lunes, 14 de julio de 2008

ENFOQUE DEL VÍNCULO SOCIAL COMO EXPLICACIÓN DE LA DELICUENCIA

Cuando estudiamos las causas de la delincuencia, podemos comprobar que ésta no es prerrogativa de los ambientes más desfavorecidos, ni el de una categoría étnica particular, sino que depende de la calidad de los lazos sociales.

A partir de allí, es posible que se desarrolle un enfoque del vínculo social en el cual podemos distinguir cuatro características principales: apego, compromiso, obligación y creencia. A continuación, damos a conocer a qué se refiere cada una de ellas.

1. APEGO: el grado de afecto del niño y del adolescente a su familia, a sus padres, a su medio y a las instituciones;

2. COMPROMISO: la aceptación y el sentimiento de compatibilidad respecto a un conjunto de objetivos y de intereses propuestos por la sociedad global;

3. DEBER: la participación efectiva en las actividades sociales; y

4. CREENCIA: la confianza en la validez de las reglas sociales y morales.

Desde esta perspectiva, entonces, la delincuencia tiene su origen en la ausencia del vínculo social. Por lo tanto, es posible desprender dos leyes esenciales de este principio teórico:

a) mientras más apego sienta un joven a su familia y a la escuela, menos riesgo presenta de convertirse en delincuente; y

b) mientras más comprometido esté en un proyecto escolar o de formación, menos tendencia tendrá a cometer delitos.

Estos indicadores han sido validados por las investigaciones que han abordado la temática bajo un ángulo complementario mostrando que en las relaciones padres-hijos, ciertos comportamientos de los progenitores constituyen los predictores más acertados de la delincuencia de los jóvenes.

De este modo, algunas investigaciones[1] despejan cuatro factores predictivos de la delincuencia, directamente ligados a la carencia relacional de los padres hacia sus hijos:

· la indiferencia, la despreocupación o la negligencia de los padres en lo concerniente a las actividades externas y especialmente en las salidas de sus hijos;

· la falta de firmeza, el abandono o la inconstancia de los padres en materia de disciplina;

· el rechazo del hijo por los padres;

· el débil apego del hijo a sus padres.

A partir de lo anterior, es posible, entonces, derivar tres aspectos del vínculo social, así como factores estructurantes de la relación padres-hijos:

· una familia cohesiva en la cual los padres se comporten de manera afectuosa con su hijo(a) y estén atentos a lo que siente, quiere y hace;

· una actitud parental que reconozca y evalúe los hechos y gestos del hijo;

· un comportamiento que repruebe sus malas acciones[2].

En una perspectiva complementaria, las teorías del aprendizaje social han mostrado que la violencia y el comportamiento agresivo son similares a otros comportamientos sociales aprendidos. En efecto, el aprendizaje de la violencia se produce a través de las relaciones existentes al interior de un grupo restringido, como pueden ser la familia, los amigos o las pandillas. Consecuentemente, los primeros estudios sobre esta temática ya habían indicado que el comportamiento violento dependía de la relación establecida al interior de un grupo, como las interpretaciones desfavorables que se dan entre estas personas respecto de la ley”[3].

Por lo tanto, bajo este enfoque, se asegura que los factores sociales son generalmente los más importantes en determinar la violencia, en donde la familia – como puede claramente notarse - tiene un rol preponderante.



[1] Sampson y Laub, 1993, citado por Fisher, G-N. (2003) Psychologie des violences sociales. Paris : Dunod: 26.

[2] Hirschi, 1983, citado por Fisher, op.cit.: 27.

[3] Sutherland, 1931, citado por Fisher, op.cit.: 27.

19 comentarios:

Andrea Aravena dijo...

El actuar de los seres humanos esta condicionado por los acontecimientos que ocurren a su alrededor. El contexto en que se manejen los niños es determinante para la conformación de su identidad, la cual hoy en día suele estar confusa perdiendo sus expectativas de vida.
La persona desde la antigüedad siempre ha luchado por adaptarse a una sociedad, con el fin de sentirse integrado y de manera de poder surgir, aceptando los requerimientos que esta les hace. Si la persona no logra adaptarse a un medio éste tiende a apartarse y a generar sentimientos negativos que lo llevan a actuar como elemento destructor de la sociedad. Los jóvenes hoy en día se están automarginando y autodiscriminando, ya que desean dominar y cambiar el contexto según sus ideales. De este problema de adaptación social surge lo que conocemos como delincuencia, pero sin duda alguna que esta imagen que tienen los jóvenes de la sociedad y de su propia personalidad depende del apoyo de la familia (padre y madre), de los vínculos y la comunicación que se puedan dar entre estos, porque ciertamente el cambio de realidad natural a una artificial dada por la sociedad es difícil de aceptar por las exigencias que esta realiza.
Como todos sabemos la familia es la primera educadora por excelencia, por esto el éxito o fracaso de los estudiantes tiene relación con los procesos de ayuda entre los padres y los educadores. Si bien la reforma ha creado un vínculo entre la escuela, la cultura y la familia no se han creado procesos de innovación en los colegios y liceos de nuestro país donde se estimule y promueva la participación de la familia tanto en la creación de valores en común y en la calidad de aprendizajes de sus hijos. Cuando esto se logre, podemos decir, que los colegios y liceos de Chile son “integrales” donde la familia participa y aporta un logro en los cambios educativos de los alumnos y toma un actuar más dinámico que pasivo.

Andrea Aravena dijo...

Para que esto pase el educador deben conocer los elementos de la cultura de los colegios y la familia. Ambas deben establecer nexos para lograr transformar el ambiente donde están insertos los estudiantes. De esta manera la familia contribuirá desde su experiencia social, cultural y cotidiana a la propuesta de cualquier iniciativa de innovación pedagógica para estimular a los padres involucrándolos en la responsabilidad de educar a cada uno de los estudiantes; así se logrará una mejor calidad de vida y un desarrollo global de los estudiantes.
Sin duda alguna la delincuencia es el síntoma más claro de la desadaptación que experimentan las personas respecto a los requerimientos que hace la sociedad y de los problemas de comunicación que existen entre las fuentes primarias (padres) y secundarias (profesores). Al tener problemas con los nexos motivadores se generan malas concepciones de la persona, que se manifiestan en actos delictuales y que hacen actuar por esencia y sin consciencia humana.

Nelson Rios Pacheco. dijo...

Como bien decía el artículo, la sociedad juega un papel muy importante en lo que es la formación de la personalidad de los jóvenes, sobre todo en la época escolar, la sociedad los influye de sobremanera, lamentablemente es que muchas veces de mala manera, por ejemplo los últimos acontecimientos “revolucionarios” que se han visto, que lo único que hacen es mostrarle a los jóvenes que la única manera de ser escuchados es haciendo desordenes y actos vandalismos en las calles, lo cual va en contra de toda relación social civilizada, donde lo principal debe ser la conversación entre ellos y sus autoridades (padres, profesores, etc.). No solo esto empuja a los jóvenes a tener una actitud violenta, sino que también la poca preocupación de los padres, por cualquier motivo siempre el tema de preocupación es el colegio, y los padres no se preocupan de cómo se encuentra su hijo(a), lo cual frustra a los jóvenes, olvidando sus problemas por medio de actos vandálicos o cayendo en el alcoholismo y en la drogadicción. Esto último es lo más importante, ya que si el joven tiene una buena relación en su hogar, cosas como estas son evitables, mediante una relación armoniosa entre padres e hijos; para que así los jóvenes no se desarrollen en un ambiente hostil, donde predominan las aciones violentas, sino en un ambiente civilizado donde existan buenas relaciones humanas.

Nelson Rios Pacheco
2º año Ped. en Física y Computación.

Jaime Guerra dijo...

Logicamente la familia juega un rol preponderante en la formación de un joven, podemos mencionar que los factores que influyen en la delincuencia juvenil inciden o recaen directamente sobre los participantes del proceso educativo del ser humano, sin embargo tambien puede ser visto desde un punto de vista teórico; sin ir más lejos, la Teoría de las necesidades de Maslow nos da un pequeño soporte para explicar lo que se entiende por delincuencia, basándose en los niveles de la pirámide de necesidades se puede deducir que aquellos púberes que no han satisfecho su nivel 1 y 2, serán mas susceptibles a manifestar comportamientos delictuales en su contexto social.

Esto nos da a pensar entonces que debemos seguir teoricamente lo que nos indican aquellos niveles de la pirámide, sin embargo podemos encontrarnos con ciertas excepciones que cada persona a cargo de la educación o mantenimiento del menor deben saber manejar.

Jaime Guerra Valencia
Ped. Química y ciencias
1º año

Anónimo dijo...

Al leer este articulo , me doy cuenta de que la familia cumple un rol fundamental en la formacion de la persona, ya que si la persona no se siente integrada a esta busca encontrar estos 4 factores en otro lugar, provocando a veces pertenecer a grupos nocivos para la sociedad, por otra parte tambien ocurre que dentro de la misma familia hay integrantes que son delicuentes provocando un mal ejemplo para los niños, ya que si no reciben normas dentro de la familia, les es mas dificil respetarlas fuera de esta. Los niños requieren de algun tutor o guia, en donde este rol generalmente lo cumplen los padres , un familiar, un profesor o un amigo, El problema es cuando no lo encuentra o este es un mal ejemplo. En la sociedad en que nos encontramos hoy, se nos presenta en algunos casos un ambiente poco grato y dificil para la formacion de los jovenes ya que estos no reciben una escala valorica y tampoco normas a seguir.
Personalmente pienso que la autoridad en vez de enfocarce en endurecer las penas, bajar la edad de responsabilidad penal y en crear nuevas carceles, deberia enfocarce mas en crear mas politicas de famlia, combatir la desiguldad y tratar de cada vez mas de integrar y relacionar la familia con la escuela.

Patricio Reyes T.
EFI 1er año

manuel martínez dijo...

Sin lugar a duda estos factores, es decir, la familia, el círculo social, entre otros, repercutan en la forma de actuar y relacionarse del estudiante con su entorno, en lo afectivo y en su moral, entre otras, el conjunto de estas conductas los llevan a un mal aprendizaje, esto quiere decir que el estudiante va a mostrar un gran desinterés por sus materias no concentrándose en estas y mas aun no dándole sentido a lo que se le intenta enseñar. Entonces el estudiante comete el error de creer que la calle y los malos vínculos sociales son su escuela haciendo de la delincuencia su modo de enfrentarse al mundo y reflejando en ella todas sus falencias afectivas, y rechazo a una sociedad que según ellos no los entiende y los rechaza, en este punto no están tan errados, ya que claramente la sociedad los discrimina, pero es por su condición de delincuentes y no por su condición de pobres (económicamente).

Entonces el rol del educador es muy importante, al momento de integrar al seudo delincuente, a sus clases e involucrarlo con está, no es una tarea fácil, pero es muy importante, ya que el educador juega un papel muy importante en la causa que es el que puede manejar la situación con los padres y el circulo social del estudiante.

manuel martínez lobos

ped. en química y cs.

Kelly Guzmán dijo...

Generalemente la población ve que el comienzo o el incentivo de la violencia son los amigos pero justamente usted tocó el punto exacto, realmente es el afecto que a las personas se les otorga poque generalmente una persona no querida actúa de forma agresiva por esa falta de cariño.
Ésto se puede observar en las salas de clases de un colegio municipal (sin discriminar), porque yo tuve compañeros que los padres pasaban saliendo o simplemente no los pescaban y ellos eran los mas conflictivos y a los que le llenaban el libro con anotaciones.
Los amigos, en cierta parte igual influyen, debido a que las personas afectadas se refugian en ellos, y es ahí donde caen en robos, droga, alcohol, etc.
El ogar es el comienzo de toda vida y lo que se cree en éste es el reflejo al exterior, asi que lo que somos es porque lo vimos y lo vivimos.

***NeGuS cOrMaN*** dijo...

En el momento de leer el texto “ENFOQUE DEL VÍNCULO SOCIAL COMO EXPLICACIÓN DE LA DELICUENCIA” por mi cabeza paso el tema de violencia y llegue a la siguiente explicación:


Si se sale a la calle y se pregunta a la gente entre 14 y 18 años que es lo que mas le gusta hacer, la respuesta sin duda seria tomar y amanecerse en la calle, pero mucha gente dice dos cosas, es normal en los jóvenes a esta edad o donde están sus padres, ambos tienen mucha razón, pues si enfocamos bien la pregunta esto tendría que sonar así, ¿tus padres sabes lo que tu haces?, es con esta pregunta donde nace la respuesta o la explicación en el caso de la violencia.

Cuando un joven comienza con la violencia comienza de apoco, Lugo las cosas que hace se agravan por no tener un control, este control es necesario, pero como llegar al control sin invadir la privacidad del joven, es necesaria compartir en familia y charlar con los hijos para explicar y poder mejorar los errores ya cometido, en otras familias donde no se logra esto como es el caso de Miguelito, donde sus padres y sus hermano son delincuente, aquí se ve lo inverso a la explicación, pus se muestra otro circulo social que afecta el comportamiento del joven, en este caso la poca comunicación y lo que evidencia el niño juegan un rol principal, lo mas probable que el niño encuentra normal el hecho de delinquir y el comience hacer esto mismo, esto pude ser explicado por que la gente aprende de lo que ve y cree. En el comportamiento humano es necesario errar, pero también es necesario corregir, si una persona no es guiada correctamente los casos se pueden ampliar, la corrección no esta en los golpes sino en la comunicación y la reflexión.


Entonces se puede señalar que la violencia esta basada en el comportamiento social o como señala el texto expuesto, apego, compromiso, obligación y creencia, donde el apego juega un rol principal en el cambio de conducta en el ser, entonces se tiene que la violencia es igual a la falta de control o de comunicación familiar.

Aron vera Herrera
1º año Ped. en Física y omputación.

Regina Mateluna dijo...

Bueno como dice en el articulo sin lugar a dudas la relación qe tienen los hijos con sus padres influye notablemente en su comportamiento hacia el exterior. Como siempre se dice toda educación comienza en casa , si los padres son preocupados y les enseñana a sus hijos a actuar correctamente en cualquier ambiente social éste no tendra ningún tipo de problema. Muchas veces es un cierto "recelo" por parte de los padres hacia otras clases sociales y por lo tanto sus propios hijos van adquiriendo ese tambien llamado "recelo" sin siquiera saber el por que , solo es imitado, si mi padre lo hace yo también lo hare.
El profesor en este caso tiene que saber tratar a el alumno , ir poco a poco descubriendo el porque de su comportamiento, y de hecho lo más importante saber como son sus padres y la forma en que viven , ya que todos esos factores influyen en la conducta del alumno. Es muy importante que los colegios tengan presente que la educación de sus alumnos no solo es responsabilidad del establecimiento sino qe va unido de la mano de los propios padres. No se saca nada si un profesor habla con su alumno si en la casa no lo tomana encuenta o hacen caso omiso a lo que el profesor aconsejo , por eso es muy importante que exista una responsabilidad de los padres con el establecimiento y con la educación de sus hijos.

Yovanna valdes dijo...

A primera vista,se diría que los cuidadanos del mundo entero comparten una noble escala de valores,pero el cuadro no es tan alagador.
Si bien es cierto,que los principios se han basado en lo general en la religion y la moral,la situación esta cambiando con rapidez.Eso significa que los valores de los jóvenes acusan cada vez menos la influencia de los padres,creo en ralidad que toda en toda la sociedad se estan produciendo profundas modificaciones en los criterios de la gente.Es por tanto que hoy en dia la delincuencia juvenil crece cada vez mas.No hay contacto real entre los padres e hijos,es por esa razón que los jovenes se refugian en otras malas influencias,que con el pasar del tiempo los llevan a la destrucción.
Nosotros como futuros educadores deberiamos poner atención a estos procesos de algunos jovenes,donde se refleja el desamor y la falta de compresion por parte de algunas familias, donde todo a veces ocurre tan rápido,todos trabajan,todos estan ocupados,no hay tiempo para la comunicación,para el amor,para el apoyo.
No Nos olvidemos nunca que uno de los mejores regalos que pueden hacer los padres a los hijos,figuran su amor incondicional ,su apoyo y saber que ellos siempre estarán ahí;y que todo lo entregado en el seno familiar,sirva para evitar a futuro la delincuencia,las drogas y la destruccion así mismo.

Francisco Acevedo dijo...

Bueno para empezar creo que la familia es la institución más fuerte dentro de una persona, más en un niño ya que esta es la responsable de entregarle los valores, creencias, y lo más importante el amor para que mas adelante este pueda desarrollarse de una buena manera y sea un miembro integro de esta sociedad.
A partir de esto se puede decir que la familia es la responsable de que un niño sea una persona de bien o un delincuente, pero por otro lado hay otros factores externos que pueden influir directamente en el desarrollo de un joven como lo son las amistades: hay un periodo en la vida entre los 12 y 16 anos en que el adolescente siente una necesidad de pertenecer a un determinado grupo social, buscando identidad y pertenencia en la cual es muy influenciable aquí los padres cumplen un rol fundamental, el cual consiste en ser como una especie de guía para con su hijo y mostrarle el camino correcto y no dejar que su hijo se influencie por las malas juntas, no prohibiéndoselas, sino que explicándole por que no debe hacer lo mismo que sus amigos ya que tienen valores y vivencias distintas y tal vez crear en el una conciencia para que este se convierta en un agente de cambio y sea el quien influencie a sus amistades con buenos valores.
Otro factor externo influyente que yo creo que es muy importante es el factor monetario o sea el sistema capitalista que domina nuestra forma y ritmo de vida y que nos influencia directamente en nuestra forma de actuar y pensar, ya que actualmente todo gira en torno al dinero es por esto que jóvenes que provienen de estratos sociales mas bajos caen en la vida fácil y comienzan a delinquir a muy temprana edad, por ejemplo un joven que es hijo de obrero ve a su padre trabajar de lunes a domingo de las 8 de la mañana hasta las 8 de la tarde y este gana una miseria de sueldo, es obvio que este no quiere llevar este tipo de vida y como la educación el lo ve como algo casi imposible ya que sus medios no le favorecen para conseguirla buscara una ruta alternativa y mas fácil para conseguir dinero y caerá en la delincuencia ya sea robar, trafico de drogas, etc. Por lo tanto si queremos que la delincuencia sea exterminada debes generar varios cambios en el sistema en el cual estamos sometidos.
Por otra parte nosotros como futuros profesores creo que podemos generar cambios en nuestra sociedad y principalmente en niños y jóvenes haciendo, aparte de entregarle herramientas para que puedan desenvolverse en el mundo laboral, también podemos hacer que la juventud tome conciencia de lo que esta pasando a su alrededor y para que desde pequeños luchen por sus ideales y por un mundo mas justo.

Belen dijo...

Leí dos veces el artículo. Y estoy de acuerdo con lo que plantea casi en su totalidad, y digo casi porque no puedo evitar poner en práctica con mi propia persona las carácteristicas y leyes que se citan.
Soy una joven de 18 años que cree que llegó a la universidad por casuaidad o azar, ya que toda mi enseñanza media la pasé luchando contra las obligaciones, los profesores y mi madre (mi padre no vive conmigo). La verdad es que nunca he tenido un apego muy significativo con mi familia y menos aun con las instituciones en las que estudié, debido a que siempre me estaba cambiando de colegio. Por eso me pregunto ¿Qué factores y/o circunstancias pueden haber evitado que yo cometiera delitos o que de hecho me hubiese convertido en una delincuente?.
Según mi criterio, y con el máximo respeto que su blog y usted profesor se merecen, pienso que hay muchos otros factores que influyen en que un niño se convierta en un delincuente. Por ejemplo los medios de comunicación, que son casi emposibles de controlar para los padres o la falta de integración que tenga en su circulo cercano.

Espero que el curso que usted imparte me ayude a comprender mi duda y así poder estar completamente de acuerdo con su publicación.


Atte.

Belén Espergue Alarcon
1er año de Ped. en Inglés.

Franchesca Ibarra dijo...

La delincuencia, como ya sabemos, es un problema que afecta a todas las clases sociales y concuerdo en todos los factores expuestos anteriormente,
pero es innegable que en los estratos sociales mas bajos es mas común y mas fuerte que en las otras y ¡como no! si hasta en las esuelas o liceos los profesores e inspectores hacen como si no pasara nada, prefieren evitarse problemas por que ya
les es casi imposible controlar a los alumnos, dicen que no tienen por qué estar pasando malos ratos por las puras, que los alumnos son el reflejo de sus casas y que no se pueden cambiar. Si digo esto es por que lo he escuchado de la boca de los mismos profesores, hay niños que no tienen interés por nada entonces las amenazas o retos les va y les viene(por que eso es lo que hacen), y lo mas seguro es que eso no sea lo que necesitan, ellos necesitan compresión, cariño, compañía, sentir que son importantes para el resto, si sus padres no le dan esto ,lo más seguro es que sea un rebelde que la mayoría de las veces cae en grupos de rebeldes que se dedican hacer maldades , que la sociedad los rechaza por ser como son y al ver esto con mas ganas quieren hacer daño…
Los profesores de básica pasan muchas horas con sus alumnos en la etapa en que este “arbolito” puede enderezarse y creo que se puede hacer muchas màs cosas en una sala de clase aparte de pasar materia, deberían en parte hacer de psicólogos para saber como tratar a los alumnos de acuerdo a su situación,y saber el porque de su actuar,y asi al entenderlo quizas se pueda ayudar, evitando que sea un futuro antisocial.


Franchesca Ibarra Opazo
1º año Ped.Inglès

Dänielä dijo...

El papel de la sociedad y el de la familia que es el vínculo más cercano es totalmente relevante para el comportamiento y base de la formación de un individuo.
Cada vez que esta relación básica de apoyo, comprensión, protección y educación se ve quebrantada podemos notar que los adolescentes comienzan a tener conductas inadecuadas que muchas veces son vistas como normales ya que ese ha sido el único modelo ha seguir que han tenido o simplemente porque se encuentran tan abandonados que tratan de ocultarse bajo los perfiles de personas rudas, se alejan más y más de las personas que los rodean y acumulan resentimientos. Es así como llegan a la delincuencia y/o a la violencia camino totalmente alejado de las características del vínculo social.

Sus expectativas de salir de este problema y realizar una vida mejor se van disminuyendo. No está la motivación, el apego a la familia o el compromiso de hacer ese “algo” que les interese, el deber o la conciencia de que todos tenemos una importancia para la sociedad, que no estamos solos en esta vida pues cada una de nuestras acciones tendrán buenas o malas consecuencias que debemos asumir. Estas son unas de las tantas cosas que deben pasar por la formación que entrega el núcleo más cercano (padres o personas que estén a cargo del niño).
Es por eso que al leer este artículo me doy cuenta de que tanto como futuros profesores y futuros padres tenemos una gran responsabilidad. Entregar algo tan importante como es el AMOR hacia las personas ya sea en cosas pequeñas puede hacer la diferencia entre un adolescente con valores o uno delincuente. Este tema muchas veces se ve postergado por el individualismo que muestra nuestra sociedad, el excesivo trabajo de los padres o la mala labor del profesor.
Seguir en lo posible a cabalidad cada uno de estos puntos se hace completamente necesario para la formación integral de una persona.

Daniela Delgado-López
Pedagogía en Inglés UPLA
1º año.

Macarena dijo...

Macarena*

Como todos sabemos el actuar de un "hijo" en edades de formación es absoluta responsabilidad de los padres. Paralelamente decimos que el profesor participa en dicha formación y es por esta razón que se dice que el profesor pasa a ser un personaje importante en esta historia. Pero ¿Qué pasa si el alumno se siente rechazado por su familia? la mayoría de las veces se va a volver contra el mundo, no queriendo aceptar ningún tipo de ayuda, ya sea de su profesor o de otro tipo de familiares. ¿Por qué sucede esto? pues la respuesta es un tanto fácil de responder, si un niño se siente rechazado por sus padres, que son las personas que lo trajeron al mundo ¿qué más le va a importar si no tiene razón de vida? Estamos todos de acuerdo en que las relaciones interpersonales forman el buen o mal comportamiento del niño en cuestión y si en su hogar, que es la principal fuente de formación del niño, no se le da la preocupación y el cuidado que necesita difícilmente éste tendrá un propósito por el cual luchar.
Conozco un caso muy cercano en el cual dos chicos crecieron con padres inmaduros que nunca le tomaron el peso a lo que significaba ser padres. Por un lado encontramos a un padre que lo único que le importaba era salir y crear un mal ambiente en su familia, resultado de ello, violencia intrafamiliar y una madre que al quedar sola nunca supo cómo crear una buena relación con sus hijos, para darles el apoyo y atención que necesitaban. A pesar que sus familiares, tíos, tías, abuelos, etc. quisieron ayudarles en lo que fuese necesario, les afectaba el no sentirse importantes para esas personas y hasta llegaron a creer que lo hacían por pena. Sus profesores quienes en vez de tratar de ayudarlos (aunque unos pocos intentaron hacerlo) los criticaban y les hacían perder todas las esperanzas que podrían haber tenido, si es que eso llegaba a suceder. Hubo una vez una profesora que le dijo a uno de ellos que seria un delincuente y que no servia para nada más que para hacer “rabiar” no es que ella fuese adivina, pero resultó ser que el “niño” calló a la cárcel a los 21 años.
Si bien existen personas que pueden ayudarlo y que se dedican a esto, no son suficientes para poder ayudar en lo que a este tema respecta. Estamos en un “época” en nuestro país en donde la delincuencia ha ido en aumento y se necesita de personas COMPROMETIDAS con el tema, ya sea en lo que se refiere a delincuencia con personas que ya son jóvenes y “maduros” ó con niños que viven en lugares de pobreza y que sus padres no tienen la madurez o el tiempo (debido a sus esforzados trabajos) para darles el cuidado, afecto y comprensión que necesitan. Creo que un buen plan seria abordar los temas desde su núcleo, es decir desde las familias, hacer charlas y encaminar a estas en la formación del alumno. Aunque sé que esto muchas veces no funciona y es ahí donde estos niños necesitan personas que se preocupen de ellos y no tan solo por un momento, es por eso que el profesor tiene que saber identificar quienes son los niños que estarían más propensos a eso y saber tratar con ellos, que la intimidad que se pueda crear entre ellos ayude a dar una confianza tal que el niño pueda sentirse apoyado por éste.

Macarena González Mora
1er año Pedagogía en Inglés

Anónimo dijo...

Voy a relatar un caso de delincuencia de un joven de 25 años de edad, el cual comenzó a delinquir a los 15 años. Su familia estaba constituida de padre, madre y hermanos mayores. Su familia siempre se preocupo de brindarle amor y apoyo incondicional, eran padres de esfuerzo, no tenían una buena posición económica, pero tampoco les faltaba para comer. Ellos vivían en una población rodeada de familias traficantes o delincuentes, los amigos de este joven que eran hijos de estas familias lucían el dinero que obtenían en ropa, drogas, autos, etc. Este joven quiso pertenecer o más que eso, sobresaltar en su entorno social, y al ver que sus padres no podían brindarle muchas cosas materiales para lucir, empezó a robar…tan solo a los 15 años de edad. Comenzó a robar en el colegio, a sus compañeros, amigos, profesores, director. Lo expulsaban continuamente de los colegios por esta falta, sin mayor preocupación por ayudarlo o guiarlo…aun así termino la enseñanza media, además una carrera técnica profesional (todo esto por amor a su madre, la cual le pedía que lo hiciera). Ya el dinero no era lo importante, sino lo seducía más el poder que ésto generaba frente a los demás. El apego hacia su familia existía, de hecho existe, pero la rebeldía hacia lo impuesto por la sociedad y la baja autoestima que el presentaba, lo llevaron a optar por este camino. Este es un ejemplo más de cómo influye el entorno social en la vida de las personas.
El problema ahora es la reinserción de esta persona en la sociedad, porque claro a los niños se les puede formar para que no sean delincuentes, si se tiene claro el procedimiento necesario para lograrlo, pero que sucede con los que ya lo son?, como el caso anterior en el cual él posee estudios que le permitirían trabajar pero como lograrlo si posee antecedentes penales y la sociedad lo discrimina?. Que podría hacer una persona que se quiere rehabilitar, pero el entorno, el mismo que lo sedujo a robar, ahora le cierra las puertas a una nueva vida?


Karla Campos Z.
Ped. Inglés 1º año.

Romina Romo Navarro dijo...

Delincuencia, fenomeno social al cual parecemos acostumbrarnos,como consecuencia de la sociedad actual en que nos desenvolvemos, una sociedad de en que el término competencia se ha vuelto parte del actuar humano y en que sin duda, forma, a ciertas personas cada vez mas individualistas las cuales a fin de coseguir , resultan ser capaces de todo.

Sin lugar a duda en una sociedad asi, necesitamos de lazos sociales, como el apego, el compromiso, el deber, y la creencia,conceptos que engloban de manera general la importancia de la formacion social en el actuar, en donde factores como la familia, y la pedagogia, siendo estos los más importantes, cumplen un rol esencial como formadores en primera instancia de sujetos activos en una sociedad, potenciales sujetos con una base moral, con respaldo, seguros, etc.

No hay duda que el fenomeno de la delincuencia no nace de manera espontanea, posee causas como la presentada aqui, sobre la calidad de los lazos sociales, concuerdo, que no son de exclusividad de los ambientes mas desfaborecidos , pero si vemos que es mas vista en aquellos sectores, ejemplo de ello es la discriminacion que se hace a ciertas comunas de santiago, las cuales son de conocimiento popular conocidas como peligrosas comunas, llamadas muchas veces como ''cunas de la delincuencia''mi pregunta es ahora ....¿esta calidad social es menor en aquellas comunas, en los ambientes menos faborecidos?

Por ultimo quiero destacar la importancia de la drogas, otro fenomeno en auge en esta sociedad; en la delincuencia, la adiccion que lleva a los hombres ya no solo a delinquir por cubrir una necesidad básica , como poder comer, sino, por el contrario, se cae en el delito por la adiccion , adiccion que no distingue clase social, y en periodo de ''angustia'' se puede hacer cualquier cosa.

gabriela morales dijo...

A partir de lo leído, creo que entonces el origen de la violencia está ligado di-
rectamente con la familia, ya que es aquí donde se conforman los vínculos sociales.
“La familia es el núcleo de la sociedad. Esto se debe, ya que la familia forma a quienes actuarán en el futuro, dentro de la sociedad. Cada padre y madre for-
man a los hombres y mujeres del futuro”.(ref. bibliográfica. www.misrespuesta.com/que-es-la-familia.html.).
Entonces, es de suma importancia que éste denominado núcleo de la sociedad: familia, debe estar positivamente constituido para que los hijos crezcan en un ambiente adecuado para su formación, forjando así un comportamiento idóneo para convivir en sociedad y una educación cívica, ya que una definición elemental señala que “Delincuencia es la conducta resultante del fracaso del individuo en adaptarse a las demandas de la sociedad en que vive”. (ref. bibliográfica. www.monografìa.com/trabajos14/delincuenglob/delincuenglob.shtml.)
Entonces, la familia es la base del niño, la escuela, frente a los problemas sociales, ya que será éste quien llevará a un futuro próximo todos los aspectos positivos aprendidos de su familia, como valores, costumbres, disciplina, etc. que obviamente han sido trascendentales en su vida y en su formación como persona, y que lo más probable los aplicará con su propio núcleo familiar.
Por otra parte, creo que sí, la delincuencia está más propensa a llevarse a cabo en los sectores más vulnerables, ya que éstos son los sectores en los que se concentran más problemáticas sociales como por ejemplo: desempleo, baja escolaridad, marginalidad, descuido de los hijos, tráfico de drogas, etc. Factores que inciden en la incorrecta adaptación del niño a las normas sociales, también son factores perniciosos que no permiten una buena conformación de la familia.

gabriela morales dijo...

A partir de lo leído, creo que entonces el origen de la violencia está ligado di-
rectamente con la familia, ya que es aquí donde se conforman los vínculos sociales.
“La familia es el núcleo de la sociedad. Esto se debe, ya que la familia forma a quienes actuarán en el futuro, dentro de la sociedad. Cada padre y madre for-
man a los hombres y mujeres del futuro”.(ref. bibliográfica. www.misrespuesta.com/que-es-la-familia.html.).
Entonces, es de suma importancia que éste denominado núcleo de la sociedad: familia, debe estar positivamente constituido para que los hijos crezcan en un ambiente adecuado para su formación, forjando así un comportamiento idóneo para convivir en sociedad y una educación cívica, ya que una definición elemental señala que “Delincuencia es la conducta resultante del fracaso del individuo en adaptarse a las demandas de la sociedad en que vive”. (ref. bibliográfica. www.monografìa.com/trabajos14/delincuenglob/delincuenglob.shtml.)
Entonces, la familia es la base del niño, la escuela, frente a los problemas sociales, ya que será éste quien llevará a un futuro próximo todos los aspectos positivos aprendidos de su familia, como valores, costumbres, disciplina, etc. que obviamente han sido trascendentales en su vida y en su formación como persona, y que lo más probable los aplicará con su propio núcleo familiar.
Por otra parte, creo que sí, la delincuencia está más propensa a llevarse a cabo en los sectores más vulnerables, ya que éstos son los sectores en los que se concentran más problemáticas sociales como por ejemplo: desempleo, baja escolaridad, marginalidad, descuido de los hijos, tráfico de drogas, etc. Factores que inciden en la incorrecta adaptación del niño a las normas sociales, también son factores perniciosos que no permiten una buena conformación de la familia.