a una sala de clases con la finalidad de cumplir la misma labor de un “profesor SI profesor”.
Talvez hay muchas personas que por ignorancia o mas bien inconciencia no saben la valiosa labor que realiza un profesor, y que va mas halla de saber sobre alguna materia determinada y pararse frente a un grupo de personas y comenzar a hablar.
El que personas “incapacitadas” se comiencen a desempeñar como “profesores” va en desmedro de la educación de nuestro país. Que ya bastante se ha visto deteriorada. Y por supuesto que afecta directamente a los estudiantes, ya que son ellos quienes no reciben las herramientas necesarias ni tampoco de la manera correcta.

Anónimo dijo...

Considero que es inconcebible todo eso de que “profesores no profesores” como los nombro en el articulo, tengan la posibilidad, o mas bien que la sociedad les da la posibilidad de entrar a una sala de clases con la finalidad de cumplir la misma labor de un “profesor SI profesor”.
Talvez hay muchas personas que por ignorancia o mas bien inconciencia no saben la valiosa labor que realiza un profesor, y que va mas halla de saber sobre alguna materia determinada y pararse frente a un grupo de personas y comenzar a hablar.
El que personas “incapacitadas” se comiencen a desempeñar como “profesores” va en desmedro de la educación de nuestro país. Que ya bastante se ha visto deteriorada. Y por supuesto que afecta directamente a los estudiantes, ya que son ellos quienes no reciben las herramientas necesarias ni tampoco de la manera correcta.


Carolina Pacheco Loyola
Ped. en Matematica y Computacion

victor cartagena dijo...

Frente a este artículo, concuerdo con lo enunciado, ya que no solo se debe explicar los contenidos que se están tratando en clases, ya que se debe saber cómo explicarlos. En mi opinión definiría el enunciado como “Exponentes de contenidos versus educadores”, ya que en el caso de quienes nos formamos para educar, tenemos claro de que nos enfrentaremos en un aula con jóvenes, quienes poseen ideas, sentimientos, y no nos pararemos frente a productos en medio de una fábrica, sin tener conciencia de cómo tratar con mentes y no simplemente con materia orgánica.
El fin que persigue un educador es ese, “educar”, y buscar por medio de la formación cumplir con su fin y así alimentar mentes, ya que nuestra misión no es solamente la de transmitir contenidos, sino la de formar personas y enseñar a aprender, llevando así a los jóvenes a querer aprender, y para eso nos formamos con una diferencia muy marcada en comparación a un ingeniero, ya que sus malla curricular se basa en contenido y dominio de tal, en cambio un educador tiene ramos especialmente para desarrollar cualidades y habilidades para expresar esos mismos contenidos que poseen tales ingenieros.
Sea una acción y reacción muy marcada entre profesionales, ya que si esa mente en crecimiento es “educado haciendo el intento” por un ingeniero, arquitecto, etc., no va a ser ni similar a ser “educado por vocación” por un profesor, maestro, elija usted un término para un pedagogo, y marco esta diferencia ya que me intentó educar un ingeniero, y sinceramente como se diría en un lenguaje un tanto juvenil, este profesional de la ingeniería “dio jugo”, eso quiere decir que no sabía cómo transmitir las materias, ni siquiera como dirigirse a un curso, pero eso me sucedió en lo personal junto a otros jóvenes, pero… sin faltar el respeto, ¿Qué hubiese ocurrido si ese ingeniero hubiese intentado educar a la mismísima ministra de educación? O algo no tan grande, ¿Qué hubiese sucedido si otro exponente de contenidos intentara educar al hijo de la ministra?, lo más probable es que no exista el artículo 46 de la LGE, pero somos simples “cosas simples” para ellos, no han pasado por donde han pasado miles de jóvenes, mentes en desarrollo que necesitan ser escuchados pero a la vez callados, sabiendo que hacer ese personaje que está parado en frente, y callados no con la frase “Cállate”, no, sino que callados de inquietudes e ideas al viento, y eso es lo que en mi opinión hace a un buen educador a diferencia de muchos exponentes de contenidos. Y por eso no deberían intentar educar quienes no tienen la vocación de hacerlo, ni mucho menos la habilidad de transmitir conocimientos y ser un “Guía en la vida de Jovenes”.
Soy Victor Cartagena Ponce, alumno de la carrera Pedagogía en Matemáticas y Computación, generación 2009.

Anónimo dijo...

en relación con lo expuesto estoy totalmente de acuerdo ya es una estupidez que hoy en día personas que sólo dominan conocimientos que tienen relación con materias importantes puedan pararse en frente de los alumnos y darles a conocer lo que dominan, sin entablar una relación con los alumnos, sin conocer su situación como personas que problemas tienen, como está su relación sentimental, como se siente en su casa con su familia, etc. ya que muchas veces los alumnos llegan con problemas a la sala de clases y que con ello traen consecuencias que se reflejan en las calificaciones y una persona que solo divulgue sus conocimientos y no le importe como están sus alumnos es absurdo ..
Espero que con lo que está pasando hoy en día en nuestro país cambie lo antes posible ya que así como está y con la super "LGE" solo tenemos soluciones parche para lo que a traves de todo este tiempo se ha estado luchando.

Sebastián Vargas, pedagogía matematica y computacion 2009

Anónimo dijo...

bueno en realidad yo concuerdo con las opiniones anteriores... muchas veces escuche al menos en el colegio que mis mismos profesores decían que porque nos les alcanzo el puntaje de la P.A.A de esos tiempos estaban ejerciendo como profesores lo que no es gratificantes para aquellos que si optamos por la pedagogía como estilo de vida.
Que el profesor de Historia era el estudiante de Derecho en frustración, Que el profesor de matemáticas era el ingeniero frustrado y así tantos otros ejemplos... en fin solo agregar que para que estos tipos de conflictos que hoy se están sucintando dejen de existir, nosotros " los futuros maestros" debemos marcar la diferencia.
Por lo tanto creo que las marchas de las cuales son participes nuestros actuales profesionales son absolutamente legales y legitimas... ya que no podemos dejar que otros que no han tenido años de preparación como profesionales de la educación enseñen a las futuras generaciones.

Nicole Becerra
Pedagogía en Matemáticas y Computación
UPLA

Anónimo dijo...

Enseñar no solamente es tener claro los contenidos a tratar en un determinado tiempo o con un curso específico, si no que dentro del contexto escolar, en el ámbito de la escuela, se deben encontrar las personas indicadas para educar a un ser humano, que desde sus primeros años de vida debe recibir una educación, que parte de su familia y continúa en la escuela, siendo los maestros los principales protagonistas en su formación, que no solo le entrega contenidos o saberes, si no que los ayuda a crecer como un individuo unico.


Marcela Bustamante Riveros
Pedagogía en Matemática y Computación, 1er año.

karina dijo...

Lo primero que debemos tener presente que es educar; Educar del latín ex ducere: sacar fuera ¡criar, ayudar a vivir mejor, libertad!
El profesor ante todo es un educador, que saca fuera de, quien ayuda a vivir mejor, quien libera.
Para muchos de los que considera esta ley cree que el maestro es solo un instructor, quien instruye, imparte los elementos del saber.
Para otros, la mayoría como nosotros, es un educador, quien debe hacer que sus alumnos adquieran hábitos, actitudes, comportamientos compatibles con las reglas de la moral y las buenas costumbres, a fin de que cada niño llegue a ser capaz de conducirse normalmente en el medio social en que se ha de vivir.
El niño es el sujeto de la educación, cuyo estudio y conocimiento integral debe ser el primer paso en toda acción educativa.
Por lo tanto el educador debe tener vocación, pero que hablamos de vocación, si estas personas no deseaban esta profesión. Para estas personas es solo un trabajo más, que adjuntado a su curriculúm solo los lleva a ser mas ególatras.
Pero la verdad, nadie esta obligado ha ser educador, pero el que solicita este honor debe considerar con gravedad todo el alcance de sus deberes. Todas las dificultades de su cargo y aceptar todas las condiciones.
No hay buenos maestros sin una fe que sostiene y eleva; no hay buenos maestros sin una clara e inalterable confianza en la utilidad de los esfuerzos enteramente dedicados a la educación.
Siempre será un profesor no profesor el que considere este trabajo como un simple modo de ganarse el pan.
Los verdaderos profesores se muestran dignos de llamarse Maestro o Maestra, ya que es el nombre mas bello después de Padre o Madre.
Gabriela Mistral decía:
“El niño llega con un gozo a nuestras manos, pero las lecciones sin espíritu y sin frescura que casi siempre recibe, van empañándole ese gozo y volviéndole al joven o muchacha fatigados, llenos de desamor hacia el estudio.”
¿Eso es lo que queremos para nuestros alumnos?

Anónimo dijo...

Israel Sepúlveda Sepúlveda - 1 Año Pedagogía en Matemáticas & Computación
Psicología Educacional y del Aprendizaje

Al terminar de leer la publicacion, me quede con muchas dudas acerca de nuestra labor
como futuros profesionales de la educaciòn, y de como hay gente " tan inteligente " que puede
llegar a decir que cualquiera que sepa alguna materia es capaz de enseñarla, "tan inteligentes”, que incluso
llegan a estipularla como futura ley constitucional, ( Sea el caso del Articulo 46, letra g, de la LEGE),
Ahora yo me pregunto; ¿ Quiénes son los encargados de hacer estas leyes?
¿ Estos supuestos legisladores, fueron enseñados por No Pedagogos?
No se como hay gente que pueda pensar que un Ingeniero ( por poner algún caso X)
sea capaz de impartir clases a un menor, sin saber ni un poco de psicología educacional, ni saber el comportamiento de sus pupilos en diferentes situaciones comunes dentro de un aula, ¿Qué técnicas utilizar para que su "alumno" aprenda ?¿ Cómo incentivar al niño en aprender? , estas son preguntas que me dejan
perplejo y preocupado, para que darle atribuciones a otros Profesionales para que hagan nuestra labor de Enseñar
o es una perdida de tiempo aprender a enseñar , tal como lo estamos haciendo como alumnos de pedagogía en deferentes áreas según nuestras habilidades personales .Al pensar mas detenidamente este tema, me llega a la mente el recuerdo de un cartel que estaba pegado fuera de una facultad que decía textualmente "¿ Te operarias con un Ingeniero?" , y otro que decía , " ¿ Pondrías tu vida a cargo de un Ingeniero ?
Sin rodeos dije un rotundo NO!!! No seria capaz de poner mi vida en manos de alguien que no sabe el cien por ciento lo que se necesita para salvar una vida, ¿ No es igual de importante nuestra educación? , no es lo mismo , Confiar en alguien que no sabe el arte de la Pedagogía y poner en sus manos la educación de nuestros hijos.
Tenemos que actuar rápido, como futuro pedagogo nuestra labor es enseñar y debemos ejercerla de la mejor manera posible
para que de alguna vez por todas dejen de mirar a los Profesores como "incapaces " de realizar su "trabajo" y nos devuelvan ese respeto que se nos ha ido manoseado cada día mas , es nuestra labor mutar a algo mejor , a ser capaces de enseñar doctrinas que al fin y al cabo , serán de utilidad para nuestros alumnos en su viaje progresivo hacia una vida plena , ¡Basta de abusos y Descalificaciones ! no somos mas que profesores, somos el ejemplo a seguir de sus hijos, somos quienes les impartimos " Valores “, valores que son aprendidos solo con la vocación , ya que ese es nuestro sueño " enseñar " , aunque un niño me pregunte mil veces cuanto es uno mas uno , mil y una vez le enseñare cual es la respuesta , por que esa es nuestra opción de vida , no es algo que un ingeniero o un profesional cualquiera sea capaz de entender , y terminando mi comentario
estoy de acuerdo que quien no tenga la vocación de pedagogo o el " cartón " , es un simple mercenario educacional , quien hace su trabajo solo por dinero y es considerado un mero indoctrinador .

Nataly dijo...

Encuentro que los parlamentarios estan en un grave error de decir que cualquier personaje puede pararse en un aula para hacer clases e implementar métodos de enseñanza, cualquiera puede enseñar, pero no todos tienen los métodos y capacidades suficientes para enseñar y lo más importante para pararse frente a un aula es tener paciencia y los que no tienen vocación para emseñar no la tienen y por lo tanto, los alumnos no aprenden.
Es necesario que las personas que han estudiado los 5 años de pedagogía sean las adecuadas para estar frente a un aula y enseñar y no otras que no tienen la pedagogía, ya que ellos han estudiado otras cosas y son capacitados para ello, es decir, los Profesores de Matemática no se van a hacer Auditoría por que no es la gama de ellos y los Auditores no se van a parar frente a un aula porque no estan capacitados para ello.
Por ende, siento que es necesario que cada persona que estudie en una determinada carrera, trabajé en su campo laboral y no en otro.


Nataly Castro Guevara
Ped. en Matemática y Computación 2009, Upla.

Patricia Cornejo Leiva dijo...

¿Basta un trozo de tiza, un grupo de alumnos y bastante saliva? Quien dijo eso, está muy equivocado, si es así, dejo botados mis estudios y me voy a mi casa.
Estoy muy de acuerdo en que para instalarse en un aula lleno de alumnos, hay que conocer la psicología educacional, un profesor debe saber que pasa por las mentes de sus alumnos, y como hay que tratarlos, sobre todo si son niños es un tema muy delicado.
Yo entré a estudiar pedagogía, y me parece sumamente injusto, que uno esté cinco años preparándose para educar a niños y venga una persona no capacitada a ocupar nuestros lugares, mas yo creo que los padres de estos niños van a preferir que sus hijos se eduquen con alguien capacitado a que con una persona cualquiera que no tenga los requisitos que debería tener un buen profesor. Es un tema muy importante que también lo deben tener en cuenta los establecimientos educacionales. Me gustaría pensar que en los colegios se dan el tiempo de averiguar a cerca de las personas que tienen educando, si tiene título, donde estudiaron etc., porque de eso de pende mucho el prestigio educativo del establecimiento.
Yo soy de Peralillo, vivo en un pueblo donde su escuela lamentablemente se está desprestigiando, porque últimamente los profesores que han llegado, han estudiado por medio de un procedimiento que no manejo mucha información pero, consiste en que te pasan los documentos a estudiar, tú estudias en la casa, te fijan fechas en las cuales sólo vas a rendir pruebas, si te va bien, ya eres profesor. No quiero ni discriminar, ni opinar mal a cerca de este método de estudio, pero allá se vive una realidad, los apoderados están cambiando a sus hijos de establecimientos, prefieren pagar un furgón escolar y que sus hijos estudien en otras ciudades con mejores enseñanzas y profesores. Es una de las razones que yo elegí la universidad, para ser una buena educadora, bien preparada, y si dios quiere más adelante se me da la oportunidad de seguir capacitándome, lo haré.


Patricia Irene Cornejo Leiva
Primer Año de Enseñanza Básica Rural

Carolina. dijo...

Bueno creo que ser profesor no es solo tener conocimiento de la materia que se desea enseñar, es mas que eso es tener vocacion,paciencia y pasion por esa profesion, me parece injusto que personas que no estan capacitadas en cuanto a metodos a como tratar a los alumnos hagan clases, porque hay gente a la cual le apasiona esta labor y se preparan una vida para esto, es injusto para los docenetes activos los cuales se han sometido a continuas pruebas en los ultimos años, al contrario de los "Prosefores No".
Y si fuera asi que cualquier persona con conicimientos para enseñar pudiera hacer clases ¿ para seguir formando formadores de formadores? me parece pesimo que gente que no esta facultada como pedagogo imprata clases de igual a igual con profesores de verdad

Carolina Montserrat Galvez Ormazabal
Alumna de Ped. en Matematica y Computacion generacion 2009

gabriela dijo...

Cuando supe sobre el tan cuestionado articulo de la LGE, mi primera impresión fue ¡en que cabeza les cabe!, ya que creo que para ejercer la pedagogía se deben tener ciertas características y por sobre todo una vocación a toda prueba, ya que hay que tener un amor tanto por lo que se hace, como por quienes se trabaja es decir los niños, el sentimiento de estar al servicio de ellos y de ser un canal, tal como lo expresa en su libro “los conflictos entre profesores y alumnos” en donde se expresa, “aunque las cosas nacen a través de él (él profesor), no nacen de él”, pero mi pregunta pasa mas haya en donde al elegir una carrera optamos por aquella en la cual creemos que seremos competentes y viviremos satisfactoriamente con ella, entonces ¿por que ejercer en otra en donde desconocemos partes fundamentales por no decir vertebrales de una carrera?, en este sentido, ¿por que el medico, quiere enseñar de bilogía en una sala de clases? en donde a pesar de sus competencias, que no cuestionaremos en esta oportunidad no logra traspasar ideas fundamentales por el desconocimiento de técnicas de aprendizaje acorde a las características psicológicas de los niños a quienes pretende enseñar. El acto de ser profesor es mucho mas que eso, es mas que un traspaso de información a un recipiente (alumno), es estar al tanto de quienes son y de validarlos como persona, enseñar es mucho mas que eso y eso se aprende con la vocación, por la convicción de saber que lo que se eligió por carrera es lo que nos servirá para toda la vida, enseñar es mucho mas que eso, para enseñar hay que ser un “sí profesor”

Gabriela Bahamondes Ortiz.
Cuarto año
Pedagogía Básica Rural.
Universidad de Playa Ancha
Sede San Felipe.

Irma Araya dijo...

En relación a lo escrito en el blog puedo identificar ciertas características que pertenecen a un mal profesor, el que solo tiene como meta entregar contenidos a sus alumnos, sin importarle si éstos aprenden o no. Esto se debe a que los alumnos son diferentes y requieren de una educación a la que cada uno pueda acceder según sus capacidades. Un claro ejemplo es el de un ingeniero, experto en matemáticas, que no conoce las etapas psicológicas del aprendizaje de los estudiantes, por lo que al pasar los contenidos provocará que algunos puedan entender y avanzar y otros se estanquen. Además no podrá controlar inconvenientes pedagógicos que afecten de una u otra manera al alumno.

Por otra parte, un buen profesor debe saber cómo aprenden cada uno de sus alumnos, buscar nuevas maneras de dar a conocer el contenido y sobre todo estar comprometido con su profesión. Debe a su vez, estar consciente que está formando personas y por lo tanto debe fortalecer los valores de cada uno.

Como nos afirma el blog “las más importantes variables para producir aprendizaje: 1. Actitud favorable para la enseñanza, 2. Dominio del contenido y 3. Estrategias de enseñanza.”

En cuanto a la actitud favorable, un profesor, debe poseer las ganas para enfrentar los desafíos del día a día en la sala de clases, también comprender la importancia de su labor y sentirse orgulloso de ella.

En tanto, el dominio de contenidos, por parte del profesor debe estar ligado a despertar valores y buenas costumbres en sus alumnos, para así contribuir a una sociedad mejor.

En el caso de las estrategias de enseñanza un “sí profesor” es capaz de adecuar los contenidos a los requerimientos de los alumnos, mediante métodos didácticos diversos y contextualializados a la realidad social, afectiva y personal que rodea al alumno.


Nombre: Irma Araya Vilches
Curso: 1 Año
Carrera: Pedagogía Básica Rural
Sede: San Felipe

criticamiguel dijo...

el articulo es excelente, ya que nos muestra es sí la realidad del aula. no siempre nos ponemos a pensar que quizas a las criaturas que tratamos de que esten tranquilo trabjando, no pensamos en ellos como personas igual que nosotros. Ellos a mi me han enseñado a formarme como docente y colocarme metas que debera alcanzar algun día. Conversando con ellos me he dado cuenta que tienen algunos realidades muy distintas a las que vivi yo cuando tenia su edad, pero si me di cuenta que son hombres y mujeres demasiado valientes, yo admiro a mis alumnos y siempre tratao de ser el profesor si profesor, por creo que ellos aparte de querer aprender tambien quieren tener a alguien en quien confiar e incluso jugar.
Son importante los profesores qye trabajan con personita con sentimientos y no con clientes que quieren educarse, la cercania que cada día cultivo con ellos la agradesco siempre quizas con una sonrrisa o "vamos compadre que se puede" y siento que ellos a mi tambien me entregan ese mismo aliento que yo les entrego.

Darío Soriano Vargas.
Cuarto año
Pedagogía Básica Rural.
Universidad de Playa Ancha
Sede San Felipe.

Anónimo dijo...

Es bastante triste darse cuenta del poco valor que tienen para algunas personas los profesores de nuestro país, es tanto el respeto que se ha perdido por la profesión que los mismo diputados y senadores, que supuestamente son “nuestros” representantes, están dando cabida a este tipo de ideas.
Tal vez existen muchas personas con los conocimientos teóricos suficientes para plantear una clase, pero ¿será capaz esta misma persona de entregar la calidad vocacional que se merecen los estudiantes? Un profesor no solo necesita tener conocimientos básicos (que por lo demás no son para nada gratis, sino que constan nada más ni nada menos que de 5 años de estudios) la vocación con que cada maestro se entrega a su profesión es única y ni si quiera el mejor de los abogados, el médico que se graduó con honores y el gran ingeniero podrán alcanzar ya que la calidad docente no pasa por los conocimientos enciclopédicos que podamos tener.
La aprobación de esta ley abre la compuerta para que las personas puedan ejercer la docencia de forma permanente, como si se tratara de tener sentido común y conocer una materia del currículo para impartirla. La Pedagogía es una disciplina de gran complejidad y especialización, que conjuga el conocimiento de la Psicología del niño y el adolescente, la estructura de los procesos cognitivos, la planificación del curriculum, la evaluación del aprendizaje. Decir que basta tener conocimientos o ser especialista en una materia, es negar toda la evidencia científica disponible, el desarrollo de las ciencias de la educación y la práctica de miles de Maestros y Maestras.
Hace unos días escuché un comentario de alguien que decía que si los profesores no querían que les quitaran los trabajos mejoraran la calidad de sus clases y de los conocimientos que impartían a los alumnos, todo esto se basaba en los resultados de la evaluación a la que fueron sometidos los alumnos que egresaban de pedagogía .La verdad es que me molestó mucho todo esto porque la mayoría de la gente desconoce el hecho de que a un buen profesor no lo hacen solo 5 años de estudio, sino que la experiencia que va a adquiriendo con los años mejora notablemente su calidad como educador y esto difícilmente puede ser medido en alumnos que recién egresan.
Me gustaría que esta misma persona me respondiera cuantas veces se han publicado resultados de evaluaciones a los médicos, abogados, ingenieros, arquitectos, etc. que finalizan sus años de estudio. Para mi todas estas instancias evaluativas no son nada más que estrategias políticas para quitar responsabilidad al estado por la mala educación que reciben hoy en día los estudiantes de nuestro país. Es mucho mas fácil culpar a los profesores y tapar las cifras de cesantía colocando a unos realizando las labores que les corresponden a otros.
Difícilmente los que hacen este tipo de comentarios han reflexionado el hecho de que las personas que están detrás de todos estos profesionales son nada mas ni nada menos que PROFESORES.
Con todas estas ideas de nuestro gobierno se borran sin ninguna explicación todos los años de esfuerzo por construir la carrera docente y se deja sin validez la vocación de miles de personas que no son solo profesores, sino que cumplen el rol de formar personas con valores.
Tal vez en unos años más cuando exista una sobrepoblación de “profesores” yo, que soy una estudiante de pedagogía, me encuentre realizando operaciones en un quirófano o realizando los planos para construir grandes edificios gracias a las intervenciones de nuestro estado.

johana Arcos Vega
1° año educación básica ruaral
sede San Felipe.

Anónimo dijo...

Creo que lo señalado en el texto es muy cierto ya que no vasta solo con enseñar si no más bien entregar las herramientas para que el alumno pueda aprender y a la vez desarrollar formas propias de aprendizaje. Estoy en desacuerdo con que cualquier profesional haga clases, creo que para enseñar se necesita de la pedagogía o conocer los comportamientos de los niños ante una sala de clases, no vasta solo con gritar a los niños para que aprendan, o dejarles en claro quien es la autoridad dentro de sala de clases, si no mas bien con diseñar estrategias para que el alumno aprenda de forma mas clara.
Cuando yo estaba en el colegio tenía un profesor de matemática que era ingeniero y nunca había estudiado pedagogía en matemática, a este profesor nadie la entendía cuando explicaba y además se enojaba por que ninguno de mis compañeros comprendía cuando hacia las clases. Creo que este es un claro ejemplo de que no cualquiera pude llegar y hacer clases a alumnos ya sea grande o pequeño.
Este tema no solo se puede tomar en el ámbito de la LEGE también hay que mirar el otro lado de la moneda en donde personas con titulo de profesor ya sea de cualquier ámbito, no hacen bien su trabajo, como es el caso de los profesores que no son capaces de enseñar de forma clara a sus alumnos, no les importa si el niño aprendió y solamente están preocupados de terminar luego su clase. Estos son casos de uno en un millón pero que también es necesario mencionar para crear conciencia en aquellos profesionales de la educación que hacen estas prácticas.
Un buen profesor es capas de repasar una y otra ves para que aquel alumno que no aprendió pueda captar aquello que se quiera enseñar, además trata de conocer a sus alumnos y crear vínculos de confianza para que esté se sienta confiado a la hora de hacer una pregunta y no hace sentir inferior a sus alumnos.




Lisette Solange Maldonado Menaez
1º año Pedagogía en Básica rural y desarrollo
Universidad de Playa Ancha
Sede San Felipe

Lissette Pérez dijo...

El artículo lo considero muy bueno, ya que deja muy claro lo que es enseñar y ayudar a aprender, y además me parece muy interesante el echo de que la mayoría de las personas que comentaron tengan casi el mismo parecer.

Primero que todo, creo que para considerarse profesor hay que tener vocación y las herramientas necesarias para educar. Ya que, durante mi paso por la enseñanza media, conocí a profesores titulados, que demostraban a sus alumnos que ellos sólo estaban ahí porque era su deber, y no porque le gustara, y creo que en muchos colegios sucede lo mismo, y es por esto, que algunos niños no aprenden y desarrollan su conocimiento como debe ser.

Por otra parte, hay muchos profesores que les agrada su profesión, por no decir que la aman, y esto lo demuestran a diario al momento de ingresar al aula y enseñar, ya que crean un ambiente cómodo, en que el profesor y el alumno son parte de la clase. Creo que esto, en muchos casos, es lo que lleva o motiva a los jóvenes a seguir el camino como educadores, al igual que sus maestros, ya que ellos son considerados como un ejemplo a seguir.

Muchas personas, creen que el ser profesor, es algo fácil, que es llegar y pararse en frente de los alumnos, pero no saben realmente todo el esfuerzo que hay detrás de un verdadero educador, y que lo hace estar donde esta, el esfuerzo por parte de la familia, y de todos los que le apoyan. Pero aún así, hay gente que ven esta profesión como algo de poco valor.

Como se ve hoy en día, hay muchos ingenieros que realizan clases, y es clara la diferencia entre él y un profesor si profesor, porque a mi parecer, al ingeniero sólo le importa pasar los contenidos, y mas aún, creo que le da lo mismo lo que aprendan sus alumnos. Creo que por algo el estudió ingeniería y no pedagogía, por lo mismo debiera dedicarse a eso.

También, existen muchas personas que estudian sólo 2 años de pedagogía, algo así como técnico, y que se encuentran realizando clases, y además tienen los mismos derechos que un profesor que se esforzó 5 años para obtener su título.

Es por todo esto, que considero injusto que cualquier persona pueda realizar clases. Y como mencioné, un verdadero profesor o profesora, es aquel que tiene vocación y además las herramientas necesarias para educar,que se obtienen durante todos los años de estudio universitario, es decir, es un profesor si profesor.


Nombre: Lissette Pérez González
Curso: 1º año
Carrera: Pedagogía Básica Rural
Sede: San Felipe

Anónimo dijo...

Quisiera comenzar refiriéndome a la cita con la cual usted comienza este informe, estoy muy de acuerdo con lo que dice Jhon Milton Gregorio con respecto a la verdadera enseñanza, ya que para mí también el mejor profesor es aquel que estimula a los alumnos a que adquieran conocimientos, tantos de teorías como de práctica, aunque recuerdo muy bien lo que usted nos dijo en una clase sobre que todos los alumnos tenemos conocimientos, pero lo que no sabemos es como aplicarlo, y eso es lo que hace un verdadero profesor, estimular a que los alumnos den a conocer todos sus conocimientos y lo apliquen en su vida diaria y aún mas cuando salen a aplicar luego de 5 años de esfuerzo, dedicación y horas de estudio. Para mí, ese es el profesor ideal para un alumno, aquel que sabe como tratar y educar.
He notado también, que para algunos todavía el enseñar es algo muy fácil, sólo hay que tener una tiza o plumón , alumnos y “arto bla-bla” (como se dice), pero si aquel que se autodomina “profesor” aplica ésta manera tan mediocre para hacer clases, no es un profesor de verdad, no es una persona que debiera trabajar en esto, de esta manera no entrega nada a los alumnos, ningún aprendizaje, nada les quedará en su mente, ni podrán aplicar lo visto, en un futuro.
Los verdaderos profesores saben que hacer, saben que el “enseñar” es una cosa y el “ayudar aprender” es otra; la verdad creo que un verdadero profesor aplica estas dos maneras en su clase, el enseñar, lo podemos ver en cómo el profesor nos enseña a ser unos buenos profesores / as, también el cómo aplicar a nuestros futuros alumnos lo que nos va enseñando clase a clase, el cómo dirigirnos, el que hacer cuando se nos presenta alguna situación, el estar muy atentos a lo que nos puede ocurrir con nuestros alumnos. El ayudarnos aprender es cuando nos va exponiendo temas y nosotros tenemos que ir complementándolo con otras fuentes, o bien unirlo con lo que ya sabemos, también nos entregan formas de aprender, me explico, cuando no sabemos sobre algún tema, el profesor nos ayuda a conocer de una manera distinta lo que queremos entender.Como usted dice, hoy en día para poder ayudar a aprender, por lo menos el profesor debe conocer y saber aplicar tareas de aprendizaje y así poder ayudar de otras maneras a sus alumnos.
Un verdadero profesor debe conocer y saber aplicar las tres variables más importantes que usted expone para poder producir un buen y provechoso aprendizaje sus alumnos, en resumen, debe dominar al máximo estos puntos para así ser un profesor SÍ profesor.Algo fundamental también es conocer sobre la sicología educacional, para poder enfrentarse a los alumnos y poder entenderlos en toda situación, y a la vez poder ayudarlos cuando se les presente alguna dificultad.
Un profesor SÍ profesor, va adquiriendo mayores conocimientos con la práctica, con las vivencias, con las dedicación, etc; ya que estos para llegar a donde están han pasado una serie de obstáculos: han gastado gran parte de su dinero, tiempo, esfuerzo durante años para llegar a hacer lo que más les apasionan que es el HACER CLASES,el estar en contacto con alumno. Para ellos y nosotros( ya que a futuro yo y mis compañeros lo seremos), es un tema complicado, es injusto, porque es mucho lo que uno dedica para que un “señor o señora” NO profesora llegue a ocupar “nuestro espacio”, “ tratando de hacer” ( porque no creo que lo hagan), nuestro mismo trabajo, sin aprobar el taller de aprendizaje y nosotros sí, no es debido.
Me conmueve mucho lo que usted dice: “ enseñar es el corazón de un profesor”, siento que es eso lo que mueve a un SÍ profesor, por eso decide estudiar pedagogía, para enseñar, y enseñar con sentimientos y verdaderos sentimientos; con muchas ilusiones, con ideas buenas, con valores( que es lo primordial, lo que mueve a las personas), con buenas actitudes frente a sus alumnos y colegas, con amplias expectativas hacia lo que quiere lograr con sus alumnos.
Un profesor SÍ profesor, debe ser verdadero, desafiando de alguna forma su aceptación con sus alumnos, ya que a estos les gusta tener una buena convivencia con los profesores y los alumnos con ellos, recuerdo lo que usted una vez dijo en un documento “ los educadores acostumbramos a enseñar con el ejemplo”, este es un tema complicado, ya que se debe tener mucho cuidado con lo que uno hace y del cómo actúa frente a las situaciones que se les presente, tanto en el mismo establecimiento como fuera de el.
Para mí este tema es delicado porque me incumbe al igual que a todos mis compañeros, ya qu7e a futuro seremos profesores, nos estamos formando durante 5 años para poder ser unos buenos profesores, dar una buena educación a nuestros alumnos, y poder pertenecer a loa categoría de los PROFESORES SÍ PROFESORES.
Para terminar me gustaría incluir algo que busqué y me pareció interesante para incluir en mi reacción frente a lo que usted escribió sobre los profesores SÍ profesores y los profesores NO profesores, es sobre dos puntos que se consideran importantes en la vivencia de un profesor verdadero:
Según Alberto Salazar Montoya, coordinador y responsable docente de Master-D Zaragoza (06/06/2005) en el documento llamado “El reto de ser educadores hoy” (educarweb.com), un profesor debe cumplir con dos puntos importantes. Uno es el ser vocacional: le debe gustar lo que hace, debe encontrar sentido a su labor. Debe realizar su trabajo, no como una actividad cotidiana y rutinaria, sino como una continua vivencia y experiencia renovadora. El sentido vocacional de este trabajo, lejos de quitar méritos a esta labor, la enriquece enormemente. Añadiría, además, que cualquier desarrollo laboral que no sea fruto del sentido vocacional del mismo, se convierte en un “tormento” para cualquiera, siendo que, de esta forma, lejos de enriquecer y hacer crecer a las personas, las empobrece y las dirige hacia la única recompensa que les queda: la satisfacción pecuniaria. El segundo es el ser también, ante todo, un profesional. Cualquiera a quien le guste algo, si no está cualificado, si no es un verdadero profesional, lejos de enriquecerse y enriquecer, suele abortar el desarrollo lógico de todos los que de él dependen. Es por esto que lo profesional sin lo vocacional supone la carencia de “alma” y lo vocacional sin lo profesional sería quedarse sólo con el espíritu perdiendo la consistencia y el cuerpo.

Nombre: Evelyn Salinas Vásquez
Curso: Primer año
Carrera: Pedagogía Básica Rural
Sede: San Felipe

elbaquijanes dijo...

Al leer este artículo, recuerdo mi paso por la Enseñanza Media la cual realicé en un prestigioso Colegio Técnico en donde se encuentran dos tipos de enseñanzas: la concerniente a la especialidad y la científico-humanista, esto nunca fue un problema para mí puesto que se sabe que la especializada te va a guiar por un camino, el de la especialidad, y los profesores de enseñanza “normal” te ayudarán a guiarte en la vida a comprender mas que a entender.

Pero así también recuerdo a mi profesora de Química, Física y Biología quien sólo se paraba adelante realizaba ejercicios perfectos, que nunca pude aprender y que ella se encargaba de enrostrarnos que eran súper fáciles o las veces que dictaba toda la hora puesto que, según ella, hablábamos mucho en clases. Para nosotros su actitud era inquietante, no nos podíamos explicar su forma de ser, hasta que un día en su enojo nos dijo: ¡yo no sé que hago aquí! ¡Si yo soy Ingeniero Bioquímico! Entonces, nosotros entendimos que para ella era un trauma estar con nosotros, que no era lo que le gustaba y tratamos de ser más comprensivos con ella, pero nuestra actitud no hizo que ella cambiara la suya.

Hoy en día analizando esta experiencia como estudiante de Pedagogía Básica, puedo deducir que un especialista sólo es el mejor en su área y que la transversalidad no es un concepto que les sea fácil de aplicar puesto que no poseen metodológicamente las herramientas para hacerlo, que la profesora que se menciona en el párrafo anterior jamás fue profesora puesto su conocimiento era impresionante pero en bien de ella y no para hacer que los demás lo aprendieran, puesto que le faltaban las estrategias pedagógicas.

Es por ello, que al leer este artículo que realiza un comentario sobre el Artículo 46, letra g, de la LEGE, me causa cierta inquietud sobre este tipo de “profesores” en el aula, puesto que, en el Manual De la Buena Enseñanza, el profesor debe ser un orientador hacia el conocimiento, alguien que apoye a los educandos en la búsqueda de experiencias significativas, que cree un ambiente propicio para estas y que sea capaz de ayudar al alumno a crear cimientos que lo ayuden a enfrentar la vida de la mejor manera, entre otras. Entonces ¿Cómo una persona que esta preparada para realizarse en un área específica de trabajo, puede fomentar en niño la emancipación de su ser transversalmente, cuando ni siquiera el se siente en plenitud realizando un trabajo para el cual no está preparado ni tiene ganas de hacerlo?

Elba Quijanes O
4º Pedagogía Básica Rural
Año 2009

Patricia Lazcano dijo...

En relación a lo que se señala considero que hasta al día de hoy el ser profesor es mirado como algo simple, como algo que cualquier persona puede hacer, por algo es considerada como una de las carreras con más fácil admisión. En mi caso puedo decir que entre a esta carrera por vocación, porque desde muy niña quería ser profesora, por eso que esta nueva ley me causa indignación, porque al final no sirve de nada estudiar cinco años estrategias y contenidos para enseñar a los niños, y que llegue un profesional de otra área sin estudios pedagógicos a “pasar materia”, la gracia de nuestra carrera está en la enseñanza, en lograr que el alumno forme a través de lo que uno que enseña, su propio aprendizaje, lo que sea significativo para él, y quede en él toda su vida, para así desarrollarse como persona.
El profesor de vocación no sólo enseña contenidos si no que también inculca valores y hábitos que quizás en muchas ocasiones los alumnos no llegan a tener por las condiciones donde viven o el ambiente en el que se desenvuelven.
En realidad cualquier persona puede enseñar, la mamá o papá le enseñan a los hijos a decir sus primeras palabras o un niñito me puede enseñar un juego, pero la labor del profesor es ir más allá de la simple enseñanza, es educar, formar conciencia en los pequeños, hacer de ellos personas de bien, que puedan logar algo en sus vidas y en este mundo tan rápido y avanzado, en el que la única manera de avanzar es a través de los conocimientos, el que más sabe es el que logra más.
En definitiva a modo de opinión y comentario quisiera mostrar y profundo desacuerdo con esta ley, porque creo que se denigra la labor educativa y vocacional de los profesores y futuros profesores, quienes estudiamos la manera de cómo lograr aprendizajes significativos en los niños y no sólo llenar un espacio en sus cerebros.
Patricia Lazcano Castillo
pedagogía básica rural
upla sede san felipe

Anónimo dijo...

Para muchos el enseñar es algo que todos podemos realizar, esta bien, estoy de acuerdo, pero decir que para ser profesor se necesita una tiza, una cantidad de alumnos y mucha saliva para hablar y hablar, ahí si que discrepo totalmente, porque una cosa es enseñar, que lo puede realizar un no profesor, una persona con un título académico e incluso una persona sin estudios, en definitiva cualquier persona, pero otra cosa muy distinta es ayudar o enseñar a aprender, que es nuestra labor en un futuro cercano. Si fuese por enseñar como profesor, sin serlo, hubiese estudiado cualquier otra profesión y luego si no encuentro trabajo en mi campo, busco empleo en una escuelita cualquiera sin mayor complicación, olvidándome de la formación imprescindible que debo tener como docente y educador.

Si queremos que la educación sea de calidad no podemos dejar que cualquier profesional sustituya el rol fundamental del profesor, del profesor si profesor. No sólo basta con enseñar, esta comprobado, lo que se busca ahora es que el alumno descubra y construya su propio conocimiento con nuestra ayuda, este no profesor lo que hace es solo transmitir conocimientos, y quien sabe como lo hace, si ni siquiera para eso esta facultado. No tiene idea como abordar a un determinado curso, como contextualizar sus clases, no sabe que los niños tienen realidades diversas y que todos aprenden distinto y en variadas velocidades, todo eso que uno aprenderá y aprehenderá a lo largo de nuestra formación como educador. Este seudo profesor ni siquiera se imagina la importancia de nuestra formación como pedagogo, en su relación profesor-alumno no existe ese verdadero lazo de cercanía y empatía con el otro, el cual se esta perdiendo cada día más y más.

Si pretendemos que la educación sea equitativa y de calidad no podemos retroceder en este aspecto, o simplemente no exijamos calidad, ya que esta no llegará si seguimos avalando a profesores que ni siquiera conocen el concepto de pedagogía y peor, que nunca han pasado por un ramo de pedagogía. Exijo un mínimo de respeto por nuestros verdaderos profesores que han sido pasados a llevar y que son objeto de cuestionamiento a diario.


Renato Muñoz Salinas
Primer año
Pedagogía en Educación Básica Rural
UPLA Sede San Felipe

Anónimo dijo...

Encuentro que es bueno que las autoridades se estén preocupando por la educación, con el fin de mejorarla, pero realmente no cabe en la cabeza que quieran poner en las aulas frente a niños a personas que tal vez en cuanto a contenido sepan mucho, puesto que como es sabido este se encuentra en todos lados, pero cuando hablamos de la forma de enseñar y de los distintos estilos de aprendizaje, surge como pregunta ¿que harán en el momento de que un niño no logre aprender? o ¿Cuándo tengan reacciones que no puedan controlar?
Con que fin ponen a NO profesores frente a niños que no solo necesitan conocimientos de biología o matemática, sino que también comprensión, cariño, ser mas allá de un profesor que educa a un alumno, para esto hay que ser una persona que estudio por vocación , ya que esta nace con uno no surge con el tiempo, otra pregunta que sale a la vista ¿con que fin personas que han estudiado otras áreas quieran ser pedagogos?Lo que las autoridades deben hacer es arreglar esto y dejar solo en las aulas a los SI profesores, si por que ellos sabrán que hacer y como hacerlo en las distintas situaciones que surjan en el aula.
Si los no profesores pueden hacer clases, entonces nosotros, los si profesores podremos hacer cosas como operar, defender personas, esta claro que no, entonces como se puede pensar esto, la idea es tener una educación de calidad, entonces creemos leyes con calidad, ya que de nada sirve arreglar la educación por un lado siendo que por el otro se esta haciendo todo mal.

Marcela Pilar Cornejo Peña
Cuarto año
Pedagogía Basica Rural
Sede San Felipe.

Anónimo dijo...

Escogí este tema porque me parece que cuando uno entra a cualquier pedagogía lo hace pensando en como va educar a esas personitas y yo creo que para la mayoría de nosotros es un desafío personal por aprender y saber todo lo necesario para dejar lo mejor de si antes sus alumnos y me parece que es un burla que ahora quieran que cualquier persona con un titulo en la mano pueda hacer clases, mi pregunta es donde queda nuestros años de estudio donde siempre nos están dando esas claves de cómo darles un buen trato y hacerles una clase didáctica a los niños, creo que no cualquiera puede llegar y pararse delante de un curso y hacer clases, para mi es más que eso, es importante saber el como hacerlo y esta bien nadie dice que la persona no sepa lo que tiene que enseñar pero también hay que entender que trabajar con personas sobre todo en la enseñanza a niños se tiene que tener mucho cuidado y saber como actuar frente a ellos cave destacar también que más allá enseñar hay sentimientos y como futuros pedagogos también tenemos en cuenta a la hora de enseñar y no me cabe en la cabeza que hallan personas capaces de decir que cualquier persona puede enseñar, entonces también podríamos decir que un profesor de historia puede hacer el trabajo de un abogado o un profesor de biología que trabajar como científico si total tuvieron algunas materias parecidas ¿o no les parece? A mi me suena ridículo ¿y a ustedes no les parece ridículo lo contrario?
También hay otro punto muy importante en este texto donde nos dice que se aprende mas cunado se enseña menos yo le encuentro toda la razón nosotros como futuros profesores debemos saber que no tenemos que enseñarles todo a nuestros alumnos sino q debemos dejarlos que descubran muchas cosas por si solos y nosotros ser solamente su material de apoyo, la persona que este atrás de sus aprendizajes, el que le entregue las herramientas necesarias pero no más que eso, creo que así formaremos personas independiente y no sometidas a sistemas. Los niños no son maquinas de almacenamiento donde podemos guardar y guardar materias que no se van a utilizar sino que tenemos que enseñarles a aplicar estos contenidos ya que creo que es la única forma segura de que los conocimientos tengan un porcentaje mas alto de ser aprendidos.


Valeria Catrileo Barbas.
Primer año E.B.
sede San Felipe.

Nicolas campos dijo...

Nunca pensé en llamarlo “profesores si profesores” y “profesores no profesores” y creo que es la frase exacta para describir lo que esta pasando con la L.G.E.
Hace muy poco escuche a un amigo estudiante de ingeniería decir que se sentía más seguro de su carrera al saber que si no le va bien en su futura profesión, se “tiraría a profesor no más”. Imagínese como me sentí yo, que recién comienzo mi carrera para ser docente en un futuro cercano. Sentí que no se piensa bien en la educación, que lo único que interesa es el dinero que se ganara con esto. Después me puse a reflexionar e imaginarme a un ingeniero de profesión delante de muchos alumnos pendientes de las palabras, reacciones y la forma que tiene de tratar a los alumnos en el aula, y me causo extrañeza pensar que esa persona “profesor no profesor” seria capaz de dominar a un grupo de estudiantes, con diferentes maneras de ser y diferentes maneras de aprender. ¿Qué competencias tendría un “profesor no profesor”? ¿Un profesor se hace en el aula? ¿De que me sirve estudiar una carrera de pedagogía si a los profesionales se les permitirá hacer la misma labor que haría yo en un futuro? ¿De que sirven las investigaciones educacionales si ellos llegaran a “trabajar” y “entregar” solo lo que saben sin saber como hacerlo realmente? ¿Cómo va a saber un ingeniero u otro profesional lo que es la sicología educacional?, ¿y así e quiere mejorar la educación en chile?, muchas preguntas que se pasaron por mi cabeza y el sentimiento de rabia fue inevitable.
Creo que esta bien que los profesionales sepan mucho de su área, pero creo que no están capacitados para entregar ese conocimiento a personas que recién se están formando en la educación porque como usted decía, no saben como ayudar a que se produzca un aprendizaje, quizás saben como entregar el contenido de una materia, pero eso no implica aprendizaje que es lo mas importante dentro de la educación.
Creo que con esto que propone este articulo de ley, la educación en chile empeorará, porque no seremos nosotros los futuros docentes o actuales docentes los encargados de el aprendizaje de todo un país, sino estará a cargo de personas que estudian un área de conocimiento y la entregan sin saber que hay formas de hacerlo.
Hago saber mi descontento por esta situación y estoy muy de acuerdo con lo que plantea usted profesor en su artículo.

Nicolas Campos Guajardo
Pedagogía Básica Rural 1°,
promoción 2009
U. de Playa Ancha, Sede San Felipe.

Anónimo dijo...

Muchas veces olvidamos o cuestionamos la importancia que tiene la educación para el desarrollo integral de una persona, una ciudad, un país, en fin para toda la humanidad. Lo anterior me hace plantear la siguiente interrogante ¿cualquier persona puede “enseñar o educar” a los que serán el futuro de un país?. Claramente la respuesta debe ser de carácter negativa, ya que no cualquier persona puede asumir tal responsabilidad, pues de tal labor como docentes influye de manera decisiva en la formación plena que puede llevar al fracaso o éxito de una persona.

Desde hace ya varios años nuestros niños cada vez tienen un mayor acceso a la información, principalmente a través de la navegación por Internet, en donde con un simple click obtienen la información que a los alumnos de décadas pasadas les llevaba estar varios días en una biblioteca, con un click llegan a esos tan cuestionados contenidos en que por muchos tiempo se basó la labor del profesor, ya que como en reiteradas ocasiones he escuchado, antiguamente el profesor se dedicaba solamente a pasar materia, y si bien es cierto que se ha producido un notable avance en la materia, no es menos cierto que aún existen docentes que estiman que su labor solamente es “llenar de contenidos” ese recipiente llamado alumno.

Nuestros alumnos necesitan no sólo adquirir conocimientos, sino aprender dichos contenidos con la finalidad de que sean capaces de comprender de manera autónoma el entorno y sociedad en que se encuentran insertos. Por ello, hoy existe unanimidad entre los profesionales de la educación al afirmar que la labor del docente ya no radica solamente en entregar contenidos, sino que su labor va mucho mas allá, ya que debe guiar a los alumnos, para que de ésta forma sean ellos mismos quienes generen sus propios aprendizajes. Lo anterior puede ejemplificarse a través del siguiente aforismo ¿Qué es mejor, enseñar a pescar o darle el pescado?.

Hoy tenemos un gran desafío, debido a que necesitamos generar un aprendizaje completo en los niños y jóvenes, necesitamos enseñarles a aprender a aprehender, en todo ámbito, en lo afectivo, en lo social, en lo académico, es decir, en todo el campo de acción de una persona. Es a raíz de lo anteriormente expuesto que me queda como conclusión que el docente no solo debe ceñir su labor a entregar contenidos, sino que tiene que ir mucho más allá, debe otorgar todas las herramientas necesarias al alumno para que el día de mañana ese niño pueda afrontar exitosamente la realidad que le tocará vivir.

Finalmente quiero agregar que debemos fijarnos quién son los encargados de educar a nuestros niños, ya que no cualquiera puede asumir ese rol tan importante.


Gabriela Rifo R.
Psicología Problemática Educ
Pedagogía básica rural
Sede San Felipe
Upla

Anónimo dijo...

nelson leon ped. basica rural san felipe

¿Pedagogos sin estudios de pedagogía? ....
Existen personas con talentos o dones, o como quieran llamarlo, que tienen la capacidad de hacer cosas extraordinarias que se escapan de la realidad o del conocimiento de las masas, pero existen otras personas que trabajan y se esfuerzan mucho para obtener un título y alcanzar un conocimiento especifico, la pregunta que yo me hago es: ¿un profesor se hace o nace?¿cuánto de vocación tienen los actuales maestros? Estas preguntas me nacen después de escuchar sobre aquel punto de la LEGE con respecto a los profesionales que podrán hacer clases sin ser profesores, es entonces en donde me vuelvo a interrogar ¿La educación chilena necesita este cambio?¿tan mal hacen sus trabajos los profesores actuales? … Bueno sin ir más lejos hace poco los noticieros mostraban los malos resultados de los profesores en una evaluación hecha a ellos y además afirmaban que los alumnos de pedagogías eran los que obtenían los peores resultados en la P.S.U… sinceramente me parece que no existen las herramientas necesarias para medir si el postulante a una carrera de pedagogía tienes o mejor dicho cumple con los requisitos necesarios para ser un pedagogo. Volviendo al tema de los profesionales no profesores tengo dos puntos de vistas que he discutido con algunos compañeros de universidad y hemos llegado a ciertos acuerdos, primero creemos que puede ser bueno esta inclusión de personas en el ámbito de la pedagogía pues llevara a los profesores a ser y estar consciente de su responsabilidad de enseñar, por la contra parte creo que es malo pues si la enseñanza está siendo mal evaluada, es decir la función del profesor, que sucederá si personas sin pedagogía se dedican a ejercer esta función, ¿cómo será la educación? Que calidad de educación se entregara… en fin creo que se esta jugando con un punto muy delicado que es la formación y educación de los jóvenes y niños chilenos, en otras palabras con el futuro de chile.

Paloma Balmaceda dijo...

Nombre: Paloma Balmaceda
Profesor: Patricio Calderón
Taller de psicología

Análisis de artículo: “PROFESORES NO PROFESORES VERSUS PROFESORES SÍ PROFESORES” (A propósito del Artículo 46, letra g, de la LEGE)

Cuando yo decidí estudiar pedagogía básica pensé ¿Qué tan difícil puede ser? ¡Son niños¡ yo basaba mis opiniones en mis experiencias previas de asistente de párvulos carrera técnica que desarrolle estudiando durante dos años más uno de práctica, en donde al entrar a un jardín me dí cuenta que los dos años anteriores no habían servido de nada y que la práctica dentro de la sala era mil veces más formadora, mi historia se resume en que pase mucho tiempo de las ochocientas horas de mi práctica profesional mudando, por irónico que parezca fue una experiencia muy enriquecedora, en fin fue así como mi percepción se construyo como una aproximación a la educación y al rol docente e ingrese a la carrera de Pedagogía Básica Rural, que para mi sorpresa y la de mucho que me lo han expresados, duraba cinco años.
Después de un tiempo dentro de mi nueva carrera, mi visión sobre trabajar en educación “con niños” comenzó a tomar otros matices, más bien fue una especie de shock, que trate de concebir durante todo el primer y segundo año de universidad, entre el esfuerzo de entender la psicología educacional en niños de primer y segundo ciclo, comprender que la evaluación es mucho MÁS QUE MEDIR y que para ser un buen profesor debes conocer las cuarenta historias de tus alumnos, presentes en la sala de clases y quizás lo más extraño fue sentir que gran parte de mi experiencia durante mis trece años de escolaridad se encontraba obsoleta y que era tremendamente violenta desde la perspectiva de los alumnos de hoy.
Durante este tiempo como a todos nos pasa alguna vez, me preguntaba si abría escogido la carrera correcta, trabajar con niños, más que eso EDUCAR a los futuros adultos que darían vida a las sociedades del mañana, ese mundo donde vivirán mis hijos, y todo esto en un escenario de presente que se había vuelto más exigente y que de un tiempo a esta parte, a puesto los ojos de lleno en la educación.
Luego de pasar tercero y llegar hasta aquí, cuarto, donde nuevamente yo y mis compañeros de carrera estamos en colegios, insertos en ese tedioso y criticado sistema
la percepción de la pedagogía que tenía ha cambiado rotundamente, descubrí que desde la confusión había algo claro, esto que estaba haciendo, para lo que me estaba preparando tenía mucho sentido para mí, por esto es triste leer esa expresión, “¡Es tan fácil enseñar! Basta tener un trozo de tiza, un grupo de alumnos y bastante saliva” sobre todo cuando a esto se asocia esta “nueva idea” de aceptar a profesionales sin tener la pedagogía como requisito, meros, importantes especialistas, especialistas en su materia, desde una percepción tan ligera como el decir ¡Es tan fácil enseñar¡ parece una broma inconciente y solo mencionar, porque me lo cuestiono, ¿Dónde queda todo ese largo proceso que fue tan necesario para mi, donde construí mi vocación de servicio orientado a la pedagogía?¿no vale de nada?
El vivir cinco años de formación profesional, porque retomemos nuestra posición, también somos profesionales, considerados de segunda clase por algunos, pero profesionales, que nos preparamos no solo con buenas intenciones, sino con una formación real, donde curriculum, que suena tedioso, pero para planificar actividades donde se construya conocimiento no basta con solo poseer ese conocimiento por ser un experto en la materia, también hay que traspasarlo a entregarlo no desde un olimpo, si no desde la realidad que nuestros alumnos viven, es necesario conocer los tiempos y las formas de aprender de cada alumno, es necesario reparar en esos detalles y para que entrar en comentar la evaluación, hoy en día que tantos se han dedicado a evaluar la educación y el rol de profesor, esta bien que hay que cambiar el sistema, en eso estamos de acuerdo, que los profesores que están en el sistema desde toda una vida necesitan ser evaluados y perfeccionados, ¡¡estamos de acuerdo¡¡, hasta alguno de ellos comparten estas ideas, pero también hay que reconocer que la formación pedagógica que se están entregando en las universidades en el ultimo tiempo esta cambiando, esta mejorada, quizás aun falta por mejorar, pero ni por eso se hace comprensible para mi esta idea, si yo escogí, en su momento, por mis búsquedas internas la pedagogía, como primera opción, ¿Cuáles son las opciones de estos profesionales? ¿Cual es su aporte real? Lo cierto es que hay un aporte, no hay que negarlo, pero también hay que decirlo, estudiamos cinco años para ser profesores y de lo buenos profesores, eso no se aprende en meses o dos años, eso se forma como la conciencia, como la vocación pedagógica.

Francisco Contreras A. dijo...

Francisco Contreras A
Universidad de Playa Ancha
Sede San Felipe

4° Básica Rural y Desarrollo

Estoy profundamente de acuerdo con su artículo, la verdad es que me siento profundamente perjudicado como futuro docente, que cualquier otro profesional (ya sea este ingeniero, medico, técnico, etc. ) Pueda ejerce la en las aulas como uno más de nosotros. Y no tanto por el ámbito laboral y mi futuro económico, sino más que nada por el compromiso que yo estoy adquiriendo con la educación de mi país la estudiar pedagogía. Estoy en la seguridad absoluta de que nosotros como estudiantes universitarios nos hemos preparado día a día, para dar una buena calidad de ayuda al aprendizaje, con cátedras de psicología en donde nos preparan para entender a los niños en su madurez mental, en sus pensamientos, en sus inquietudes, en su trato, en cómo enfrentar los conflictos, etc. O curriculum en donde somos capacitados para enfrentar los contenidos de los programas de estudio de la educación básica, O un ejemplo concreto como lo es nuestra mención en donde estamos siendo capacitados con herramientas para trabajar en los campos, con niños de diferentes características y con personas distintas, etc. Y podría seguir nombrado cada ramo de mi carrera que me hace un profesor, un profesional de la educación. Puesto que un ingeniero puede saber mucho de matemáticas, pero no sabe ayudar en los aprendizajes, puesto que el solo seria un mero depositador de contenidos y tal vez lo más probable no tendría una entablación con la educación y con los educandos apropiadas. “Si queremos crecer como país debemos tomar otro camino, quizás especializar a los profesores que están en el sistema, exigir más a los alumnos de pedagogía, pero no traer profesionales de otras áreas aun campo que no es el de ellos porque eso empeorarían mas todo, puesto que llegarían personas desdichadas a las aulas. Personas que no pudieron ejercer su profesión y dicen total hago clases” debemos hacer algo y a tiempo.

Francisco Contreras A. dijo...

Francisco Contreras
UPLA sede San Felipe
4° Basica Rural

Estoy profundamente de acuerdo con su artículo, la verdad es que me siento profundamente perjudicado como futuro docente, que cualquier otro profesional (ya sea este ingeniero, medico, técnico, etc. ) Pueda ejerce la en las aulas como uno más de nosotros. Y no tanto por el ámbito laboral y mi futuro económico, sino más que nada por el compromiso que yo estoy adquiriendo con la educación de mi país la estudiar pedagogía. Estoy en la seguridad absoluta de que nosotros como estudiantes universitarios nos hemos preparado día a día, para dar una buena calidad de ayuda al aprendizaje, con cátedras de psicología en donde nos preparan para entender a los niños en su madurez mental, en sus pensamientos, en sus inquietudes, en su trato, en cómo enfrentar los conflictos, etc. O curriculum en donde somos capacitados para enfrentar los contenidos de los programas de estudio de la educación básica, O un ejemplo concreto como lo es nuestra mención en donde estamos siendo capacitados con herramientas para trabajar en los campos, con niños de diferentes características y con personas distintas, etc. Y podría seguir nombrado cada ramo de mi carrera que me hace un profesor, un profesional de la educación. Puesto que un ingeniero puede saber mucho de matemáticas, pero no sabe ayudar en los aprendizajes, puesto que el solo seria un mero depositador de contenidos y tal vez lo más probable no tendría una entablación con la educación y con los educandos apropiadas. “Si queremos crecer como país debemos tomar otro camino, quizás especializar a los profesores que están en el sistema, exigir más a los alumnos de pedagogía, pero no traer profesionales de otras áreas aun campo que no es el de ellos porque eso empeorarían mas todo, puesto que llegarían personas desdichadas a las aulas. Personas que no pudieron ejercer su profesión y dicen total hago clases” debemos hacer algo y a tiempo.

Anónimo dijo...

Lesly Garcia
UPLA sede San Felipe
1° año Pedagogía Básica Rural

Yo como alumna de primer año, creo que el tema sin duda es de discusión, pienso que es injusto para cada uno de nosotros, ya que entramos en esta carrera porque queremos ayudar y enseñar, muchos seguidos de nuestra vocación por la pedagogía, Y no creo que sea correcto que cualquiera pueda realizar clases, Me siento pasada a llevar por esas profesionales que no son de educación y que siendo quizás ingeniero, abogado, medico, etc. entre a una sala y se pare al frente de los alumnos, a hablar de temas que alomejor no están dentro de lo que queremos dar a nuestros niños , los que si queremos la educación. Están perjudicando nuestro campo.
Si hay tantos problemas acerca de la buena educación ¿por qué entonces existen estos profesores no profesores? ¿Por qué lo permitimos? No es tan sencillo como ellos piensan, debemos darle buenas bases a nuestros niños. No solo debemos reflejarnos como profesores sino también como un amigo para ellos.
El colegio es como un segundo hogar y por tanto además de enseñar, tenemos como responsabilidad, recalcar valores, que han entregado en sus casas. Es lamentable que estudiemos tantos años para que después al sentir o ejercer nos encontramos con no profesores en las salas de clases. Creo que lo ven como una oportunidad más de trabajo que como algo tan importante que es la educación de nuestros pequeños.

Eliazar dijo...

No cabe duda de que esta ley permita a personas que no son profesores “educar” a los alumnos es por lo menos preocupante, teniendo en cuenta los nefastos resultados que esto podría desencadenar a futuro.

Me pregunto si estas personas tan inteligentes para crear este tipo de leyes serían capaces de operarse con un profesor de biología. Lo dudo. Entonces ¿que los lleva a tomar este tipo de iniciativas? La respuesta que mas me convence es que todas aquellas personas que toman decisiones en este ámbito no tienen ningún tipo de relación directa con la realidad que se vivencia en el aula y solo se dedican a crear leyes desde sus escritorios. Digo esto por que si tomaran el tiempo de ver la realidad en terreno, se darían cuenta que para poder educar no basta solamente con dominar algún tema o ser especialista en algún contenido, ya que el educar va mas allá de un simple traspaso de contenidos.

En base a lo expuesto anteriormente es que estoy totalmente de acuerdo con lo que se plantea en esta publicación. Sin embargo no puedo dejar de mencionar en base a las diversas experiencias vividas en las practicas durante los 4 años que llevo estudiando pedagogía , considero que muchos profesores parecen no serlo, actúan de manera tal que uno cuestiona que sea un profesional de la educación. Por ello muchos piensan que este artículo de la LGE no va a cambiar mucho la realidad educacional, ya que solo se van a cambiar malos profesores por buenos profesionales.

Por ello considero fundamental que de todos los “profesores si profesores” así como también los estudiantes de pedagogía que con tanto ímpetu criticamos este artículo, con ese mismo ímpetu trabajemos en el aula a fin de que realmente se refleje la diferencia entre un profesional de la educación y un profesional que solo maneja contenidos. Esto es labor nuestra, ya que sólo depende de nosotros que se reconozca la importancia y lo indispensable que es un “profesor si profesor”

Eliazar Pizarro
IV Pedagogía Básica Rural
Sede San Felipe

Elizabeth Pizarro dijo...

Elizabeth Pizarro G
Universidad Playa Ancha
Sede San Felipe
Pedagogía Básica Rural
IV año


“PROFESORES NO PROFESORES VERSUS PROFESORES SÍ PROFESORES”

¿Sería lícito aceptar en un hospital un Médico que en fondo todos sabemos que no lo es o se admitiría en un trabajo de obras públicas a un hombre o mujer que haga el trabajo de un Ingeniero, sabiendo que no lo es?, la respuesta es obvia, para una tarea específica se requiere de un profesional especializado en el área que se desempeña, pero ¿Por qué entonces aceptamos en la educación falsos profesores (as), sabiendo que no son pedagogos, que no son profesionales de la educación, se permite que reemplacen al que es profesional especializado en el área?.
¡Es tan fácil enseñar!, quizás sí, pero es tan fácil, el lograr aprendizajes en otros que cualquiera puede hacerlo. Enseñar no es lo mismo que ser capaz que otros aprendan.
No puedo negar, que como alumna de 4º año me impacte esta frase, que como dice el artículo no sólo quedó en el pasado sino que aún está presente y qué lamentable que se vea reflejada implícitamente en el Artículo 46, letra g, de la LEGE. “¡Es tan fácil enseñar! Basta tener un trozo de tiza, un grupo de alumnos y bastante saliva”, se me torna impactante porque lleva a hacerme una pregunta, ¿De qué sirven entonces 4 años de preparación PROFESIONAL como pedagoga y un año de práctica profesional y realización de una tesis, si CUALQUIERA puede hacer “mi pega”?, ¡Es a caso en vano!, ¿Para qué entonces esforzarse en entender la psicología educacional, psicología del niño, etc., si otros se la echan al bolsillo cuando se trata de estar en el aula?.
Enseñar puede que sea fácil, es verdad que cualquiera puede enseñar e incluso con o sin vocación, pero el lograr aprendizajes, el alcanzar que otros (llamémoslos alumnos) aprendan, no lo puede lograr cualquiera y en eso se diferencia un profesor no profesor con uno que sí lo es.
El verdadero profesor, para lo que yo estudié, sigo esforzándome en estudiar y aspiro a ser y mantenerme en el tiempo, no solo sabe enseñar, no se queda en el contenido, el real, el profesional de la educación no tiene como meta enseñar solamente, sino crear lazos, pretende conocer, saber y entender lo que pasa en la mente y en el corazón de cada alumno y quiero hacer referencia a una frase hecha por el cardenal Raúl Silva Henríquez frente a la pregunta que le hicieron sobre cómo podemos educar y enseñar a los niños: “llegando o tocando el corazón de ese niño, para bien o para mal, encantar, seducir, persuadir, involucrar e involucrarse en la acción de educar, es decir no sólo generar cambios en el otro sino que al mismo tiempo y con igual fuerza se produzcan en ti cambios reales y significativos producto de esa misma interacción, y si ésta se realiza en y con el lenguaje como canal de comunicación permanente, claro, sensible y afectivo se logran producir efectos que no logras describir ni dimensionar, más bien dicho sólo debes vivir” y quisiera terminar con la siguiente pregunta ¿Quién se da el tiempo de conocer la historia de sus 30, 40 o más alumnos? ¿Quién se da el trabajo de involucrarse en el aprendizaje de sus niños? No pueden ser todos o cualquiera solo lo logra no solo como un objetivo por cumplir, sino con satisfacción, con esmero, con vocación y gratificación, el profesor que sí es profesor.

Anónimo dijo...

Estoy totalmente de acuerdo con su artículo.
Yo como alumna de primer año este tema me produce mucha desilusión ya que escogí esta carrera con mucha conciencia de querer entregar mis conocimientos, sentimientos, actitudes, motivar al alumno y he aprendido en este corto tiempo en la universidad que uno como futura profesora debe guiar al alumno a su propio aprendizaje, no ser un mero indoctrinador como lo será un profesor no profesor ya que este no conocerá lo esencial de la pedagogía y no tendrá lo más importante la vocación de ser profesor. Encuentro injusto que este tema tan importante no sé realmente enserio ya que la escuela para esta sociedad es una segunda casa en la cual el niño pasa la mayor parte del tiempo aprendiendo, conociendo cosas nuevas, redescubriendo cada día y que realice esto con una persona no capacitada ¿Qué se esperara? Como quieren mejorar la educación si en esta no hay personas capacitadas (abogados, ingenieros, etc.), ni con la vocación de enseñar ni de comprender a los alumnos y que ven esta solo una oportunidad de trabajo. Donde ellos piensan que tienen que entregaran solo sus conocimientos ¿Pero de qué forma? Si no conocen las estrategias de enseñanza ni la psicología educacional y algo tan importante como lo que pueden pensar los alumnos.

Nicol Muñoz Cayuqueo
Primer año
Pedagogía Básica Rural.
Universidad de Playa Ancha
Sede San Felipe.

Nieves Veragra dijo...

Nieves Vergara Álvarez.
Pedagogía Básica Rural con mención en desarrollo Local.
Psicología Educacional
Sede San Felipe


PROFESORES NO PROFESORES VERSUS PROFESORES SÍ PROFESORES

En la “época del conocimiento” en la que vivimos, sabemos que la preocupación no esta en la entrega de estos, sino en la forma de cómo entregarlos porque, como bien sabemos, hoy en día este esta al alcance de todos. Un excelente ejemplo a destacar es Internet una fuente de conocimiento al alcance de todos, entonces ¿Como hacer entender a los “profesores no profesores” que mas que hacer un bien generan un daño?, ya que al no manejar psicología educacional, metodología o estrategia de aprendizajes, entre otros no logran realizar aprendizajes de calidad en los alumnos.
Hasta que punto como futuros profesores nos quedamos de manos cruzadas dejando que la enseñanza de nuestros niños quede a cargo de profesionales no capacitados, que aunque tengan las mejores intenciones de enseñar no manejan las bases fundamentales de un pedagogo.
“Yo cumplo con enseñar, si no aprende no es problema mió”, esta fue la respuesta que me dio un alumno de ingeniería al preguntarle ¿Qué haces si un alumno no aprende?, es imposible quedar indiferente ante este tipo de comentario mas aun sabiendo que puede ser un posible y futuro profesor.

miguel dijo...

La educación siempre es un tema en discuta en nuestro país, siempre se generaran controversias, es algo inevitable, ya que siempre hay factores que influyen en una buena o mala educación, ya sea el dinero, los profesores o los alumnos.

Probablemente nos estamos dirigiendo a un solo punto del problema de la educación, que es la calidad de educación que entregan los profesores, sin embargo un gran factor que esta en juego es la del alumno, en el esta la otra gran responsabilidad, la de prestar atención en su clase, puede el profesor entregar la mayor motivación a el alumno pero si este no le importa no va a aprender y punto.
Es difícil culpar a alguien por la mala educación que existe en Chile, ya que es mucho lo que influye, desde que un alumno no quiere aprender, por que la relación de alumno-profesor no es buena, y hasta por la misma profesión es muy típico encontrar alumnos que entraron a la carrera por obligación o por que no quedaron en otra.
Ser profesor es ser un conjunto de saberes, no solo el de la especialidad sino el de ponerse en el lugar de sus alumnos y entenderlos, eso es lo que muchas personas no saben y creen que el solo tener la personalidad y pararse en frente de un monton de personas es ser profesor, están enteramente equivocados.
Ser profesor no es contestar todos los ejercicios, dar una respuesta a todas las preguntas, sino que un buen profesor es aquel que de un buen problema o de una buena pregunta saca una mejor pregunta.
Creo que Chile está mal enfocado al tratar de mejorar la educación ,con personas que no tienen idea de lo que es educar solo dominio, no saben de sus alumnos, hablo de que ahora los ingenieros en diez semestres pueden hacer clases.

Joseph Smith B. dijo...

Si la educación ha estado y está principalmente en manos de los "profesores si profesores", me pregunto por que es de tan mala calidad...Por todo lo que he leido en este interesante blog, deduzco que solo los "profesores si profesores" poseen la poción mágica para enseñar correctamente y ayudar a aprender...Pero al parecer dicha poción mágica propiedad exclusiva de los "profesores si profesores", lamentablemente no está funcionando como debiera.

Curiosamente revisando la página de personaje público de un amigo mio "profesor no profesor" que sus alumnos y ex-alumnos hicieron en facebook, me encontré con la sorpresa de que casi la totalidad de los más de 1600 fans que posee en dicha página, concuerdan en casi lo mismo: "el mejor profesor que han tenido en toda su vida y con el que más han aprendido de ciencias". Este "Profesor no profesor" ligado al área de la salud nunca ha tenido una formación pedagógica ni ha estudiado formalmente para ser un excelso pedagogo, sólo resolvió un gran problema...lograr que sus estudiantes aprendan eficazmente biología.

A mi memoria vienen las palabras sabias de mi padre, un gran profesor hoy ligado al mundo de la administración de la educación, "Hijo, para solucionar un problema pequeño o grande, solo se necesita inteligencia y sabiduría. Piensa, piensa y no discutas, ya que mientras otros discuten tu puedes encontrar la solución".

Parece que este "profesor no profesor" encontró la solución sin pasar 5 años en una universidad aprendiendo pedagogía...

Con pedagogía o sin ella, puedes ser buen o mal profesor.




Joseph C. Smith Brown
IT Development Engineer

Miguel silva dijo...

profesor, soy alumno de pedagogía en matemática de primer año, mi comnentario está uno más arriba, dice así:
Miguel dijo
la educacion es un tema en disputa en nuestro país.aa
Mi nombre es Miguelk Angel Silva Veraldi.
Recuerde que el comentario está uno m,ás arriba, y está con las caracteristicas que indique anteriormente.

Anónimo dijo...

Profesores versus exponentes.

Así defino a la situación que hoy en día se vive entre los profesores que fueron formados para “educar” y esas personas que intentan “educar” a base de contenido solamente.
Hay un tema muy latente que viene a lo largo de toda la historia pedagógica, que es “No es tan solo lo que se enseña, sino que como se enseña”, eso es fundamental para contradecir lo que actualmente se rige en la LGE, que dice que “cualquier” profesional con más de ocho semestres de formación puede ejercer el trabajo de un “profesor” que fue, está y será formado para educar. No se trata tan solo de que domine las materias a exponer, sino que sepa como enseñar.
Debemos tener en cuenta que no trabajaremos con computadores u otros sistemas en el que debemos grabar y entregar información, trabajaremos con personas, personitas o pequeñas grandes personas que sienten, piensan y actúan de manera autónoma en la sociedad, claro que siempre está la influencia del medio, como lo dice la teoría cognitiva social, lo que nos lleva a tener en cuenta de la percepción e aprendizaje en ocasiones inconcientes, todo eso y muchas cosas más en conjunto que se deben tener en cuenta. Yo como futuro profesor o mejor dicho “educador”, tengo aunque sea la noción de todos estos temas relevantes para enseñar, cosa que aquellos personajes que en algunos casos manejan muy bien los contenidos pero NO SABEN ENSEÑARLOS.
Por eso creo que los profesores deben ser profesores y los ingenieros deben de ser ingenieros, y como dice un dicho moderno… “Las cosa como son” y las cosas deben ser como deben ser.

Johan Espinosa Saavedra
Pedagogía en Matemáticas y Computación
Generación 2009

Marcos Pinilla dijo...

Bueno, la verdad es que siempre he pensado que dentro del marco de los profesionales, los profesores son vistos como "los profesionales de más bajo rango", lo cual me molesta en demasía, ya que un profesor para llegar a serlo debió estudiar y prepararse lo mismo que cualquier otro profesional.
Por otra parte, he escuchado demasiadas veces la frase "soy profesor no más", otra frase que me irrita, suena como si esa persona no estuviese conforme con lo que estudió, o que sólo le alcanzó para eso, es una falta de respeto para cada profesional que imparte el arte de la educación. Este tipo de opiniones (con respecto a los profesores) creo que son influenciadas también por las bajas remuneraciones que reciben los profesores, siendo que esta es una labor tan importante como todas las demás, ya que un profesor puede inferir en el futuro de un alumno, es por esto que es tan delicado y constituye una irresponsabilidad enorme que una persona sin el grado de profesor de estado, imparta conocimientos sin tener las herramientas pedagógicas necesarias para llevar acabo esta labor.
Con respecto al artículo, no basta con "una tiza, un puñado de alumnos y bastante saliva", sin duda es mucho más que eso. Es cierto que cualquier persona puede enseñar sobre algún tema o materia determinada, pero en lo que sé diferencia un profesor, es que este es un experto en el arte de la educación, y es por lo cuál es el único tipo de persona adecuado y suficientemente capacitado para la formación de jóvenes, niños, etc.
He escuchado muchos casos de centros de formación técnica que preparan profesores en dos años con clases solo los días sábados, y me pregunto ¿qué clase de profesores saldrán de esos centros?, ¿tendrán él conocimiento necesario para tratar con cursos numerosos?, ¿sabrán cómo enfrentar adecuadamente a alumnos conflictivos?, la verdad es que no lo sé y siento una profunda preocupación por los alumnos que serán instruidos por este tipo de ¡profesores!
También esta el caso de ingenieros qué sé desenvuelven cómo profesores de matemáticas o física, tal ves posean el conocimiento necesario en esas arias, pero ¿sabrán cómo transmitirlo correctamente? Además no creo que haya esaces de profesores como para que tengan que contratar a otros tipos de profesionales para realizar labores ajenas a su área.
Por ultimo, me parece muy interesante el que se traten este tipo de temas, solo existe un tipo de profesionales expertos en la rama de la educación y esos son los pedagogos, él daño que se provoca cuando alguien sin el conocimiento necesario comienza a impartir conocimientos, es tremendo, y con tantas "distracciones" que existen hoy en día, es muy fácil que ese niño o joven deje sus estudios, o sea atraído por algún tipo de droga, ó él alcohol, etc. No podemos permitir que esto pase, son miles de jóvenes que terminan cediendo ante este tipo de vicios, sobre todo en los estratos socioeconómicos más vulnerables. Y cuando un joven fracasa creo que todos como sociedad también fracasamos.

Espero que todos los que puedan leer esta opinión, mediten acerca de las consecuencias que puede provocar el que una persona sin la capacitación necesaria se desenvuelva como profesor.
Sin nada más que decir me despido.
Marcos Pinilla
Alumno de P. en Matemáticas y Computación de la U.P.A.

Anónimo dijo...

-magister: "debe alguien hacerse cargo de las exigencias del orden pedagógico, de lo contrario no habría ninguna diferencia entre esa calidad docente y lo que podría aprender un estudiante en Internet."

creo que esta frase abarca ciento por ciento a lo que yo quiero referirme. Estoy muy de acuerdo con el profesor Calderón cuando clasifica a los profesores en dos grupos, uno de ellos los profesores no profesores y el otro grupo que los conforman los profesores sí profesores. Creo que en el mundo entero empezando, claro por nuestro país, las aulas de clase estan llenas de profesores que pertenecen al primer grupo, profesores metodistas, rutinarios, agresivos, malhumorados, desatentos, desinteresados, ABURRIDOS y con esto no me refiero prescisamente a que espero que en una sala de clases el profe se dedique a contar chistes, me refiero que su malhumor, que su rutina lo hace transmitirnos SU aburrimiento personal. yo como alumna, ¿comó puedo sentirme cómoda en un lugar donde el "dueño de casa" (sala de clases) me recibe de mala manera, me responde enojado, se muestra aburrido de su posicion como maestro? lo mas concreto y natural en la mayoria de las personas es que actuen de la misma manera con este maestro que no muestra ninguna interés por que yo aprenda lo que El esta enseñando, más bien hablando, como un repertorio sabido de memoria. De aquí parte mi crítica, de todo corazón me encantaría que todo lo que usted profesor Patricio nos logra transmitir cada jueves en que nos reunimos mis compañeros y yo con usted, quedára en nuestras memorias, me encantaría que todos quienes opinan en este mismo blog diciendo estar de acuerdo con usted, el día que se vean enfrentados a una sala de clases con todo tipo de alumnos, sepan APLICAR lo aprendido, me encantaría que no quedára solo en palabras bonitas y en un "sí, estoy de acuerdo contigo Patricio". Y por último me encanttaría que yo, en un futuro laboral llegue a ser una profesora sí profesora, me encantaria llegar a ser una PEDAGOGA con todas sus letras.

Angela Moraga, Pedagogía en Matematicas y Computación. UPLA

Anónimo dijo...

Un Profesor no profesor debe tomar conciencia y sin que nadie le diga ya que este posee la madurez necesaria para verlo (se supone que estamos hablando de una persona de a lo menos 23 años), tome sus cosas y se vaya de una sala de clases en donde solo logra confundir y al final hacer mas difícil la labor del profesor si profesor ya que este tendrá que repasar términos que "supuestamente" ya se vieron pero con un profesor no profesor estos quedan confundidos o peor aun tal vez el alumno nunca sepa que quiso decir un algún momento en particular con las clases que impartió y llegamos a lo que se llaman las falencias educativas, que es muy común que pase con los alumnos que ven el área de matemáticas que llegan a un resultado sin saber como ni porque ya que el profesor los hace mecánico.

Además los alumnos necesitan a alguien que realmente tenga conocimientos no solo del área en la que se especializa sino también de “pedagogía pura” ya que es esta rama en la que un profesor toma las herramientas necesaria para hacer su labor mucho mas simple. Agregando, que esta carrera de docente se logra solo con vocación, y un profesor no profesor no se esfuerza en encontrarla y además que sus objetivos son otros (ganar dinero, entre otras cosas), mi punto mas claro es que estos no profesores "no les quedo otra" que ejercer esta profesión y simplemente lo hicieron no tomando en cuenta el daño que pueden provocar en los alumnos,

Además nadie haría lo que hace un profesor no profesor con un criterio bien formado y siendo muy responsable ya que ejercer una profesión sin conocerla es una simple y vulgar irresponsabilidad (nadie operara a nadie sin tener conocimientos previos y además de una práctica por lo menos).

La profesión en la que yo particularmente estoy en este momento PEDAGOGÍA, creo que somos nosotros mismos tenemos que deberle respeto y empezando por nosotros debemos darle el lugar que se merece porque sin nosotros nadie tendría educación y seria un caos total. Habrían muchas irresponsabilidades en mil temas como doctores, ingenieros, periodistas, etc.


CATALINA MARCHANT CORNEJO
PED. EN MATEMATICA & COMPUTACION

ivonne dijo...

Si nos situamos en el tiempo, nos daremos cuenta que la enseñanza ha dado un salto extraordinario dado que hoy por hoy se requiere aprender para desarrollarse en lo profesional y lo personal ya que la sociedad en la cual nos desenvolvemos nos exige el máximo de preparación para así enfrentarnos en una dura competencia en el ámbito laboral. Pues bien , en otro tiempo o época, todo aquello no revestía mayor importancia, salvo marcadas excepciones ya que las expectativas que los alumnos ofrecían no pasaban mas allá de saber lo básico, como leer, escribir y nociones fundamentales de matemáticas, pues constituían requisitos suficientes para acceder al plano laboral. Es por ello que ocurría que para enseñar, solo bastaba como el párrafo lo menciona, un trozo de tiza y bastante saliva.
Sucede que hoy los alumnos presentan expectativas mayores, que van mas allá de lo que su ámbito de acción les rodea, es decir que alumnos con mayor grado de necesidad por aprender, requieren de profesores que traspasen las barreras normales de lo que es enseñar, involucrándose además en el mundo interior del alumno, para así junto con el traspaso de conocimientos, sea capaz de orientarlo en la ruta correcta, para sacar mayor partido a todo lo aprendido. Es por ello que la pedagogía va de la mano de la psicología, pasando a formar parte elemental de quien enseña, no basta solo dominar una determinada materia, si no que además debe saber enseñar, recordemos que por ello son llamados maestros.
Es legitimo entonces enfocar el tema desde una perspectiva distinta , dejando de lado el celo profesional, si no que orientado básicamente a mejorar la enseñanza. Por lo que se hace necesario legislar sobre lo que es realmente un profesor versus aquellos que solo dominan una determinada materia, es la única forma de subir el nivel de la educación en este país cada vez mas globalizado.
pedagogia en matematica y computacion
Ivonne Zamora Diaz

Hescobar dijo...

Para producir aprendizaje usted habla de tres variables que ocupan de los años 60
Una de ellas es la “Estrategias de enseñanza” la cual creo yo es indispensable para una pedagogo en ejercicio en un aula de clases; empiezo así por el motivo al cual me refiero, suponiendo el caso de un “profesor no profesor” no tiene este tipo de enseñanza y no posee las herramientas pedagógicas necesarias en el correcto conducto para llegar al alumno.

En la actualidad existen muchos profesores (si profesores) que se encuentran cesantes, siendo que en muchos colegios hay profesionales relacionados con otras áreas impartiendo conocimientos a alumnos de enseñanza básica o media, es más, en algunos casos ni siquiera son profesionales si no una persona con vagos conocimientos de algunos ramos específicos. Digo esto por el caso directo que tuve, de un profesor, me recuerdo que en la media hacia el ramo de historia y simplemente era un hombre de avanzada edad con mucha experiencia de vida y siento hoy en día que tengo muy mala base y así corroboro porque era una escuela en donde como escuela tenia hasta octavo básico y en el cambio a colegio de enseñanza media supe lo que era estar con un verdadero profesor de historia.

Por otra parte no puedo dejar de mencionar el hecho de que un “profesor no profesor” tal vez no sabría como reaccionar frente a problemas conductuales de alumnos conflictivos, es cierto que a veces el profesor tiene que tomar decisiones en las cuales el debe aplicar su criterio, pero hay conductos regulares y normas que este debe respetar, tal vez son estas las que el profesor no profesor desconocen y marcan la gran diferencia.

Creo que es un tema muy relevante en la actualidad digo esto porque creo que es bueno que se marquen las diferencias entre un verdadero pedagogo a una persona que se para en una sala de clases con una tiza y mucha saliva, a ¡enseñar!.

Anónimo dijo...

Que podemos decir es realmente aberrante que un “no profesor” haga clases a alumnos necesitados de saber que como su calificación de adolescentes, adolecen de infinitas experiencias que un profesor puede darle. Es esto mi facultad de decir que un profesor si profesor tiene las herramientas necesarias para pararse en frente de un curso y poder hacer una clase sin que vuele una mosca o hacer de su persona alguien especial para los alumnos eso es tema de cada profesional ya que en ramos tan pedagógicos como Psicología educacional o Talleres de Desarrollo Personal les dan las herramientas para tomar cualquier técnica de impartir una enseñanza y claramente un profesor no profesor puede tomar conocimiento de esto pero no impartirlo de la forma adecuada, además que lo mas probable es que ese profesor no profesor este dando clases por un motivo mucho mas superficial que el profesor si profesor…

En este semestre que llevo de Pedagogía puedo decir que aun me faltan muchísimos temas que debo tratar y debo agudizar ya que aun no poseo todas las herramientas pero si estoy feliz ya que me satisface esta carrera y lo cual creo desde mi particular mirada dudablemente un profesor no profesor pueda sentirse satisfecho sin saber lo que puede provocar en los alumnos hasta donde pueden llegar sus palabras, ya que un profesor si profesor sabe que siempre debe ser cauteloso en sus palabras ya que estas pueden hundir a un alumno que no tiene la madurez necesaria para sobrellevar algo que han dicho de el…

Mi punto mas importante y mas grave creo es que políticamente la LGE esta o estaba dirigida a los profesores no profesores (ingenieros de profesores de matemática, etc.) y ahí es la cima del problema que da cabida a personas profesionales pero que no tienen técnicas de enseñanza.

Catalina Marchant Cornejo
Ped. en Matematica y Computacion
UPLA

Matías Fuentes dijo...

Primero que todo, es fácil poder dar a elegir a un establecimiento educacional si entre “profesor si profesor” o “profesor no profesor”, solo hay que saber quien es el que cobra menos, a muchos de los colegios no les importa si la persona tiene titulo, sólo si sabe la materia. Este puede ser el peor problema en la diferenciación de “profesor si profesor” y su “antagonista”… en si pueden haber situaciones en que el “profesor no profesor” pueda ser mejor que el “profesor si profesor” (nombrado en un comentario anterior), pero la pregunta más recurrente para este tema seria… ¿es necesario que estos profesionales que no tienen la conciencia de la psicología de la educación, enseñen?, por que los recintos educacionales siguen contratando disque profesores para que les enseñen a nuestros hijos disminuyendo su parte empática (que debería tener un profesor con un alumno) y aumentando los problemas como el que a un alumno, la asignatura de un profesor no se vuelva de su agrado.
En una situación personal, mi profesor de enseñanza media en la asignatura de física era ingeniero, en la cual durante mi enseñanza de 1º a 3º medio fue caótica, para mi la física era un problema, no era de mi agrado y me cargaba entrar a la sala para aprender esta materia, pero por algunos problemas personales me tuvieron que cambiar de colegio. En este cambio conocí en 4º medio, a un profesor de física que capturaba mi atención, lograba que se me facilitara la forma de aprender la materia tan odiada. En casos como estos me doy cuenta de las grandes diferencias que existen entre un “profesor no profesor” y un “profesor si profesor” que seria la parte emocional y la interactividad que pueda tener el profesor con el alumno.
Si la decisión fuera mía, sólo los “profesores si profesores” estarían en las aulas educacionales, pero como en algunas partes de este país hay profesores que hacen falta (como profesores de física), ocupan “parches” momentáneos que después de ver que aun no se pueden consiguen a los profesores asignados, estos llamados “parches” continúan en la educación haciendo que los alumnos al egresar de sus colegios salgan al mundo con una capacidad de conocimientos ínfima.
En ocasiones especiales cabe la incertidumbre de profesores con el titulo de “profesores si profesores” ¡que no saben enseñar adecuadamente! esto genera otro problema mayor, la situación de estas personas causan un problema de alta envergadura, en el cual no tiene vocación. Hay profesores que para ellos enseñar no es un agrado o que pierden su vocación por algún factor cualquiera. Son estos los profesores que marcan la diferencia de “profesores si profesores”, estos son los profesores que hacen que la educación sea tan critica en nuestro país. Para mi la educación es primordial, no se puede jugar con un tema tan delicado, ¿Por qué los profesores que pierden su vocación se vuelven “profesores no profesores”?, esto podría ser por su largo tiempo enseñando que causar por un aburrimiento o quizá por que el profesor se da cuenta de que hay alumnos que no quieren aprender.
En todos estos casos el debate de los profesores puede ser muy ambiguo, pero lo que si podría ser un pensamiento en general es que los profesores que enseñan deben tener su vocación clara y potenciada cada día más, quizás así se pueda aumentar la educación en nuestro país.

Matías Fuentes.
1º año.
Pedagogía en Física.
Universidad de Playa Ancha.

mitsou sage dijo...

Siempre me ah causado la duda de por qué profesores que no han estudiado para ser profesores puedan hacer clases de materias que ellos creen saber o entender, para mí opinión creo que no son capaces de trasmitir bien los contenidos que quieren expresar ni poder desarrollarse en el tema, ya que muchas veces se da en la universidad que ingenieros hagan clases de algún ramo y pasen la materia sin explicarla bien y mas encima le dan a los alumnos un libro para que ellos los lean para la próxima prueba, sin explicarlo anteriormente ni escuchar las preguntas de sus alumnos .
Como lo eh estudiado en el ramo de sicología educacional un profesor debe ayudar a aprender al alumno, comprenderlo y escuchar sus preguntas, trabajar distintas formas de aprendizaje y como mi propio punto de vista tener el gusto de la enseñanza.
Para mí que deseo ser una profesora profesional y no una de esas que solo saben dictar, es esencial el trato con los alumnos, aunque no dejo de admitir que tengo miedo del futuro, puesto que al día de hoy se muestran tantos casos de bullying entre alumnos y alumnos que atacan a sus profesores , verdaderamente da miedo .
Como futura profesora deseo no caer en la rutina de un” no profesor “ y hacerme entender a los alumnos como una profesora que da ejemplos, que sabe explicar bien ,nos escucha y nos entiende, y sabe mostrar diferentes tipos de ejemplos en los temas del ramo.
Sin más que decir dejo como conclusión que un profesor debe estudiar la sicología educacional y entender a sus alumnos para dar una buena enseñanza a sus futuros profesionales.



atte.

Mitsou Sage G.

Anónimo dijo...

Hoy en día solo se ofrece datos y datos, para que el estudiante los absorba como una esponja, pero sin la cualidad ni la aptitud de entenderlas y si no se entiende, no se aprende.
Muchas veces los mismos profesores no son concientes de cómo se les esta enseñando a sus alumnos, creen que por cumplir horarios ya estos aprendieron, pero no se dan cuenta que enseñar no es solo pasar sus contenidos de asignaturas sino es motivarlos a que les interesen las clases ya que se dice que dependiendo de la aptitud del profesor en hacer clases es como es la motivación de este.
Enseñar es una palabra universal ya que todos hemos enseñado, o nos han enseñado a comprende o hacer algo. La capacidad de conocimiento de los niños esta mucho mas avanzada ya que pueden aprender mas rápido que un adulto algo tan fácil; es por eso que en ciertos colegios se les saca provecho a las edades donde los niños están en pleno desarrollo de conocimiento, ya sea enseñándoles idiomas, como también potenciando la parte científica.
Un buen pedagogo para enseñar bien, primero que todo debe saber que esta pasando con la mente de sus estudiantes ya que muchas veces a los alumnos les va mal, no por el hecho de no a ver estudiado, sino, por tener problemas en sus casa o el simple hecho de sentirse desmotivados; este tema lo menciona muy claramente y profundamente el libro “conflicto entre profesor y alumno” donde se dan a conocer varios puntos de vista por ejemplo tener una cercanía hacia el alumno, mas que un profesor debe ser un amigo pero siempre con sus limites para que así no se propasen en la confianza que este les da; si el profesor se acerca con los intereses de sus alumnos estos tendrán una muy buena convivencia y por lo tanto se olvidaran de sus problemas externos y gozaran de una clase plena.
Los futuros profesionales en formación están dispuestos a poner toda sus herramientas enseñadas al momento de enfrentarse a una clase; pero no siempre es así ya que una vez egresado de la carrera estas herramientas no se saben poner en practica es por eso que se toman decisiones no deseadas o simplemente no son recordadas; y es ahí donde los profesores no son excelentes porque en algunas oportunidades son autoritarios y solo pasan contenidos sin importarles lo que piensen sus alumnos.
Hoy en día esta muy de moda por ejemplo poner a un ingeniero hacer clases de matemáticas sin saber como tratar a esos niños, solo explicando con una base donde no se sale de sus parámetros de “educación”, es por eso que toman cursos de pedagogía y con eso creyéndose pedagogos, no siendo así, ya que creo que para eso esta la profesión y la vocación, estas dos ligadas a un solo objetivo que es enseñar y que aprendan no memorizando sino mas bien comprendiendo. Un buen profesor es aquel que te enseña de mil maneras para que el alumno comprenda y aprenda, conociendo a sus alumnos y por ende ser didáctico y dar en el punto de sus intereses; motivar, inspirar e incitar el aprendizaje sin dejar de lado la realidad social en la que el estudiante se desenvuelve tomando en cuenta su madurez en la auto aceptación; ya que todo alumno tiene conocimientos bastos el cual debe ser reesforzado con ayuda de su entorno.

Catalina Torres Lepe
Primer año en Pedagogia en Quimica y Ciencias (Promoción 2010)

Mario Olivares dijo...

A mi parecer es de muy mal gusto que los ‘‘No Profesores’’ puedan emprender la carrera que nosotros estamos estudiando y la elegimos por algún motivo que nos inspiro a esto. No cualquiera tiene la paciencia o más bien el cariño que se le debe tener a los alumnos para poder enseñar, por ejemplo, si ponemos a un ingeniero a hacer una clase de matemáticas, aparte de que este sujeto sabe mucho mas de tal área que el mismo profesor, no tiene la pedagogía necesaria para poder enfrentarse a un curso de quizás hasta 45 alumnos, su trabajo consiste en solo él tener los resultados para algún trabajo (dependiendo de la especialidad del ingeniero). Es por esto que los ‘‘Sí Profesores’’ somos quienes realmente debemos ‘‘ayudar a aprender’’, ya que no somos los que solamente ‘‘tomamos una tiza’’ y comenzamos a hablar respecto de la materia correspondiente que se le debe enseñar al curso, para eso estudiamos nuestros años respectivos y lo que debemos saber para enfrentarnos a diversos casos dentro del aula. Además el profesor no tan solo está para enseñar su área respectiva, sino también que enseña a sus alumnos sobre los distintos casos de vida, ya que éste tiene más años de experiencia que un joven de I° medio o cualquier otro curso.
En conclusión, un ‘’Sí Profesor’’ obviamente está más capacitado para ‘‘ayudar a aprender’’, pero no tan solo sirve para esto, sino que también puede convertirse en un verdadero amigo. Es más, como dato anecdótico, mi profesor de química lo considero un amigo, ya que él fue quien realmente me motivo a estar en esta carrera, fue quien me mostro el mundo de la química y me dio su apoyo desde el momento en que supo de que yo quería estudiar su carrera, es mas hasta el día de hoy mantenemos el contacto por medio del correo electrónico. Esforzándome, espero algún día superar a mi maestro y ser realmente un ‘‘Sí Profesor’’. ¿Quién dice que esto no puede ser posible?

Mario Olivares Morales.
Pedagogía en Química y Ciencias.
(Promoción 2010)

Francisca Riquelme Pérez dijo...

En la actualidad existen ingenieros que se dan la tarea de enseñar sin tener una pedagogía, sin saber cuál es el fin de un profesor(a), aparte de enseñar, tienen la tarea de hacer que los alumnos se sientan cómodos, saber cuáles son sus propósitos, estar en constante conversación con ellos, desear que los alumnos aprendan. Esta es la actitud con la cual un profesor(a) se debe enfrentar ante un curso. A mi opinión un ingeniero no tiene las herramientas suficientes para afrontarse ante un aula de clases, al parecer es fácil enseñar cuando hay conocimientos suficientes, pero para esto están los profesores, esos profesores que aman lo que hacen, que prefieren la transcendencia ante todo, que anhelan que sus alumnos los recuerden por muchos años, que recuerden sus clases por el contenido, por lo entretenido que era aprender didácticamente, por la motivación de parte de el profesor(a) , por el amor a sus alumnos.
Es así como se pueden solucionar tantos conflictos que se dan en las horas de clases, con amor se pueden hacer considerables cambios. Solo hay que pensar que mutuamente, tanto en el profesor como en el alumno habrá siempre una conexión que se debe saber llevar, una conexión que puede ser hermosa si lo sabemos hacer.
Ahora solo nos queda agregar que estamos en un país donde los alumnos piden a gritos profesores si profesores, y estos profesores solo serán profesores con vocación cuando cumplan con los mínimos requisitos nombrados anteriormente.
Francisca Riquelme Pérez.
Pedagogía en Química y Ciencias.
Generación 2010.

Francisca Riquelme Pérez dijo...

En la actualidad existen ingenieros que se dan la tarea de enseñar sin tener una pedagogía, sin saber cuál es el fin de un profesor(a), aparte de enseñar, tienen la tarea de hacer que los alumnos se sientan cómodos, saber cuáles son sus propósitos, estar en constante conversación con ellos, desear que los alumnos aprendan. Esta es la actitud con la cual un profesor(a) se debe enfrentar ante un curso. A mi opinión un ingeniero no tiene las herramientas suficientes para afrontarse ante un aula de clases, al parecer es fácil enseñar cuando hay conocimientos suficientes, pero para esto están los profesores, esos profesores que aman lo que hacen, que prefieren la transcendencia ante todo, que anhelan que sus alumnos los recuerden por muchos años, que recuerden sus clases por el contenido, por lo entretenido que era aprender didácticamente, por la motivación de parte de el profesor(a) , por el amor a sus alumnos.
Es así como se pueden solucionar tantos conflictos que se dan en las horas de clases, con amor se pueden hacer considerables cambios. Solo hay que pensar que mutuamente, tanto en el profesor como en el alumno habrá siempre una conexión que se debe saber llevar, una conexión que puede ser hermosa si lo sabemos hacer.
Ahora solo nos queda agregar que estamos en un país donde los alumnos piden a gritos profesores si profesores, y estos profesores solo serán profesores con vocación cuando cumplan con los mínimos requisitos nombrados anteriormente.
Francisca Riquelme Pérez.
Pedagogía en Química y Ciencias.
Generación 2010.

Francisco Morales dijo...

En el tiempo que llevo como alumno, en todos los niveles educacionales, al hacer memoria uno tiende a recordar en principio a los profesores que nos marcaron positivamente, ya que nos ayudaron a resolver dificultades, pero también uno recuerda a los profesores que actuaron con algún grado de violencia hacia nosotros. Luego de leer esta columna me cuestiono si dichos profesores actuaron de esa manera porque quizás no sentían el “ser profesor” y la responsabilidad que ello conlleva. Lo que me hace pensar que hay una gran cantidad de profesores que no sienten su profesión, por ejemplo en la actualidad he visto una gran cantidad de alumnos de pedagogías que no se sienten a gusto en la carrera o bien entraron porque no les alcanzó el puntaje para lo que querían, quizás muchos de ellos no terminarán la carrera, pero de igual manera hay un gran número que termina la carrera y que quizás al poner en práctica el rol de educador no motiva a sus estudiantes al no estar motivado él en primer lugar.
Con respecto a otro caso de profesores que no son profesores, comparto de igual manera la apreciación, ya que me tocó presenciar clases de profesores que no siendo profesores (licenciados, ingenieros) dictaban una asignatura, la que demostraban manejar en el ámbito del contenido, pero que demostraban un nulo interés de lograr un aprendizaje significativo por parte de sus alumnos, y al no lograrlo, más que buscar cambios metodológicos culpaban a los alumnos con una seria de adjetivos que buscan más que nada disminuir la autoestima de los mismos. Dichas actitudes se pueden justificar porque ellos no son pedagogos y por lo tanto no poseen las herramientas para poder lograr en los alumnos el acto de aprender.
En primer lugar se debe recordar que lo que uno busca es que por medio de las técnicas y metodologías aprendidas a lo largo de nuestra formación docente aplicadas a un área determinada que los alumnos realicen un aprendizaje significativo, por lo mismo, más que ponerse a hablar de una materia determinada, debemos plantearnos la forma en que esta materia sea comprendida en su totalidad por los alumnos y nuestro deber además es cultivarnos de una manera adecuada con respecto a nuevas tendencias educativas y siempre recordar que antes que profesores de químicas somos profesores y nuestro principal rol es formar personas.

Atte.
Francisco Morales V.
Ped.Qca y Cs.