jueves, 5 de febrero de 2009

LAS VACACIONES Y EL ENTUSIASMO



“Nada grande ha sido conquistado alguna vez sin el entusiasmo.”
(Emerson)

En la imagen, puede verse a dos alumnas de la Carrera de Pedagogía en Artes Plásticas de la UPLA, en el mes de enero de 2009 (período de sus vacaciones) , pintando entusiasmadamente un mural en el 2º piso de la Casa Central.


Una gran cantidad de personas asocia el concepto de vacaciones con “descanso”; en francés corresponde al término, “reposer”, fácilmente entendible para nosotros. En inglés, “rest”, paz, dormir. También posee la connotación de “tener alivio de algo estresante, cansador, o molesto”.
En síntesis, las vacaciones pueden ser entendidas como el tiempo para estar tranquilo y reposar con el fin de renovar las energías o fuerzas gastadas en el período de trabajo. No obstante, la pregunta que surge es, ¿Cómo estamos en vacaciones?, ¿De qué manera las pasamos?

Una forma de entender este período es como un cambio de actividades en que uno – naturalmente – se involucra en un tipo de acciones diferente al que acostumbra a hacer en su rol de trabajador o estudiante. Recuerdo que cuando era escolar – junto a mis tres hermanos- mi madre nos decía: “Bien, ahora que están de vacaciones quiero que me ayuden a encerar el piso de la casa, arreglar el jardín…” y un largo etcétera. Ese es un ejemplo típico de “cambio de actividades” que debían hacerse con entusiasmo, es decir, con una disposición tan positiva que permitiera a uno pasarlo bien. Así, pensaba – con la ayuda de los argumentos de mi madre - que el acto de virutillar las tablas del piso, antes de proceder a encerarlo, era un excelente ejercicio para las piernas y para botar las grasas acumuladas en el vientre. Por lo tanto, era un acto de la mente y un acto físico. Hoy día más de alguien diría que de las debilidades obteníamos fortalezas.

Consecuentemente, el entusiasmo es, por un lado, transmitir un interés sincero, genuino por lo que se va a hacer y por otro, demostrar ánimo emprendedor. Piénsese en profesores entusiastas, por ejemplo. Los ha tenido, ¿cierto?
La actitud positiva en vacaciones nos puede llevar, por lo tanto, a tomar un libro y disponer a leerlo…, y ojalá, no dejarlo botado en la mitad de la lectura. Sí, porque siempre, se quiera o no, se aprende algún aspecto cognitivo de la actitud inicial. De todas maneras, si el contenido del libro no era lo que usted esperaba o la manera en que se trata el tema no responde a sus expectativas, siempre tiene la libertad de dejarlo... y de intentar dar una buena razón del porqué de su conducta (ejercicio de pensamiento crítico). Lo importante, en este caso, es saber qué logró con sus actitudes y comportamientos.

Ojalá el entusiasmo que demostramos en las vacaciones se transfiera y se mantenga en el trabajo y en los estudios. Un profesor entusiasta demuestra que está vivo, expresa sorpresa, suspenso, alegría y hace los contenidos más interesantes para los estudiantes relacionándolos con las experiencias de ellos y mostrando que él mismo está interesado tanto en las materias tratadas como en la participación activa de sus alumnos. Como lo explicaba en sus propias palabras, una de mis ex alumnas, Claudia Ramírez Leiva, de Maipú, “sin siquiera darme cuenta estoy participando en la clase de manera entusiasta, opino y escucho cosas realmente interesantes, las cosas que siempre he deseado escuchar, para de alguna manera reafirmar las ideas que dan vuelta en mi cabeza y que no me atrevo a expresar, porque hasta hoy no tenía la seguridad de estar en lo cierto”.

A propósito, ojalá se entienda que para que los alumnos se entusiasmen no hay que persistir en la rutina. Un caso típico y tremendamente repetido es pedirles a los alumnos que escriban una composición sobre sus vacaciones. Mejor entusiásmelos haciendo que de ellos mismos surjan las conexiones de sus vivencias en las vacaciones con la información o contenido que deba desarrollarse. El buen pensamiento o pensamiento de alto orden es el acto de hacer relaciones o conexiones mentales exactas. Es así, como el entusiasmo tiene mucho que ver con la creatividad involucrada en encontrar esos enlaces o vínculos en el cerebro.

¡Felices vacaciones y que esa felicidad permanezca en el trabajo y estudio con entusiasmo!


23 comentarios:

Geannella dijo...

Sinceramente, las vacaciones siempre han sido un poco monótonas para mí. Evidentemente, a las alturas de Diciembre, las deseo con mucha fuerza, pero una vez llegado enero todo cambia.

La "rutina" de mis obligaciones domesticas me complica y cada vez que intento tomar un libro, ocurre algo o simplemente me excuso. Las vacaciones siempre han estado asociadas a no hacer "nada", y no hacer "nada" es un atentado contra el intelecto.

Personalmente creo que tanto como las vacaciones o como el resto del año deben ser tiempos bajo armonía. Un hogar, un lugar armonioso podría ser mas motivante e inspirador para cualquier actividad, que un lugar lleno de conflictos.

Si pudiéramos aplicar la motivación, a todos los aspectos de nuestras vidas, probablemente seriamos mucho más felices.

vanesssa dijo...

a ver..... profesor como empezar.
Luego de leer sus palabras me doy cuenta , que es cierto el hecho que, de nosotros depende el como valoremos la actividad que hacemos.
Es cierto que cuando estamos en la universidad pensamos en cuando sera el dia que saldremos de vacaciones, vemos el calendario contando los dias para venirnos de san felipe.
Yo por lo menos soy de valparaiso e igual viajo continuamente pero mis amigos me dicen que porque no salgo me voy a lugares , fuera de mi casa y yo les digo que no se trata de ser fome, solo que para mi es mas bonito e interesante compartir con mi familia, disfrutar mis comodidades, mi pieza en fin una gran cantidad de cosas que durante el año no puedo , ya sea el hecho que en la casa me regaloneen entre otros.

Pero al final las vacaciones pasan hacer una pesadilla porque la rutina del despertar tarde y hacer lo mismo termina por dejar d parte mia el disfrute y comenzar a extrañar la u, mis amigas cuantas cosas que no se comparten.
Hoy estoy a cerca de 2 semanas de entrar a clases y deseo de todo corazon poder hacerlo , ya que asi me siento bien en el nucleo de mis amigos, ocupando la mente en otras cosas , etc.

El hecho de no sentirme productiva de cierta forma me aburre , pero asi es la vida luego ya vendran nuestras esperadas labores....

Bueno profesor eso es lo que puedo sacar a reflexion en estos dias y concluyo que la reflexion es algo vital para que podamos llevar una vida mas amena y conformandonos con lo que queremos y debemos hacer.

Cuidese mucho , espero que lo este pasando muy bien en sus vacaciones.

RUTHZ dijo...

Hola Prof.
Espero que me siga recordando como yo lo hago de usted mi nombre es Ruth Zamorano estudiante de pedagogía general básica con mención rural y desarrollo en la sede de san Felipe. Usted fue unos de mis primeros profes que me hizo clases en la cual usted sobre salio sobre todos ellos ya que logro que me dieran ganas de ir a clases, pero no por obligación sino porque eran gratas e interesantes, haciéndome ahora tener muy buenos recuerdos de sus clases gracias por todo eso . Pasando por otro tema en verano mas o menos en enero lo vi en la dirección general docente donde usted me saludo por mi nombre, me sorprendió mucho ese detalle, nunca pensé que se recordaría de mí ya que solo me hizo clase en el primer semestre de dicha carrera, Mis vacaciones han sido muy diferentes a todas las demás ya que estaba embarazada y di a luz a una hermosa niña el 16 de enero por la cual no puedo seguir estudiando en San Felipe ya que vivo en Valpo y me dificulta mucho ir a clases tan lejos por mi bebe ya que ahora tengo que pensar en ella y en mi futuro espero y es mi sueño seguir estudiando, en la carrera que yo elegí así que mis vacaciones han sido un río de decisiones, solo espero que se cumplan mis sueños y no por mi estado deje mis metas.
Durante todo el otro año solicite que me dieran el traslado hable casi con todos y ahora solo me falta esperar la respuesta si aceptan mi solicitud de transferencias a la casa central.
En síntesis uno nunca sabe lo que Dios tiene destinado para nuestra vida y pienso que las vacaciones uno se la puede dar intruso estudiando si es lo que emotiva su alma. Bueno profesor un gusto fue saludarlo y darle mi comentario aunque bastante corto fue más hable de mi situación espero que este bien y siga así, siento un excelente profesor.

Carla López dijo...

Las vacaciones y el entusiasmo

Palabras que para mi están totalmente ligadas, y más que palabras son hechos que nos llevan a otros.
En mi experiencia como alumna de básica y media recuerdo que mis vacaciones las vivía a concho por la sencilla razón de saber que prácticamente tendría que preocuparme de otras cosas en el año, como los estudios, pero me di cuenta que esto no era tan así, ya que de lo único que tenía que preocuparme era sacarme buenas notas, ni siquiera tenía que encerar el piso, porque tenía la excusa: “no puedo mamá, tengo que estudiar”.
Al analizar todas esas experiencias me nace la pregunta: ¿Con que ganas comenzaríamos el año escolar sin vacaciones? Para mí esto es muy importante porque me solía ocurrir que en el momento que estaba disfrutando de mis vacaciones sentía que algo me faltaba, me daba cuenta que extrañaba el colegio, a mis compañeros, a mis profesores, etc. Comenzaba a entender que en estas merecidas vacaciones, después de un largo año de estudio, no hacía absolutamente nada. Cuando nacía esa inquietud de que me faltaba algo sentía la necesidad de volver al colegio, y cuando llegaba el esperado día para entrar a clases iba con más ánimo y entusiasmo que nunca.

Creo que las vacaciones nos aumentan el entusiasmo debido a que aveces extrañamos la rutina, todo aquello que hacemos constantemente, tengo un ejemplo claro de esto que son mis padres; Ellos están tan acostumbrados a trabajar que cuando dejan de hacerlo un solo día se sienten incómodos, como si no hicieran nada, y pasa todo al contrario, para ellos el descanso los cansa.
Entonces al darnos cuenta que extrañamos algo que habitualmente hacíamos nos nace el entusiasmo, tanto así, que recuerdo que como 1 mes antes de entrar a clases comenzaba a comprar mis útiles de estudio; solo quería que llegara luego ese momento para encontrarme con todo aquello que extrañaba.

Tengo en cuenta que el entusiasmo es lo que nos hace realizar mejor las cosas, con más ganas y énfasis, ojala hubieran vacaciones más seguidas.






Se despide atte. Carla López
Pedagogía en química y ciencias.

Javiera dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Javiera dijo...

La definición de vacación según lo que pienso, es un periodo de descanso durante el que se interrumpe una tarea o actividad habitual de alguien que estudia o trabaja, es decir, un receso de la actividad por un tiempo. Estas están diseñadas para prevenir es estrés u otras patologías.
Hace tiempo recuerdo haber leído la teoría del entusiasmo donde se mostraba como algo libre que te ayuda a avanzar, desarrollar, expresar, felicidad, amor, y así bien reflexiono que el entusiasmo es una liberación de energía que nos ayuda a cambiar, progresar y que el entusiasmo no proviene de cuando las cosas están saliendo bien, es el entusiasmo que nos hace hacer bien las cosas. Entonces, en las vacaciones es necesario el entusiasmo para no caer en el desinterés y de forma obvia aburrirse, como ud. señala en su ejemplo que se mentalizaba que virutillando el piso iba a hacer ejercicios y tener unas buenas vacaciones llenas de frenesí demostrando que sólo hay un método para ser entusiasta y es comportándose de manera entusiasmada.
Dejar de un lado toda la negatividad, dejar de un lado todo el escepticismo, dejar de ser incrédulo y ser entusiasta con la vida, con quienes nos rodean y con uno mismo, en fin el entusiasmo es una fuerza que se origina voluntariamente.
Pienso que las vacaciones están ligadas con la recreación, ciertas personas en vacaciones disponen en recrearse cambiando totalmente el sistema al que están sometidos en sus trabajos o lugares de estudio. Personalmente a mi me encantan las vacaciones porque es hay donde disfruto más con mi familia y amigos de infancia, es el único periodo donde los puedo ver a todos como lamentablemente estamos en ciudades distintas, también es donde puedo dormir hasta tarde sin tener ni un horario que cumplir, estar libre de todo estrés y gozar de todas las actividades que puedo hacer en ellas y siempre entusiasmándome en forma opcional.

Javiera Gutiérrez Bruna
Pedagogía en química y ciencias.

Victor Fuentes dijo...

Las vacaciones Claro está, son necesarias para todos, ya que todo el mundo

necesita relajarse después de un duro periodo de trabajo, estudio en nuestro caso, etc.
Pero tambien, como veo, opinamos lo mismo, cuando ya ha pasado bastante

tiempo de vacaciones uno se aburre, y solo desea volver a entrar al colegio, universidad, etc.

Por lo que creo que deberian estar divididas.
El sueño de todo estudiante seria tener 2 vacaciones, y creo que una buena idea seria por ejemplo; el periodo normal de vacaciones, y otro en la mitad del año, ya sea vacaciones de invierno, pero que estas sean de um mismo periodo,para asi no ser tan largo el periodo de verano, ni tan corto el de invierno.
Por que despues de un descanzo, uno vuelve como nuevo. con mas ganas. si es cierto.
Debe ser por el hecho de no tener tanta preocupacion o responsabilidad, como tener que rendir, estudiar, el trabajo para mañana o tan solo de no fracasar.

Lo cual es distinto teniendo entusiasmo.
En la universidad uno tiene mayor entusiasmo
en el estudio y rendir, Por que yo elegi estudiar esto, llegar donde estoy y seguir para convertirme en profesional por lo cual
mi motivacion me mueve en gran entusiasmo
a asistir a clases, a estudiar y aprender, etc.

en la cita: “Nada grande ha sido conquistado alguna vez sin el entusiasmo.”

Creo muy cierto. y volviendo a lo anterior,
Uno en las vacaciones, cuando esta descansando y ya no tiene tanta responsabilidad, tiene el tiempo de dedicarse a lo que le gusta o interesa de gran manera, ya que tiene el tiempo y la tranquilidad que no es obligacion o que tiene un plazo para ..
por lo que desarrolla la actividad de manera mas que suficiente y quizas "una gran conquista" como puede ser un gran descubrimiento, trabajo, un libro, como tambien puede ser aumentar el conocimieto, el cual es una gran conquista.


Atte.-
Victor Fuentes L.
Ped. Matematica y Comp.

gabriela dijo...

Bueno profesor con respecto al tema de las vacaciones y el entusiasmo en mi opinión yo creo que es tan unidos, con esto me refiero a que la mayoría piensa que saliendo de vacaciones puede ser capaz de relajarse y de liberar todas las tenciones acumuladas durante el año, me explico, uno en el año se dedica a trabajar o como en el caso mío a estudiar, ya que estamos acostumbrados hacer siempre lo mismo las personas tienden a estresarse y después de un tiempo lo único que piensan es poder salir de vacaciones y poder descansar.
Muchas veces ese descanso tan esperado no es nada más que trabajo y también poco relajo, con esto me refiero a que las personas muchas veces en vacaciones tienden a preocuparse del hogar, con esto me refiero a que las personas prefieren hacer aseo completo a la casa y todo ese tipo de cosas que no se pueden hacer cuando las personas trabajan y también cuando salen de vacaciones en familia surge la preocupación de todo lo que hay a su alrededor, y por esto mismo las personas no son capaces de relajarse ya que todo les preocupa los hijos, la casa, etc.
En mi caso las vacaciones es algo que uno más espera, si esto lo relaciono con la básica y la media yo esperaba las vacaciones para dejar de tener preocupaciones como por ejemplo pruebas y trabajos. Yo las vacaciones me dedicaba solamente a salir con amigos era poca la preocupación que le daba a mi familia y a mi casa, lo único más importante que hacía era el tratar de ordenar mi pieza y nada más, pero ahora que estoy en la universidad todo cambia por que yo soy de puerto Aysén y el cambio que ha ocurrido es grande ya que ahora el salir con amigos en vacaciones es segundo plano, ahora lo más importante es el poder estar con la familia ya que eso mismo es lo que me va a dar motivación para poder seguir mis estudios.
Si uno deseara llegar con la misma motivación a las clases todo sería diferente ya que todos estarían atentamente escuchando al profesor y no habría distracciones. Pero como no todos se pueden proponer eso de llegar con motivación a clases existen los problemas que hay, porque en mi opinión la motivación depende de uno por supuesto que si uno es capaz de estar relajado sin preocupaciones puede que la motivación este al máximo para poder comenzar el año, pero si uno está preocupado y no hay relajos es poca la motivación que uno puede tener para empezar el año pero eso depende de la persona.
Profesor quiero que tengamos en cuenta que si uno es capaz de motivarse por que va a salir de vacaciones, también puede ser capaz de motivarse entrando al trabajo o en el caso mío a clases ya que en vacaciones hay un tiempo en que todos ya piensan en volver al trabajo o a clases, ya que como la persona está acostumbrada siempre a la misma rutina después de hacer algo diferente se aburre y desea volver a lo que acostumbra.


Atte.
Gabriela Contreras Mella.
Pedagogía en Química y ciencias.

Alejandra Rubio dijo...

Vacaciones y el entusiasmo:
Para mí este es un tema que abarca mucho ya que si no tuviéramos vacaciones no podríamos tener energía para poder continuar con nuestras actividades ya sea trabajo, estudio, etc. El tener vacaciones como dice el texto no es dejar de hacer las cosas sino que simplemente te sales de la rutina que haz llevado todo el año y de repente hasta haces más cosas de las que hacías, como por ejemplo durante mis años de estudiante de básica y media yo no tenía que cocinar ni hacer aseo porque mi madre se preocupaba de todo para que yo y mis hermanos estudiáramos tranquilos y nos fuera bien en todo, Pero llega el periodo de las “vacaciones” que uno cree que son solo para descansary relajarce y por supuesto no es en mi caso porque yo tenía que empezar a ayudar en la casa que no es un trabajo simple pero lo que si era menos preocupación de la que tenia durante el año escolar.
Es por ello que yo no podría volver con la rutina sin tener vacaciones por que las vacaciones te dan ese entusiasmo que necesitas.

Pedagogia en quimica y ciencias

Paloma Vega dijo...

Vacaciones y entusiasmos

Las vacaciones periodo tan esperado por estudiante o trabajadores que con ansias aprovechan unos días sin rutina para salir, despejarse y tener más energía para seguir con sus actividades cotidianas.
También concuerdo que las vacaciones sean un cambio de actividades ya que uno no solamente se dedica a descansar o estar todos los días encerrados en su hogar son días para compartir, salir y hacer muchas cosas que a uno le agrade. Todo esto nos lleva al entusiasmo en vacaciones realizamos todo sin preocupación tenemos mas tiempo para distraernos y olvidarnos de la famosa rutina que tenemos de marzo-diciembre y además no tenemos tensiones lo cual tenemos mas motivación para realizar innovadoras actividades.
El entusiasmo que tenemos durante estos meses de vacaciones desaparece en marzo con solo pensar que tenemos que empezar a levantarnos temprano, estudiar, hacer trabajos y también se no acaban las salidas no nos dan ganas de seguir tenemos muy poca motivación durante los meses que vienen.
Seria interesante que en los colegios se involucraran mas con los alumnos en el sentido de motivarlos para que estudien por decisión de ellos que no sea una obligación ir al colegio o leer un libro así ellos pueden reflejar que les gusta lo que hacen día a día que se divierten y también se pueden recrear de otras formas que no sean a través de las vacaciones.

Atte.
Paloma Vega Flores
Pedagogía en Química y Ciencias.

Erick Maripangui dijo...

Sobre las vacaciones y el entusiasmo

Bueno profesor como usted bien definió las vacaciones son el descanso, el reposo, el alejarse un poco de lo que es la rutina de asistir todas las semanas a clases en un mismo horario y manteniendo un mismo formato que el único cambio que representa es el cambio de contenidos.
Esperadas por todos y todas con muchos y variados, en algunos casos locos planes, las vacaciones llegan en la mayoría de los casos en Diciembre luego de un abundante y estresante año donde lo único que uno desea es poder relajarse, divertirse y poder olvidarse del colegio, universidad, instituto o donde se encuentre estudiando o en otros casos trabajando. Luego del tiempo de relajación llega el momento en que se empieza a extrañar el aprender nuevas cosas, el estar en clases en un aula compartiendo con tus compañeros un momento agradable en clases o de esperar esas ventanas que tantos temas de conversación traían a nuestras conversaciones.
En mi caso las vacaciones son algo relajadas no más, ya que por mi personalidad de un tipo aventurero y bueno para compartir es poco el descanso que tengo por mis contantes salidas, en muchos casos la ayuda en la casa te extrae el tiempo que puedes pasar con tus amigos y te obligan a realizar cosas que harás de mala manera o no con las mejores ganas y que en cierta forma te quitaran el animo, por eso no creo que vacaciones sea sinónimo de descanso o de dormir y relajo si no que se refiere directamente a las cosas que nos sacan un poco de la rutina diaria, cosas que son de nuestro agrado, que nos complementan y nos ayudan a reunir mas fuerzas y llegar con entusiasmo a los que sería el reingreso a clases que se comienza a desear con el despertar de la rutina en las vacaciones.
Le encuentro la razón en lo relacionado directamente con no dejar de lado lo intelectual, ya que la mente pierde en cierto sentido el ritmo de trabajo al que estaba acostumbrado durante el tiempo de educación que se ve tremendamente afectada por el relajo y las salidas a las que uno se acostumbra en el verano. Aunque reconozco lo difícil y complicado que es tener la voluntad de agarrar un libro y ponerse a leer, pero no por eso no se debe hacer ya que es beneficio exclusivamente para uno. Como persona cada uno debería proponerse por lo menos leer un libro extenso o dos cortos en vacaciones para no perder ese ritmo tan importante que hace tanta falta en las primeras clases y que cuesta tanto, en muchos casos, retomar.
Así también no deben perderse el entusiasmo y la alegría con la que se entra a clases ya que es muy notorio al fin del semestre el desgano y las faltas de energía con las cuales se hace ingreso al aula, es aquí donde llegamos a dos casos distintos como lo son la vida universitaria que en invierno cuenta con algo mas que dos semanas de vacaciones y logra llegar algo relajado para afrontar su segundo semestre en el cual todo es nuevo no quedan materias a medio camino ni tampoco trabajos pendientes a diferencia de los colegios que son dos semanas donde el cuerpo no alcanza a relajarse mucho y mas encima están con trabajos y pruebas fijadas, aquí el cuestionamiento que se debe hacer para impedir que cuando se vuelva de vacaciones de invierno lleguen los alumnos aun agotados por el primer semestre o a mitad del segundo trimestre dependiendo de la estructura del colegio que para ellos fue eterno porque también abarca sus vacaciones con los trabajos y el constante estudio.
Solo queda tomar conciencia para los formadores de que abran sus mentes y vean la realidad de las cosas, los alumnos vuelven sin ganas porque los profesores lo quieren así, nosotros futuros formadores tomemos conciencia ahora de que no podemos caer en lo mismo y comencemos de un principio a marcar la diferencia con las antiguas generaciones con el único propósito de ayudar a nuestros alumnos y hacer que nuestras futuras clases sean atendidas con el mayor respeto y entusiasmo posible.


Erick Alexander Maripangui Espinoza
1º Semestre de Pedagogía en Matemática y Computación

debora diaz dijo...

Para mi las vacaciones mas que un descanso es un cambio.
Creo que las personas nunca descansamos, nuestro cuerpo esta en constante trabajo por el cual, de vez en cuando necesita un leve cambio.
Yo en las vacaciones ,mas que nada me conecto con la naturaleza, estoy muy cerca del mar y de los arboles, pero mi cuerpo y mi mente siguen trabajando.
Creo que no debemos alejarnos mucho de nuestro lado intelectual, porque despues debemos volver a nuestra "Rutina" por asi llamar nuestra vida cotidiana, el distanciarnos de ésta hace que nuestro entusiasmo se pierda un poco, basicamente las ganas no son las mismas al principio y al final de cada actividad...
Cada uno se debe encargar de que las ganas siempre estén, la disposicion es un paso importante en nuestro dia a dia, asi el entusiasmo sera dificil de perder, y estara siempre para todo.

manxana dijo...

maria eliana mandujano baeza
pedagogia en matematica y computacion



Cuando vemos las ansias con que las gente espera el momentos de las vacaciones, sobre todo los niños porque rompen con la rutina de levantarse temprano, ir al colegio, estudiar, llegar a la casa y muy pocas veces tienen tiempo para pasar con sus padres porque están trabajando o llegan tarde a la casa . Que tan productivo son los días de vacaciones, que tan bien ocupamos nuestro tiempo, aparte de un ser un momento para descansar, salir de nuestra rutina. También es el momento para darnos tiempo a nosotros, cosas que nos gustaría relajarnos hacer talleres dedicarnos a nuestras casas pero siempre algo para despejar nuestra mente y que de cierta manera nos ayude a nosotros, para crecer físicamente, psicológica o emocional, por el hecho de que hay tiempo para pasar en familia, pero no siempre es así. ¿Qué pasa con los niños en este caso que pasan sus vacaciones encerrado en sus casas, durmiendo, viendo tele o pasando tiempo en el computador? ¿Como ellos hacen algo productivo? ¿ Se sentirán ellos que hacen algo productivo? . Siempre me eh preguntado si sentirán bien, pero me he dado cuenta muchas veces cuando hablo con amigos que están en ese estado, se aburren mucho pero tampoco hacen algo para cambiarlo y se quedan y muchas veces se encierran mas y duermen todo el día, y son los más felices al momento de comenzar las clases porque no tienen su espacio y tampoco los buscan, tienen una falta de incentivo, eso también provoca que cuando están en clases esas personan son las que tratan de llamar más la atención y distraen al resto o simplemente tienen una mala conducta. Como enfrentamos esta situación que realmente a veces no depende de los profesores o educadores que se encuentra en la sala en ese momento pero si tiene que saber llevarlo, la idea es de incentivar a los niños a llevar las cosas que saben con otras que puede usar de hobby , de tratar que puedan desarrollarse y descubrir que pueden ser buenos y utilizar sus capacidades mas que en la sala de clases.

Anónimo dijo...

Vacaciones y entusiasmos

Para mi las vacaciones son el tiempo de descanso tan esperado por todo el mundo que con entusiasmo aprovechan a concho estos días para salir a vacacionar para conocer lugares nuevos, visitar parientes, hacer ejercicio o hasta trabajar para juntar dinero para el año que se viene.

En mi caso las vacaciones son salirse totalmente de la rutina, es ir a la playa casi día por medio, es cambiar los horarios, las comidas, actividades, etc.

Por suerte las vacaciones de mi mamá coinciden casi justo con las mías y las de mi hermana y eso sirve mucho, ya que puedo compartir mucho mas con ella y la disfruto al máximo.

Son días para descansar, salir a caminar y compartir con amigos que por motivos de horarios durante el año escolar no nos podemos juntar, si bien es cierto yo también profesor le ayudo a mi mamá a encerar, hacer aseo, la acompaño a comprar, etc.

Porque las vacaciones no pueden ser solo descanso, uno no puede pasar todo el día acostado o dormir hasta tarde, a mí en lo personal me gusta aprovechar el día, si estoy veraneando en la playa bajo a tomar sol temprano o voy a dar una vuelta a la feria artesanal.

Atte.
Daniela Cruz Zamora.
Pedagogía en Química y Ciencias.

criticamiguel dijo...

olaaa

criticamiguel dijo...

LAS VACACIONES Y EL ENTUSIASMO


Acerca del tema de las vacaciones y el entusiasmo, es fácil darnos cuenta del poco entusiasmo que demostramos a nuestro regreso a las diferentes labores, sí es un cambio un poco brusco, por así decirlo, ya que, no siempre, por no decir nunca, estamos dispuestos a ponernos el animo necesariamente positivo para que así sea, resulta algo “latero” ponerse a pensar que se acaba esa rutina a la que nos acostumbramos que mas de alguna vez es hacer nada y vernos en nuestros quehaceres cotidianos lo cual nos “colapsan “ en mas de una vez, entonces optamos simplemente por no pensar en aquello y seguimos disfrutando lo que estemos haciendo en ese momento… a nadie le gusta pensar que algo se acaba y que sobre todo le faltó tiempo para hacer otras tantas cosas mas, esto puede suceder, porque los seres humanos somos seres de costumbres y optamos por lo mas fácil, porque sinceramente, a quien le gusta pensar que tiene que volver al trabajo, a nadie, es por esto que la falta de motivación y entusiasmo. Es curioso ver como estas dos alumnas son capaces de ir durante sus vacaciones y tomar parte de su tiempo en descansar y no hacer nada y hacer algo totalmente significativo para ellas, ya que por lo que se deja ver solamente por la gráfica, a ellas les gusta es parte de su vida y es bueno que se aproveche el tiempo en realizar algo productivo y sobre todo que a ellas les gusta.
Haciendo una breve síntesis de la idea general, cada uno puede hacer lo que mas quiera en su tiempo libre, siempre y cuando esto no influya de manera negativa al resto y lo que realizan estas alumnas es totalmente positivo.

Tiare Gutiérrez Espinoza.
Cuarto año.
Básica Rural.
Universidad de Playa Ancha, sede San Felipe.

criticamiguel dijo...

Vacaciones y entusiasmo

La persona que tiene entusiasmo, entendiendo entusiasmo como un estado de ánimo donde la persona se siente muy alegre y excitada, y lo exterioriza generalmente con risas, gestos y gran agitación, es aquella que cree en su capacidad de transformar las cosas, cree en sí misma, cree en los demás, cree en la fuerza que tiene para transformar el mundo y su propia realidad. Está impulsada a actuar en el mundo, a transformarlo, movida por la fuerza y la certeza en sus acciones. Cuando este entusiasmo se hace parte de nosotros somos capaces de de responder favorablemente en nuestras tareas diarias, como alumnos o decentes.

Por eso es preciso que como docentes seamos concientes de este tema, ya que haciendo uso de éste, podremos realizar mejores clases y obtener mejores aprendizajes en los alumnos, clases entretenidas, saliendo constantemente de la rutina. No solo debemos preocuparnos por ser nosotros pedagogos entusiasta, sino también potenciar esta en nuestros alumnos, ya que permitirá formar personas proactivas, que no se atan a los hechos y que logran lo que quieren, justamente, porque creen que todo es posible.

Es precisamente en los tiempos libres o en las vacaciones, donde el entusiasmo se apodera de nosotros, cuando pasa esto nos sentimos con ganas de hacer y crear cosas nuevas, de realizar diversas actividades, pero lo importante en esto es que ese querer crear, que esa fuerza y seguridad, no solo dure ese tiempo, sino saber trasladar este mismo estado, a nuestro trabajo, a nuestros estudios, al que hacer diario, y sobre todo al saber pedagógico. Entonces es preciso que mantengamos esta actitud, no solo en los tiempos libres sino la gran parte del año.

Viviana Diaz Peña
Educación Básica Rural
Cuarto año
Universidad de Playa Ancha
Sede San Felipe

Ismael dijo...

VACACIONES Y ENTUSIASMO

Entusiasmo: Exaltación y excitación del ánimo por algo que causa interés, admiración o placer... Sumo interés en algo, que lleva a poner en su logro mucho esfuerzo y empeño.

Mi comentario nace a raíz de una propuesta presentada en el artículo vacaciones y entusiasmo, Situado desde la realidad de los profesores-alumnos a partir una mirada como futuro docente.

“Ojalá el entusiasmo que demostramos en las vacaciones se transfiera y se mantenga en el trabajo y en los estudios”. (Articulo vacaciones y entusiasmo, párrafo 5)

Primeramente el contexto entre ambas situaciones (vacaciones-trabajo) es totalmente diferente y esto es obvio, por lo tanto aludiendo a la definición de la palabra entusiasmo citada al principio de este comentario, nos lleva a determinar que esta idea es sobre todo utópica. ¿Por que? Si vemos la realidad del mayor número de profesores que actualmente están en el sistema educativo se ve desgastado, y no lo digo solo por la realidad vivida en mis practicas, sino que es común escuchar a otros compañeros dando las mismas opiniones y lamentablemente el lo generalmente se habla de los profesores. Por lo tanto si el entusiasmo es la Exaltación y excitación del ánimo por algo que causa interés, como podrán los profesores transmitir el entusiasmo de las vacaciones (si es que se las han dado), a una sala de clase donde se sienten fatigados, la rutina los agobia, donde han perdido las ganas, al motivación e incluso la vocación de enseñar por causa da una realidad que avasalla. Complejo ¿no?

Ahora desde la mirada de los alumnos, y me refiero a los que he conocido, ¿con que entusiasmo comenzarán a estudiar si en las vacaciones dedican su tiempo al trabajo? Además si son niños de un estrato social bajo y que viven en una localidad rural, de que vacaciones estamos hablando, vacaciones a la calle, donde la abuelita, el tío, que viven todos en la misma cuadra. Esta claro que es una forma exagerada de querer ilustrar que todo va depender del contexto social y por ende el capital cultural en el que se desenvuelva el niño o alumno. Que es mejor, o dicho de otra manera que le provoca mayor ánimo, exaltación, al niño, la calle o la escuela. La respuesta es obvia, por lo tanto creo que el entusiasmo en este caso va más allá de depender del niño o el profesor sino que en crear un ambiente propicio, un ambiente que realmente despierte en los actores escolares esta exaltación y excitación del ánimo por la escuela.

Por último con respecto a la lectura de un libro, toda lectura pierde su riqueza cuando deja de representarnos y por ende toda lectura es placentera y rica en su lenguaje cuando nos identificamos con ella y en ella se reflejan nuestras convicciones, deseos, gustos , sueños, pasiones, etc.

Ismael Pizarro G.
4º Año Pedagogía Básica Rural
Sede San Felipe.

Yeseniza dijo...

Al leer este escrito en su blog lo primero que se vino a mi mente fue mi infancia, el recordar cada vacación junto a mis primos los juegos, las risas, la inocencia de ser niños; el entusiasmo que poníamos en cada uno de ellos, desde ahí creo que comenzó mi vocación como futura profesora.
Lo dicho anteriormente se lo explico, en mi familia por parte de papa son nueve hermanos y como era costumbre cada verano llegaban todos mis tíos a ver a mi abuela, el sector en donde viví era un sitio bastante grande entonces igual habían varios de ellos que vivíamos en el mismo lugar, el resto llegaba por un par de semanas.
Yo soy unas de las primas mayores y siempre fui responsable y buena alumna por lo que mis tíos lo sabían, así que cada vez que jugábamos me pedían que les hiciera clases a mis primos mas pequeños para que así al regreso al colegio recordaran la materia y no perdieran el hilo en los estudios, habían algunos que no les gustaba mucho pero como la mayoría me seguía "el juego" preferían incorporarse y no quedarse solos por ahí, yo por supuesto lo hacia con todas las ganas porque me encantaba que ellos me prestaran toda la atención y aprendieran en lo que yo les enseñaba; así que cada día les tenia tareas de oraciones, matemáticas, cuentos por leer,etc.
Obviamente no eran clases de horas ni lateras esto era un juego; recuerdo que teníamos un taller de salida a terreno en donde cada uno llevaba cosas para comer y íbamos en bicicleta, aunque quedábamos en el mismo sitio en donde vivíamos era algo diferente.
Yo creo que mis vacaciones de infancia fueron inolvidables las súper aprovechar al máximo, en cada uno de los juegos estaba mi entusiasmo y el de todos mis primos.
Espero que en mi futuro como profesora sea de aquellas que los alumnos valoren y recuerden por siempre, saber entenderlos y enseñarles de una manera diferente pero que ellos gusten de mis clases y aprendan en ellas, ponerle el mayor entusiasmo en cada una y que mis alumnos me respondan de la misma manera.


Yesenia Zamora Morales
Pedagogía en educación básica rural
Universidad de Playa Ancha
San Felipe

Gissela dijo...

LAS VACACIONES Y EL ENTUSIASMO

Las vacaciones son vacaciones, quiero decir que en ellas podemos realizar distintas actividades, ya que no estamos en un contexto laboral o estudiantil, en el que tenemos que dedicar gran parte del tiempo (sin compartir mucho con tu familia, no descansar bien, etc., y seguir la rutina de todos los días). Sin embargo es un alivio cuando llegan las vacaciones, porque salimos de la rutina, visitamos familiares, vamos de paseo, nos divertimos… También en los tiempos libres leemos libros que sean de nuestro interés, para no cortar el hilo de leer o porque es entretenido. Muchos estudiantes no disfrutan las vacaciones, se dedican a trabajar para juntar dinero para estudiar; o bien no aprovechan su tiempo libre.

Las personas necesitan descansar, tener un tiempo libre para realizar todo su qué hacer en las vacaciones. Cuando las personas utilizan su tiempo en actividades que le favorezcan, ya están preparados para regresar a sus ocupaciones sean laborales o estudiantiles. Así también los alumnos ya están capacitados para emprender una buena participacion en el aula de aprendizaje.

Gissela Elgueta Vega

1ª año. Ped. en educación básica con mención en educación rural y desarrollo.

UPLA. Sede San Felipe

chasconpio dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...

Bueno para mi bien dicho esta en el texto es que las vacaciones son para el descanso de todo el estrés que se genera através del trabajo o estudia que es igual el esfuerzo que ejercen cada uno es el premio para todo las vacaciones.
Es un cambio que nos adaptamos tomando la mejor forma y con mayor tranquilidad posible. Tomando en cuenta el titulo de esta columna

Estoy muy de acuerdo porque un al final de año o generalmente final de semestre como el caso del estudiante lo espera con tanto entusiasmo. Llega el momento de final de semestre se torna un ambiente tan denso ya que comienza lo que es el periodo de pruebas finales trabajos final los nervios de las nota, que causan este ambiente de tensión que son tan esperadas que el poder descansar estar tranquilo pasarlo bien y el n tener la responsabilidad de que tiene que realizar algo al otro día.

También existe la posibilidad de poder compartir más con la familia ya que generalmente en mi familia tienen en el mismo periodo de vacaciones mio
Y tratamos de estar mas unido como familia y entretenernos juntos, disfrutando el máximo cada uno junto al otro , aunque llega el punto de no saber que hacer o el momento de no ver tanto ala familia distraer sin ellos y empiezo ahechar de menos la rutina que al final igual necesitamos una que nos saque fuera de nuestras casa para poder ahechar de menos nuestras vacaciones

gabriel fernandez
ped. matematica y computacion

Anónimo dijo...

"Nada grande ha sido conquistado alguna vez sin el entusiasmo."

Comienzo con esa frase que puso usted al inicio del texto porque en verdad me gusto mucho, creo que es muy cierto eso de que sin entusuasmo no se conquista lo que se quiere, a mi, y yo creo que a todos los que estamos estudiando ahora, nos gusta sistir a clases y aprender, porque existe un entusiasmo, el mismo que nos ha hecho llegar a la universidad, el mismo que nos ha llevado a estudiar lo que nos gusta.

Tambien, muchas veces aunque nos guste mucho lo que hacemos, el entusiasmo se va agotando, devido al cansancio, es por esto que yo creo que las vacaciones son una parte importante de nuestra vidas, es necesario darce un descanso y asi volver "con la pilas puestas" para seguir trabajando, estudiando, lo que sea que hagamos.

Con respecto a lo que usted dice con eso de tomar muchas veces un libro en vacaciones y leer, creo que se deve a que alomejor muchas veces nuestras acciones se relajen mucho en vacaciones y nos haga sentir que es necesario hacer otras cosas, y tambien que la gran mayoria de las veces queramos vover a clases, lo que hace que al inicio de estas uno llegue con mas entusismo y ganas de ir a estudiar.

Lo que si creo que esta motivacion que se crea en vacaciones, de "hacer algo" o de volver a clases, se crea mas en las vacaciones de verano, porque el tiempo de descanso se da mas amplio.

A mi en lo personal siempre me ha gustado leer, lo he incluido en mis habitos por la sencilla razon de aprender mas o de entretenerme un poco, pero esto se me damucho mas en vacaciones, porque la sensacion de "no hacer nada" de estar "desocupada" no me gusta y eso es lo que me motiva a tomar un libro o una enciclopedia y ampliar mis conocimientos, que estos adquieran nuevas conquistas.



Natalia Valdes Roman.
Ped. en Matematica y Computacion.