martes, 4 de noviembre de 2008

COMENTARIO DE LA PRESIDENTA DE LA ASOCIACIÓN NACIONAL DE PSICÓLOGOS EDUCACIONALES


En días pasados tuve el privilegio de asistir a una Jornada de la Universidad de Playa Ancha cuyo nombre era "Relacionándonos para ser mejores". Se refería a la convocatoria hecha por la Universidad hacia los docentes de las unidades educativas en las cuales sus alumnos de Pedagogía llevan a cabo las prácticas, con la finalidad de compartir experiencias. Se trató de una instancia orientada a que los distintos actores participantes en el proceso, alumnos, docentes, directivos y académicos se conozcan, se escuchen y revisen las bondades y debilidades del sistema.

Si pensamos en el nombre del evento, éste remite a personas reuniéndose, quizá con una cierta cercanía, en una disposición positiva, con sintonía entre ellos y que han buscado estar ahí para pensar juntos sobre algo que los une. Y aquí es necesario destacar la importancia de una variable poco considerada en el ámbito académico y educativo. Me refiero al clima que se dio en el lugar, a la atmósfera de calidez y acogida que por supuesto no fue producto del azar sino, originada en el equipo responsable del evento. No olvidemos que se trata de una Universidad de Ciencias de la Educación y hoy día la evidencia empírica muestra que el mejor aprendizaje de los alumnos está significativamente ligado a un buen clima escolar.

Para los adultos no es distinto, cuando existe respeto, uno se conoce y comparte momentos, intercambia impresiones, sentimientos, afecto, entregando lo mejor de sí y como consecuencia puede ser mejor profesional, mejor amigo, mejor persona.

En ese mismo evento se realizó el lanzamiento del libro "Relacionándonos Para Ser Mejores", orientado al importante trabajo que la Universidad está desarrollando en torno a la búsqueda de una mejor educación para el país a través de distintas iniciativas. Se trataba de generar instancias que sirvan para conocer otras realidades, que puedan ser modelos que ayuden a otros a la revisión de sus propias prácticas. En suma, que profesores y profesoras puedan confiar en que sí tienen posibilidades de producir cambios favorables para el aprendizaje de sus alumnos y, muy importante también, que
pueden alcanzar grados importantes de satisfacción personal por un trabajo más pleno.

En suma, puedo afirmar sin exagerar, que quienes asistimos a esta jornada salimos enriquecidos no sólo por los nuevos aprendizajes, sino además, porque en verdad nos relacionamos para ser mejores.

Elisabeth Anríquez

27 de octubre de 2008

3 comentarios:

francisco acevedo montiel dijo...

Primero que todo, me pareció muy interesante y muy bien elaborado el proyecto educativo para crear el estilo del colegio del cual se habla en el articulo “¡este colegio es una utopia!” que aparece en el libro “relacionándonos para ser mejores”, ya que este se preocupa de todos los aspectos y detalles, para que los participantes que se ven envueltos en el proceso de enseñanza-aprendizaje, ya sea maestros, padres, apoderados, alumnos y alumnas; se desarrollen y disfruten al máximo de este hermoso e infinito proceso.

Lo que mas me llamo la atención y a la vez me agrado, fue que el pilar fundamental de este colegio es el amor, esto debiera ser así en todos los colegios, ya sea estatales o privados, y también en las universidades, ya que uno como persona adulta, también necesita sentirse acogido y querido por la gente que lo rodea, dejar de lado la frialdad que nos hace comportarnos de forma competitiva e individualista, y ser mas humano y positivo para ayudar a los demás entregando lo mejor de uno, y cuando uno necesite de la ayuda del otro, este también lo haga con la mejor disposición, generando así una retroalimentación positiva de conocimientos, para lograr de esta manera un desarrollo intelectual y emocional armonioso y tal vez la felicidad, ya que yo creo que este es el propósito final de la educación.

Francisco Acevedo Montiel ped en ingles UPLA dijo...

Para empezar voy a responder la pregunta planteada en el artículo nº 13 del libro “relacionándonos mejor” ¿es posible desencadenar conductas respetuosas en alumnos vulnerables? Si, no solamente es posible sino que tiene que ser así, debido a que como maestro uno tiene que tener la capacidad de enseñar a los alumnos vulnerables o invulnerables, no solo contenidos, sino también el respeto por los demás y por si mismos, creo que esto es mas importante y básico que entregar contenidos duros como enseñar matemáticas, lenguaje, etc.

Esto es algo primordial en la formación de los profesionales de la educación, tener la llegada o cercanía con los alumnos, aunque yo creo que esto en gran parte no se aprende, sino que se tiene, es como la vocación que debe tener una persona para ser profesor, aunque se pueden aprender técnicas que te ayuden a acercarte a tus alumnos, pero la vocación es lo principal.

Otro factor muy importante en que los alumnos vulnerables tengan conductas irrespetuosas es que no saben controlar sus emociones, o sea les falta inteligencia emocional. Este punto tan importante no es enseñado en las escuelas, ya sea municipales, subvencionadas o privadas, debido a que no es fácil de tratar se necesita la ayuda de otros profesionales como sicólogos los cuales entienden mejor los aspectos mas complejos de la mente como las emociones, creo que si se les enseñara a los alumnos a canalizar lo que sienten, ya sea rabia, frustración, impotencia, etc. En palabras habria una mejor relación entre profesor-alumno y hasta entre alumno-alumno lo cual generaria una facilidad en resolver los problemas existentes de convivencia entre los participantes del proceso de enseñanza-aprendizaje.

Elias Jorquera dijo...

Antes de dar mi opinión quiero decir que encontré muy interesante lo de este proyecto educativo, interesante y novedoso a la vez pues no se de ningún colegio que priorice las relaciones personales entre sus distintos miembros, y también por que le “cambia la cara” a la típica educación a la que estamos acostumbrados.

Una de las cosas que encontré más positivas de este artículo es el tipo de colegio que se pretende lograr, pues creo que un colegio más preocupado de las relaciones entre alumnos y profesores tiene muchas mas oportunidades de lograr una buena educación al tener sana convivencia.

Un colegio en donde todos se sientan bien , felices donde existe respeto y acogida y donde se privilegian las buenas intenciones es precisamente lo que se necesita para lograr una educación de calidad, como podemos esperar poder educar a la juventud en un colegio donde no existen estos elementos?.

Un alumno que se siente acogido por sus compañeros, profesores y todo aquel que participa en su educación tiene mas posibilidades de desarrollarse mejor como persona que un alumno que no se siente a gusto, pero esto no va solo enfocado a los alumnos, sino también a los profesores que muchas veces caen victimas del estrés, lo cual no ocurriría si el profesor se sintiera a gusto en el ambiente lo cual es una necesidad además que si el alumno se siente a gusto con su profesor y el profesor con su alumno no se debería potenciar el proceso de educación?

Por ultimo decir que la educación va mas allá de solo enseñar una materia determinada, a mi juicio la educación también es enseñar a vivir sanamente, enseñar valores y virtudes, a potenciarlos y aprovecharlos, y no solo automatizar a una persona a que aprenda a realizar una operación determinada.