domingo, 27 de abril de 2008

Desarrollo de clases

La representación que muchos alumnos tienen de sus clases es de una actividad uniforme, estandarizada, y por ende, predecible, repetitiva y aburrida, que “no tiene ninguna sorpresa”. Tal como lo he dado a conocer en mi investigación doctoral, los alumnos ya saben lo que va a pasar. Un alumno de tercer año de enseñanza media lo sintetiza así: “El(la) profe llega –generalmente unos 5 minutos atrasado(a)-, pasa lista –obviamente se pierde tiempo en este acto-, a veces pregunta qué se pasó la última clase, muchos no pescan, otros contestan en coro y nadie entiende nada de lo que dicen, envía a un compañero a buscar tiza a la inspectoría, escribe instrucciones en la pizarra y luego dice, “lean el texto en la página 65 y contesten las preguntas de la página 66 siguiendo las instrucciones que acabo de escribir…, si queda tiempo, se corrigen las preguntas y se acaba la hora”. En otras ocasiones, sólo agregan actividades similarmente imaginables, tales como “el profe se las habla todas mientras algunos escuchan”, “en sus explicaciones no es natural, él no se permite utilizar el humor ni los errores en nosotros, ¡que son naturales! (además de normales y necesarios en el camino hacia el aprendizaje) o “no nos pesca si le hacemos preguntas…, dice (el profesor) que ese tiempo va en contra nuestro”.

Si hacemos un breve análisis, estos profesores no ayudan a sus estudiantes a que establezcan relaciones con sus representaciones o conocimientos previos, mediante analogías, metáforas o casos que les hagan sentido. Tampoco trabajan ejemplos de la vida diaria de sus alumnos para que los relacionen con lo que aprendan (aprendizaje situado o contextualizado) y para que desde allí, surjan las interrogantes de los aprendices. Tampoco el profesor insta a sus alumnos a que investiguen acerca de desafíos verdaderos a través de métodos indagatorios o de descubrimiento. Peor aún, el educador no ha intentado establecer una atmósfera de convivencia sana entre sus propios discípulos ni entre ellos y él. No debemos olvidar que “hay mayores probabilidades que la gente aprenda cuando se siente bien”, se siente considerada en forma individual o como parte de un grupo de trabajo colaborativo.

Según investigaciones en métodos de enseñanza, los estudiantes no “aprenden” o sólo aprenden para determinados - limitados - períodos de tiempo cuando el profesor dirige las actividades y no hace que los mismos alumnos descubran por si mismo la estructura del contenido que se supone apunta a un objetivo determinado.

Sí, hay mayores probabilidades que los alumnos aprendan de manera profunda y más o menos permanente cuando las formas de desarrollar las clases siguen enfoques en que se privilegia la actividad de los alumnos en pro de su propio aprendizaje, tal como lo preconizan las prácticas constructivistas.

Al aplicarse este último enfoque, los propios participantes basados en sus particulares representaciones, avanzan autoevaluándose, con la guía del profesor, quien no interviene para corregir sino para puntualizar aspectos claves de los principios, conceptos o teorías que los participantes deberán ser capaces de integrar poco a poco en sus estructuras o esquemas cognitivos.


Como profesor, se requiere mayor paciencia que la habitual y amplia comprensión pues como cualquier otra nueva estrategia que los alumnos experimentan por primera vez, ésta no es comprendida hasta que se les hace habitual. No obstante, como profesor se debe ser perseverante; se debe tener en mente una actividad sostenida de parte de los alumnos. En cualquier momento del desarrollo de la clase en que el maestro deba dar sus explicaciones, deberá cuidar de no plantear su visión, conclusión o “verdad”.


En efecto, la verdad del profesor no debe validarse por la recepción pasiva de parte del alumno o por imposición del profesor directa o indirectamente (caso de violencia simbólica).

La manera en que el alumno enfrenta el aprendizaje se hace activa, continua, lógica, creativa y crítica, cuestionándose una cierta realidad – NO la realidad presentada por el profesor -, sino la realidad que él/ella va construyendo.

Esta es una experiencia inolvidable, y muchas veces, de tipo permanente para los alumnos que la vivencian. A propósito, hace unas semanas uno de mis alumnos de postgrado reconocía este hecho al manifestar, “el profesor nunca nos quiso inculcar SU visión o SU definición particular del concepto de ‘currículum’ y creo que esa es la labor de un profesor; dar y señalar el abanico de posibilidades que existen de algún hecho determinado para que uno mismo, después de varias experiencias de aprendizaje, decida sobre cuál concepción tomar, adoptar o adaptar. A mi juicio es una cualidad bastante difícil de lograr porque implica un dominio demasiado acabado de un número muy grande de concepciones y acepciones”.

Si seguimos el ejemplo de los profesores “que no prefieren sus alumnos”, aquellos con quienes comenzamos esta columna, como ‘educadores’ seguiremos en una rutina en que pareciera que jugáramos a enseñar, mientras nuestros alumnos simulan aprender. En otras palabras, continuaremos llevando todo envasado en un mal libro (generalmente ajeno a las realidades de los alumnos y a sus representaciones iniciales), en un power point o en un DVD. Abriremos el envase en el momento oportuno, acto seguido, comenzaremos a vaciar - poco a poco – el contenido en la mente de los alumnos, hasta que no quede una gota …, de información, que transportaba el profesor, o de paciencia de parte de los alumnos, que no tendrán la posibilidad o los dispositivos que les permitan convertir tal información en conocimiento.

Triste, pero verdadero

47 comentarios:

Lonnie Alejandra Bello Arenas dijo...

Yo pienso que el ser un pedagogo hoy en día mas que ir a enseñar, se ha transformado (generalizando)en un tema mas de lucro, en el sentido de que algunos solos hacen su clase por dinero, ya que no piensan muy profesionalmente de como preparar su clase o si innovar en el método de enseñanza, por lo mismo creo al igual que usted que la enseñanza hoy en día es muy pasiva, en el sentido de que el profesor llega y dice todo lo que sabe y el alumno escucha solamente con casi nula participación, por lo que la materia no queda como aprendida por que no fue aplicada o explicada en un contexto mas acorde a la vida de los alumnos, esta mas que claro que el profesor maneja las materias, pero la gran carencia es como traspasárselas de la mejor forma a sus alumnos, por que el puede ir a recitar lo que sabe que por cierto bien lo sabe, pero no conseguirá lo que se espera que es el aprendizaje de sus alumnos.Por eso pienso que la mejor forma de poder generar un verdadero aprendizaje en el alumnado es haciéndolos participes de la clase, también no dándoles todos los conocimientos de una vez, generarles curiosidad para que puedan por ellos mismos buscar la información y también darles a entender que el profesor no tiene siempre la razón , quiero decir con esto que el alumnado debe dudar de lo que dice el profesor e indagar para ver la veracidad de la información entregada en la clase y con ello complementar lo aprendido.

Podemos concluir que una verdadera clase no esta exenta de tener errores ya que estos son necesarios para un buen aprendizaje, y lo mas importante es que mas de lo que pueda saber un profesor, es la forma en como lo enseña y lo mas importante es tener una gran paciencia y animo por enseñar porque no todos aprenden a una misma velocidad y debe saber llevarlos a todos como un conjunto al conocimiento del tema.

Lonnie Bello.
Pedagogía en Química UPLA.

Catherine Rojo dijo...

Por lo que yo he logrado sintetizar es que la educación media para los alumnos de hoy, es muy rutinaria y con poco afecto de parte de los profesores, debido a que el método que utilizan para enseñar no es el correcto, esto se debe a que muchas veces a que no existe la vocación en ellos, que los lleve a crear métodos nuevos que logren un interés de los alumnos en aprender. Según lo anterior esto ocurre porque se toma como una opción de estudio o sustento de vida para el mañana y no como metodo para el surgimiento del país.


Las relaciones entre profesor y alumno son muy importante ya que los estudiantes deben sentirse a gusto con el profesor para así lograr un mejor aprendizaje, debido a que son ellos los que manejan la información que es necesaria para nosotros como futuros profecionales de la Educación.
Un factor importante que influye en la enseñanza de los alumnos son las Universidades, porque son estas las que se encargan de formar a los futuros educadores tanto en básica como en Media, si se la utiliza (Univecidades), se podría decir que son en parte las responsables de que los pedagogos de enseñanza media actúen como profesores y no como MAESTROS ya que profesores hay muchos pero maestros, pocos. Maestros son los que te educan con cariño, los que se preocupan de ver si entendiste o no, logran una confianza única entre él y el alumno y en base a sus vivencias, te corrigen de una equivocación y te enseñan de un error, se interesan tanto en su vocación por enseñar que logra un recuerdo grato y futuro para los estudiantes. Porque son ellos los que nos refuerzan los valores, virtudes, modales, habilidades, etc. que nuestras familias nos han inculcado.
También nos entregan métodos de estudio para lograr de los conocimientos una sabiduría que perdure en el tiempo, y que nos ayude a desenvolvernos con mayor facilidad en la vida que nos queda por enfrentar.


Es por eso que yo como estudiante y futura profesora quiero mejorar mediante métodos más activos, menos rutinarios y no tan rígidos, la adecuación, pero para eso necesito una base que me permita poder llevar a cabo todos mis proyectos, a futuro…
Porque para mí, “La Universidad es la que entrega la sabiduría a los futuros profesores”

ROXANA DENNISSE REINOSO CARO dijo...

CREO QUE SER PROFESOR VA MAS ALLA DE MOSTRAR UNA MATERIA Y QUE EL ALUMNOS SOLO VEA LO QUE EL PROFESOR VA A MOSTRAR SER PROFESOR ES HACER PERSONAS QUE CREZCAN EN SU INTERIOR Y NO SOLO DEMOSTRAR SUS CONOCIMIENTOS.
HOY EN DIA NO ES MOTIVANTE VER A UN PROFESOR QUE SOLO HABLA Y ENTREGA MATERIALES QUE LUEGO SERAN EVALUADOS SINO VER COMO UN PROFESOR TIENE LA CAPACIDAD DE RELACIONARSE CON SU ALUMNADO Y BUSCAR METODOS PARA LLEGAR A ELLOS.ES PRECISO UTILIZAR LA AFECTIVIDAD COMO UN METODO ESENCIAL EN UN BUEN APRENDIZA DEL ALUMNOS YAQUE AL TENER CONFIANZA CON ESTE EL PODRA LOGRAR LLEGAR MAS ALOS OBJETIVOS PUESTOS POR EL PROFESOR.ADEMAS TENER METODOS DINAMICOS FACILES QUE PUEDAN AYUDAR EN QUE TODOS LLEGUEN AL MISMO OBJETIVO QUE ES APRENDER

EN CONCLUSION NOSOTROS QUE SOMOS FUTUROS PROFESORES DEBEMOS SABER CONLLEVAR RELACIONES CON NUESTROS ALUMNOS Y ENSEÑARLES A SER CADA DIA MEJORES PERSONAS YA QUE NOSSOTROS MARCAREMOS PAUTA EN CADA UNA DE ELLOS,SIN DEJARNOS LLEVAR POR UN AEDUCACION QUE SOLO SE BASA EN DINERO Y COSAS QUE REALMENTE A LOS SERES NO LES IMPORTA

Lorena Gonzalez S. dijo...

Me parece que es una verdadera realidad que hoy en día los profesores no sepan hacer sus clases. Quiero decir en relación a lo que usted publicó , que todo está girando entorno al dinero, es una triste realidad, porque los profesores tienen que tener vocación para poder desarrollarse en el medio laboral, pero esto de apoco a perdido la verdadera importancia, ejercen porque ese es su titulo y por tener una remuneración a fin de mes, pero no porque amen el enseñar, por lo tanto no les importa lo que sus alumnos puedan aprender, porque no son ellos los perjudicados, y entregan poco y como no tienen mayor interés no preparan sus clases, pierden de continuo tiempo en distintas cosas anexas a la asignatura y como señalaba usted hacen todo lo que dice en el libro, leer y responder y no sobre pasan ese método que para mi parecer no es el mejor , porque un buen profesor tiene que de continuo innovar en los métodos que utiliza para enseñar para que sus alumnos se interesen en aprender y de forma dinámica puedan comprender mejor.. Yo opino que uno como profesor tiene que estudiar porque le gusta, y AMA EL ENSEÑAR, porque como futura maestra de mi depende la buena base de mis alumnos y la buena enseñanza, por ello trato de aprender todo lo necesario sobre técnicas y métodos para enseñar, para no cometer los mismos errores que mis profesores cometieron, y el día de mañana mis alumnos puedan ser excelentes profesionales. Porque quizás no es mucho lo que se gana con esta profesión pero lo que ganamos en nuestro interior no se puede comprar ni comparar con nada, porque en nuestro caso lo mas valioso que podemos hacer es entregar conocimientos a los alumnos, sin importar los esfuerzos que debamos hacer para lograr tal objetivo y sin esperar algo a cambio, solo la satisfacción de que le cumplimos a nuestros niños y la recompensa de su surgimiento en el desarrollo de su vida profesional.

Tannia Maureira dijo...

El texto en si es muy bueno, pero aún asi hay ciertas cosas que quedan dando vuelta en mi mente. Yo apoyo la idea que usted plantea dentro del texto "Desarrolo de clases", pero no completamente. Estoy de acuerdo con eso de que hay profesores que entran en una motononía en sus clases tornándose éstas aburridas y a la vez poco interesantes, lo que provoca en el alumno poca atención y motivación, como también estoy de acuerdo con que hay ciertos educadores que todavía no intentan crear ambiente de comodidad o una relación de persona a persona. Pero ¿podemos culpar a un profesor de todo lo que ocurre en el desarrollo de una clase?. Tengo muy claro que el educador tiene la mayor parte de la responsabilidad dentro de lo que ocurra en ésta, pero no toda, según mi opinión. Para mí también influye el interes y las ganas que tenga de aprender el alumno.
También creo que en una clase debe existir una interacción, comunicación y conexión entre ambos. Se deben hacer preguntas si tienen dudas, y lo mismo para los maestros. por ejemplo, de lo que dijo usted debemos estar agradecidos por que nos pregunta respecto a la materia impartida lo que nos lleva a acordamos de más y mejor forma de la información entregada. El hecho de hacer preguntas, como las que nos hicieron, es algo que todavía no entienden los escolares. Al igual el pedagogo, debe aprender a reconocer los errores frente a sus alumnos para que ellos aprendan que no es malo equivocarse ( como nos ha enseñado usted) y éste a su vez no molestarse si comete errores, sabiendo obviamente de antemano que son normales y naturales. Esto no quiere decir que la interacción sea la única herramienta sino también, este debe aplicar diferentes métodos de enseñanza. Además, según mi pensamiento, este debe poseer como una caracteristica principal: la versatilidad ( ejemplo: saber relacionar experiencia de la vida con la materia que esta pasando;saber enfrentarse a diferentes situaciones y a la vez adaptarse a ellas, etc).
Algo que llamó mucho mi atención fue cuando usted menciona que debemos tener cuidado al explicar materia al alumno. Que el educador no debe dar su punto de vista o visión de las cosas y estoy de acuerdo en ello porque el pupilo recibe esa información convirtiendola inmediatamente en verdadera, trayendo como consecuencia poca motivación de parte del aprendiz en averiguar o dudar de lo antes dicho.
En síntesis, depende de nosotros a no jugar a enseñar y del alumno a no simular a aprender.

Karem Valdivia dijo...

Creo que hoy, para ser profesor, hay que tener vocación, querer enseñar, tener una visión de futuro constructora, porque el rol del profesor va más allá de enseñar, ahora se desarrolla dentro y "fuera" de la sala.
Yo como estudiante de pedagogía básica, en mis prácticas, he visto profesores que tratan de llenar las mentes con materia a los alumnos sentados en hileras, sin hablar ni moverse, pero también he visto a muchos más que buscan maneras constructivas de desarrollar sus clases, de manera lúdica, entretenida para que aprendan, con experiencias cercanas y significativas para que el niño ancle esas ideas a experiencias vividas.
No entiendo porque se tiene una visión negativa del profesor, cuando para mi, han sido personas importantes en mi vida, que junto a mi familia, me formaron y me guiaron.
Que pasa cuando un profesor prepara una clase dinámica, donde pretende que el alumno experimente, asocie, construya su aprendizaje, pero en la sala de clase no la puede desarrollar por el comportamiento de los alumnos. Debemos pensar que el cambio de los niños que asisten a las escuelas es abrupto, al que tenían hace algunos años.
Además cuando yo debo preparar una clase, para mi práctica, pretendo que sea entretenida y significativa para los niños, pero me demoro 2 días en planificarla. Si pensamos en que el profesor hace clases en la mañana y (debido a los sueldo de un profesor) debe trabajar en otro colegio en la tarde, cuanto tiempo le queda para preparar una buena clase para todos los cursos que tiene, muy poco. Y sin tomar en cuenta las otras carácteristicas de un profesor, que también es psicólogo de sus alumnos, conciliador, ya sea entre pares o con sus mismos padres, socializador, etc.
Yo me siento muy parte de esto, y pretendo que mis futuros alumnos aprendan con excelencia y calidad. Como conclusión, creo que son otras personas las que lucran con la educación, y quizás fui muy subjetiva en mi reacción, pero esto es lo que creo, se asemeja más a mi realidad.

Karem Valdivia, estudiante de pedagogía básica U. Playa Ancha San Felipe

Katherine Castro dijo...

Pienso de la mima forma, creo que muchas veces los profesores les quitan las ganas de aprender a los niños, con la manera en la que hacen las clases. A veces es necesario percatarse que en los niños los primeros años de escolaridad es el PRE kinder y el kinder y en esa etapa, escolar, todo es mucho mas didáctico por la simple razón que en esta etapa se les enseña a los niños a familiarizarse con el estudio. Y esto no tiene ningún valor si cuando los niños entran a básica los profesor hacen todo tan monótono y es así como los niños muchas veces le toman miedo a algunas materias y se bloquean mentalmente, por lo tanto, eso les perjudica en la enseñanza media.
Muchas veces se les escucha a los niños decir que no entendieron nada de lo que dijo el profesor en clase porque la única pregunta que les hace a los alumnos es: ¿Entendieron? al final de la clase y ningún niño se atreve a contestar negativamente ya que les da miedo que algún niño se burle de él

monica dijo...

EN MI OPINION LA EDUCACION VA REQUERIENDO CADA VEZ MAS IMPORTANCIA. POR ESO COMO FUTUROS PROFESORES TENEMOS QUE ESPECIALIZARNOS CADA VEZ MAS,Y TOMAR CON MAS SERIEDAD NUESTRA PROFESION.PARA ELLO TENEMOS QUE INCENTIVAR A NUESTROS ALUMNOS QUE SE INTERECEN EN NUESTRAS LECCIONES. POR ESO LOS PROFESORES NO TIENEN "QUE SACAR LA VUELTA". CUANDO YO ESTABA EN LA ENSEÑANZA MEDIA TENIAMOS UN PROFESOR DE HISTORIA, QUE EN VEZ DE HACER SUS CLASES SE DEDICABA A CONTAR SUS COSAS PERSONALES, A MI PORSUPUESTO ME IRRITABA, Y CUANDO YO COMENTABA ESTO CON MI GRUPO CURSO, TODAS MIS COMPAÑERAS ME DECIAN -"HAY QUE ERI LATERA, MEJOR ASI QUE EL PROFE NO LOS ABURRA CON SUS CLASES" REALMENTE NO SABIA QUE HACER, SI HABLAR CON EL O CON LA DIRECTORA. AL FINAL NO HICE NINGUNA DE LAS DOS COSAS PORQUE TENIA MIEDO DE QUE EL ME AGARRARA MALA,Y SE DESQUITARA SACANDOME MALAS NOTAS. PUEDE SER QUE YO ESTABA EQUIVOCADA EN ESE SENTIDO DE QUE EL PROFESOR PODIA TOMAR REPRESARIAS SACANDOME MALAS NOTAS. PERO DESPUES SUPE QUE OTRO CURSO LO ACUSARON CON LA DIRECTORA,Y ASI CAMBIO RADICALMENTE Y TOMO CON MAS SERIEDAD SU TRABAJO.
TENEMOS QUE CAMBIAR ESA MENTALIDAD DEL ALUMNO DE QUE PREFIERE ESTAR ESCUCHANDO COSAS QUE REALMENTE NO LES INTERESA EN ABSOLUTO Y QUE REALMENTE LO IMPORTANTE ES QUE PASE LA MATERIA, Y QUE EL PROFESOR TIENE QUE TENER EN MENTE QUE EL TIEMPO VALE ORO, Y QUE NO SE PERJUDICA EL, SINO EL ALUMNO PORQUE ES "ÉL" QUE SE ESTA FORMANDO.

TAMPOCO ME PARECE QUE UN PROFESOR TENGA QUE ENVASAR SUS CLASES TODO LO CONTRARIO TIENE QUE TENER MAS CONTACTO CON EL ALUMNO Y VICEVERSA.

EN CONCLUSION EL ALUMNO TIENE QUE EXIJIR QUE EL PROFSOR HAGA SU CLASE COMO ES DEBIDO Y NO QUE PIERDA EL TIEMPO,COMO PREGUNTANDO QUE MATERIA PASAMOS LA CLASE ANTERIOR,O QUE SE PONGA HABLAR DE SU VIDA PERSONAL,O QUE PASA LA LISTA Y DESPUES SE VA A HACER QUE COSA VAYA UNO A SABER, ETC. POR ESO EN MI OPINON COMO LO ME NCIONE ANTERIORMENTE UN PROFESOR TIENE QUE TOMAR CON MAS SERIEDAD SU TRABAJO.

Claudia Andrea dijo...

Bajo mi punto de vista y de acuerdo con lo leído anteriormente, hoy en día hay que tener mucha vocación para poder ejercer la profesión de pedagogía. En muchos colegios vemos que los profesores solo se preocupan de dar su clase en el tiempo estimado sin saber siquiera si los alumnos entendieron la materia o tienen dudas sobre estas; otros profesores llegan a las salas de clases y les entregan una serie de textos para que los lean, luego de haberlo hecho tienen que desarrollar un cuestionario que será evaluado, pero esto no es solo responsabilidad de los profesores sino que también , y en gran medida, es de los educando porque son ellos quienes no se preocupan de decirle a los profesores que no entienden o exigirle que “pasen” la materia en vez de que le pasen guías. En cambio un buen profesor no es solo aquel que se preocupa de velar por cada un de sus alumnos preocupándose de que estos entiendan la asignatura , sino que también preocuparse fuera de la sala de clases cuales son los problemas que tiene que podrían afectar su rendimiento escolar.
Es por estas y otras razones que un profesor debe tener vocación para ejercer, así no solo resultara beneficiado él, quien podrá hacer su clase con mucha más fluidez, sino que también el alumno porque se sentirá más a gusto al ver a un profesor que se encuentra motivado y con buena disposición para poder hacer una clase mas amena para todos.





Claudia Ramírez Parra

Carla Sepúlveda Camus dijo...

Quizás el rol del educador en el sistema educacional como el actual, es siempre cuestionado e incierto ya que la realidad educativa en la que nos vemos envueltos, tiene otras exigencias y expectativas de un verdadero actor educacional, aquel que evita la propuesta educativa que se orienta a un sistema bancario en donde el educador es el que conduce al educando en la memorización mecánica de los contenidos, aquel que dedica tiempo a planificar sus clases partiendo de la propia realidad sociocultural de sus alumnos, aquel que considera los aprendizajes previos de los educandos, pero por sobre todo a quién ama su trabajo, a quién le interesa que en cada una de sus clases, los alumnos aprendan y aprendan para adquirir herramientas que le permitan desarrollarse integralmente y enfrentarse a la vida. Entonces surgen aquí algunas interrogantes relacionadas con la postura que adoptaremos frente al desafío de ser docente hoy, como: ¿Cuál es nuestra intención al iniciar el proceso de enseñanza-aprendizaje con nuestros alumnos? ¿Nos interesa realmente el logro del aprendizaje de todos nuestros educandos? ¿Cómo motivamos a nuestros alumnos a que aprendan? ¿Qué hacer para que nuestras clases sean más entretenidas e interesantes?.

Tal vez las respuestas a éstas interrogantes contribuyan de alguna forma a establecer metas y objetivos que ayuden a mejorar y profesionalizar el trabajo docente. Por ésta razón me parece muy interesante el documento escrito, porque generalmente al momento de enfrentar la tarea educacional nos encontramos con alumnos y profesores desmotivados, absorbidos por el sistema, profesores que reiteran sus prácticas y actividades predecibles que limitan el pensamiento crítico, que obligan a seguir un modelo conductista y que de alguna u otra forma van formando un panorama desalentador del proceso de aprendizaje que se lleva a cabo en la sala de clases.

Por éstas razones me parece pertinente mencionar la importancia de las clases planificadas y preparadas con anterioridad que demuestren el interés que tenemos que todos nuestros alumnos puedan aprender con calidad favoreciendo la creatividad y la adopción de una postura crítica y reflexiva frente a los contenidos, donde sean los propios educandos los constructores de su aprendizaje, para que sea duradero y significativo.

A lo largo de mi experiencia escolar, ya sea como alumna inmersa en un sistema educacional ó bien en mis prácticas pedagógicas, he escuchado que los profesores señalan lo difícil que es motivar a sus alumnos para que “escuchen sus clases”, “realicen sus tareas” y “quieran estudiar”, pero ¿Cuántas veces hemos escuchado o percibido que los docentes se han dedicado a planificar actividades que contribuyen al desarrollo de sus educandos?, creo que muy pocas veces, porque generalmente estamos frente a una profesora con un libro en la mano, copiando en la pizarra, detrás de ella, niños o jóvenes, conversando, lanzando papeles y contando chistes, ¿ Ésta es la realidad educativa que nos ayudará a contribuir la calidad de la educación? ¿Éste es el verdadero rol del docente? ¿Es lo queremos para nuestros alumnos?
Si la respuesta fuese afirmativa, entonces aún no hemos entendido lo que significa ser un formador, un educador, un profesor, no hemos entendido que es nuestra responsabilidad, al finalizar cada período de clases, que todos nuestros alumnos hayan aprendido, y no sólo aprender por aprender, sino aprender para formarnos como seres humanos capaces de reflexionar, criticar y vivir en un mundo cada vez más complejo.
¿Difícil Tarea, verdad?

Carla Sepúlveda Camus. Estudiante de Pedagogía Básica Rural. Universidad de Playa Ancha Sede San Felipe.

pamela dijo...

Desde mi punto de vista, creo que el ser profesores conlleva una gran responsabilidad tanto para con los alumnos a los que impartiremos clases, como para con nosotros mismos. Tenemos que pensar que tenemos en nuestras manos mentes inocentes llenas de entusiasmo por aprender, por conocer cosas nuevas. Son pequeños traviesos dispuestos a estar día a día ubicados en sus pupitres, solo para escucharte ya que para ellos, como hablamos en más de una clase, somos como superhéroes, pues admiran cada parte de ti, tu forma de hablar, de caminar, de vestir, todo lo que pueda salir de tu boca en mas de alguna oportunidad será interceptado y utilizado por ellos, lo que demuestra la influencia que poseemos en cada uno de nuestros alumnos. He aquí un punto relevante y que vale la pena destacar, si estamos concientes de la influencia y de lo que significamos para nuestros alumnos, tenemos una gran ventaja a la hora de de desarrollar una clase, debemos aprender y saber utilizar cada oportunidad a la hora del aprendizaje, pues cada niña y niño son como una caja de Pandora llena de sorpresas, que te llevarán y conectarán a su mundo, creo que cuando seamos capaces de comprender esto, y logremos captar lo afortunados que somos al poder compartir con estas fantásticas, surreales y encantadoras personitas, la Educación Básica sufrirá un importante y significativo vuelco, que irá en beneficio de cada uno de los niños y niñas que tendremos a cargo a lo largo de toda nuestra significativa y noble carrera.

Pamela Corvalán
Estudiante Pedagogía Básica Rural
Sede San Felipe

Jocelyn López González dijo...

En mis prácticas he visto a profesores que llegan a la sala de clases y lo primero que hacen es quejarse del curso anterior o pedirles que se comporten como momias, es decir, que estén inmóviles sentados y que hagan por último que están atentos a la clase. Siempre me pregunto ¿Cómo se van a sentir motivados los alumnos si lo único que hacen los profesores es escucharse ellos mismos?, jamás he visto que les cuenten sobre los objetivos de las clases o que les pregunten que conocen ellos acerca de el tema de el que van a aprender. Por lo general los alumnos solo se dedican a bostezar o conversar muy sigilosamente con sus compañeros para no ser sorprendidos por el profesor, hasta hay ocasiones en que les interesa muy poco que el profesor les diga algo por su comportamiento dentro del aula.

Aunque existen variaciones en la materia el método de los docentes por lo general siempre es el mismo, lo que más me llama la atención es que no les interesa innovar en las estrategias de aprendizaje. Solo les importa cumplir con las exigencias del libro de clases y además de tener a la mano algunas planificaciones que no siempre son bien utilizadas.

Muchas veces los alumnos sienten que estudiar es aburrido cuando en realidad la manera en que los contenidos son enseñados no están siendo los más eficientes y motivadores para que los alumnos puedan sentir que es necesario adquirir aquellos conocimientos.

Es por esto necesario tener siempre presente al momento de realizar clases; exponer el objetivo de ésta, propiciar la participación de los alumnos y tomar en cuenta los intereses para así generar un ambiente agradable favoreciendo los aprendizajes de los alumnos.

Jocelyn López González.
Estudiante pedagogía Básica Rural UPLA San Felipe

Anónimo dijo...

considero que es muy distinto el profesor que solo pasa contenidos al que quiere que los niños adquieran conocimientos, el segundo se preocupa que el alumno ademas de hacer los ejercicios dados en clases, sua capaz de llevar lo visto a lo real, a la resolución de problemas en la vida diaria.
los alumnos por pequeños que sean se dan cuaenta cuando el profesor crea un lugar agradable en la sala, un momento para sentirse comodos y con las ganas de hacer actividades.
el educador tiene que poner atención a los niños que se les hace más facil y darles más problemas para no distraer al grupo,por otro lado,tiene que crear varias formas distintas para explicarle al niño que le cuesta un poco más que al resto.
para la mayor parte de los niños es facil perder la atención,por lo que el profesor tiene que hacerle usar los 5 sentidos al alumno en forma didactica y creativa,así demostrara ganas por aprender,e ira con una disposición distinta a la clase.

esteban dijo...

Es una gran realidad que se genera a través de los colegios, en el cual yo también fui partícipe de esos largos minutos de espera para que por fin después de ir a buscar la tiza,el plumón,el libro de clases y muchas cosas más,el profesor pudiera por fin empezar la clase.
Claramente es una pérdida para uno mismo como alumno,ya que se acostumbra a hacer muchas cosas antes de comenzar con la materia.
Hoy en día se está acostumbrado a hacer las cosas de manera más fácil,dejando que la tecnología haga las clases y tareas por uno Ej: El profesor da una disertación y se dedica solamente a leer lo que en power point aparece,y no es capaz de ni siquiera explicar con sus propias palabras lo que él piensa o sabe.
Sin duda es una gran tarea tratar de salir adelante como profesor básico y la educación ya no sea una pérdida de tiempo sino un aprender a:Ser,hacer y para un futuro próximo tener.
Muy buen comentario de usted acerca del desarrollo de clase.

claudia dijo...

Personalmente al leer este artículo sentí que era parte de ese texto, recodando mis pensamientos hacia “algunos” profesores que tuve en mi enseñanza básica y media los cuales me dejaban grandes vacíos y pocas ganas de tener ese ramo, me provocaban un pequeño trauma hacia esa asignatura impartida por ellos, esos vacíos y ese rencor por la asignatura me produjo daños hasta la enseñanza media, porque poco apoco fui razonando y pensando que era lo que estaba mal para que no quisiese estar en esas clases, si yo la asignatura o el profesor, y descubrí que era las clases monótonas del profesor, porque cuando estudié por mi cuenta y comprendí la asignatura sentí deseos de aprender aunque el profesor seguía siendo el mismo, recién ahí vi la materia de otro punto de vista pidiéndoles a mis compañeros que entendían mas, ayuda.
Estos profesores (pienso yo) no tienen vocación ya que ellos saben perfectamente el daño que le causan a un niño al impartir las clases de esa manera tan cuadrada de dictar materia sin interactuar con el grupo curso, teniendo a todos los niños sentados en silencio como alumnos mueble, estos alumnos hacen lo que sea por salir de esa clase molestando o haciendo desorden.

Creo que si un niño esta feliz y agradado en la clase no se tiene porque producir el desorden de curso, así con una clase dinámica, entretenida y participativa para ellos aprenden con facilidad al participar y disfrutar, ellos jamás lo olvidan y queda en la memoria de largo plazo. Como lo que me paso con mi profesora de básica, ella nos enseño de manera creativa las tablas de multiplicar cantando y dibujando la canción y los dibujos ya no los recuerdo pero las tablas si, eso para mi fue lo mas fácil y divertido que m han enseñado. Mi profesora Marta nos tenia afecto era cariñosa y puedo decir que era como una madre. Creo que ella será recordada por mí para el resto de mi vida, es así como me gustaría que fuesen aquellos profesores mecánicos.

Aprender es hermoso de hecho uno aprende cada día algo nuevo pero que mejor que mi profesor piense en nosotros mas que en él, para motivar a todos sus alumnos, ya que es muy importante el profesor y su opinión en la vida escolar sobretodo si se trata de un niño.

Claudia Vargas
Ped. Básica Rural.

isadora dijo...

Escogí este artículo para comentar, debido a que me sentí identificada en el transcurrir de mi escolaridad con la situación “mecánica” del profesor que usted plantea.
Durante mi enseñanza básica este mecanicismo notaba más, ya que al parecer para el profesor “enseñarnos” significaba darnos páginas para leer en los libros y cuestionarios, aunque debo señalar que siempre hay uno o más profesores que destacan por no regir esa metodología.
En mi enseñanza media ocurrió una situación curiosa para mi modo de ser, existían los dos extremos; el profesor mecánico y el profesor improvisador, claramente mi predilecto era aquel profesor que nos rompía los esquemas, que nos sacaba a la pizarra, pero a interpretar, a inmiscuirnos a un tema ej: representarlos quedando con la sensación de que con este trabajo estaba aprendiendo mas y mejor.
Son muchas las metodologías que puede crear un profesor, pero siento que la monótona y mecánica, como señala en su articulo es la menos sana y menos fructuosa ya que crea al profesor como un ente extraño que nos entrega un libro que debemos leer y responder con respuestas a eso (por ej) pero esto crea una pared entre el profesor y el alumno, ya que para el alumno el profesor, ya que para el alumno el profesor va a ser un personaje ligero en su vida y si eso es así, Es muy probable que lo que enseña también, entones en esto último no sería fructuoso.

Para mí como estudiante de pedagogía es importante aprender técnicas que me permitan ser creativas y romper esquemas para quienes en un futuro sean mis alumnos.

También me inquita no mostrarme como una autoridad que impone un tema “que es” así por que yo lo elijo, sino poder enseñar que yo soy un camino y que pueden existir otros para aprender, pero que sin duda puedan contar con migo sin necesariamente que esto signifique que pierdan el respeto al profesor.

Todos y me incluyo, creemos que alguna vez hemos tenido un profesor que es monótono al desarrollar la clase, pero el tema es que hacemos nosotros como estudiantes de pedagogía para que esto cambie.
Isadora Rojas
Ped. Básica Rural

isadora dijo...

Profesor este es mi trabajo corregido. Por favor lea este.gracias
Escogí este artículo para comentar, debido a que me sentí identificada en el transcurrir de mi escolaridad con la situación “mecánica” del profesor que usted plantea.
Durante mi enseñanza básica este mecanicismo se notaba más, ya que al parecer para el profesor “enseñarnos” significaba darnos páginas para leer en los libros y cuestionarios, aunque debo señalar que siempre hay uno o más profesores que destacan por no regir esa metodología.
En mi enseñanza media ocurrió una situación curiosa para mi modo de ver, existían los dos extremos; el profesor mecánico y el profesor improvisador, claramente mi predilecto era aquel profesor que nos rompía los esquemas, que nos sacaba a la pizarra; a interpretar, a inmiscuirnos a un tema ej: representando, quedando yo con la sensación de que con este trabajo estaba aprendiendo más y mejor.
Son muchas las metodologías que puede crear un profesor, pero siento que la monótona y mecánica, como señala en su articulo es la menos sana y menos fructuosa ya que crea al profesor como un ente extraño que nos entrega un libro que debemos leer y responder con respuestas a eso (por ej) pero esto crea una pared entre el profesor y el alumno, ya que para el alumno el profesor, va a ser un personaje ligero en su vida y si eso es así, es muy probable que lo que enseña también, entonces sea fructuoso.

Para mí como estudiante de pedagogía es importante aprender técnicas que me permitan ser creativa y romper esquemas para quienes en un futuro sean mis alumnos.

También me inquieta no mostrarme como una autoridad que impone un tema que “es así por que yo lo digo”, sino poder enseñar que yo soy un camino y que pueden existir otros para aprender, pero que sin duda puedan contar conmigo sin necesariamente que esto signifique que pierdan el respeto al profesor.

Todos y me incluyo creemos que alguna vez hemos tenido un profesor que es monótono al desarrollar la clase, pero el tema es que hacemos nosotros como estudiantes de pedagogía para que esto cambie.
Isadora Rojas
Ped. Básica Rural

vanessa donoso pedagogia basica rural dijo...

Es verdad la realidad que se plantea en el articulo hoy tal vez sea mucho mas visto que antes debido a que antes se poduia tomar como un tema tabu que nunca se pensaria que un profesor no supiera como llevar una clase sabiendo que el se perfecciono para ello. Es facil hechar la mente un poquito atras y recordar como funcionaba todo en el liceo y ahi nos daremos cuenta que todo lo escrito es cierto para mi sobre todo o sea tocaba un ramo y se preguntaba por el profe, va a llegar atrasado, el profe llega a la sala super desconectado de todo preguntando que se hizo la semana pasada y en base a eso el comienza a dictar la clase, eso de una u otra forma hace que su hora de trabajo sea monotona haciendo que el alumnado tambien se aburra es asi como empiezan las faltas a clases , el hacer la cimarra entre otras.
No es solo una cosa de que el docente sea algo rutinario sino que eso notablemente perjudica al aprendizaje del alumno todo pasa porque el profesor solo dicta sus clases no es solo alguien que entregue conocimiento si no que debe vincularse con el alumno haciendo que cada dia se forme una relacion mas afectiva logrando asi el aprecio del niño que junto con eso da motivacion para obtener un mejor aprendizaje.
Ahora se dice que hay muchos profesores en el sistema que como se va a trabajar y yo me pregunto si es asi como se dice porque no se evalua a la gente que hoy ejerce para saber que grado de compromiso existe y como se trabaja? basta con mirar en las noticias o simplemente con este articulo que en realidad el profesorado no busca el enseñar sino el lucrar y eso se demuestra en el hecho que no tienen interes porque el apredizaje sea efectivo solo les importa pasar la materia y con eso estan listos, tienen en mente el firmar el libro de clases y estar en la sala pero si se les pregunta a los niños que aprendieron ellos responden nada porque, porque se dice que los profesores no tienen interes en enseñar que solo lucran , despues dicen que los alumnos son los del problema que son los burros que no aprenden y que van a aprender si no se les enseña como corresponde las clases no es solo escribir o escuchar, es participar aplicar los conocimientos en base a eso el alumno aprende en base a el poder relacionar todo lo que se le enseña con cosas de la vida diaria .
Ahora si doy mi punto de vista con respecto a lo leido creo que en todos los trabajos y quehaceres hay errores pero creo que en este puntualmente no deberian de haber o sea el profesor deberia de saber que es su profesion la que va a llevar a que el alumno sea grande o una mala persona en un futuro que no slo es pasar contenido y luego abandonar la sala de clases sino que se tiene que ir mas alla de eso el poder llevar con los alumnos algo afectivo que luego vaya generando relaciones para que asi todos trabajen en un ambiente grato donde el saber sea lo mas importante .
Nosotros ya estamos adentro de este sistema donde cada dia que pase iremos formando mas parte de el por lo tanto esta en nuestro actuar que la educacion mejore y que no nos miren como poca cosa que solo se va a calentar el asiento debemos ser capaces de trabajar con los niños por los niños para los niños ese deberia de ser nuestro lema ya que se supone que estamos estudiando para entregar todo nuestro conocimiento a quienes en un futuro lo necesiten tal vez trabajemos en lugares donde no nos sentamos comodos pero hay que valorar el hecho de que no estamos para satisfacer nuestras necesidades sino que la de los niños.
Debemos pensar que de nosotros depende si esos niños crecen o se quedan vagando por las calles es nuestra actitud la que va a insentivar a los niños a aprender.

Seamos grandes profesionales para que en nuestro futuro inculquemos el saber y las ganas de aprender a nuestros niños.

Catalina del Solar dijo...

Uffff! Primero que todo contar que leí dos veces el texto, me vi en la obligación de hacerlo por el alto contenido de información que me será muy útil el día que egrese de mi carrera y pueda ejercerla; y además por una cuestión personal, ya que todos estos textos sobre educación infantil de parte de los padres me llaman la atención, creo que se debe a mi afán natural de ser la mejor mamá que mi hija pueda tener.
Sobre la información que entrega el texto, puedo decir que estoy en total acuerdo. Me llamo mucho la atención la definición de violencia, pues en el mundo que hoy vivimos el termino violencia solo se considera un acto físico de agresión a otra persona, animal o cosa; y creo que esto es un termino muy equivoco, ya que la violencia sicológica si bien no deja cicatrices visibles, te marca para toda la vida. Creo que si un día te asaltan y te cortan con un cuchillo, ese acto puede quedar en tu memoria como un suceso, una anécdota, o hasta puedes olvidarlo y solo recordarlo cuando ves la cicatriz, pero si el mismo asaltante te secuestra, te mantiene cautivo unos días, te amenaza de muerte, etc., creo yo que el resto de tu vida andarás mirando detrás para ver si alguien te persigue, te costara años volver a salir solo a la calle sin sentirte vigilado, etc.
Creo muy valido también el concepto del horario de los padres, y me toca de cerca por que no recuerdo a mi padre llegando antes de las 7 de la noche cuando yo era pequeña, y realmente la ausencia se siente, quizás con la corta edad no percatas lo que significara en tu vida, pero la sensación de abandono o de soledad llega con los años y repercute en las relaciones familiares, de pareja, etc. También recuerdo lo importante que me sentía cuando mi padre ofrecía ir a dejarme en la mañana al colegio, me sentía parte de su vida, y lo mismo con las llamadas por teléfono a mitad del día, son pequeños gestos que marcan la diferencia.
Por otra parte siempre había pensado que los videos juegos violentos fomentan la agresión, pero no había pensado en la posibilidad de que esto solo reforzara conductas de la vida diaria de los niños. Creo que un niño que pasa todo el día en el PC o viendo TV y se expone a imágenes violentas, si puede llevar a la practica las cosas que ve, pero después de leer el texto creo que si exponemos a las mismas imágenes a dos niños, uno con padres ausentes la mayor parte del día, que ve agresiones entre sus padres, y otro niño del cual están preocupados constantemente sus padres, que de

pequeño a sido educado valoricamente, etc. ,las reacciones a las mismas imágenes serán muy distintas.
Por todo esto y mas, me parece de preocupación fundamental la violencia en la TV, la preocupación y el tiempo que dan los padres para estar con sus hijos, para encaminarlos a una evaluación mas objetiva de la información que entregan los TICs.


Catalina del Solar Gunn
Ped. Ed. Basica Rural
Upla, San Felipe

Gabriela Herrera Lazo dijo...

Han pasado bastantes años desde el cambio de paradigma conductista al constructivista en educación, sin embargo en la actualidad se continúa trabajando en la práctica bajo algunos principios del primero. Es una mezcla bastante extraña, por decir lo menos, puesto que en ocasiones hay profesores que basan su discurso educativo sobre el constructivismos, pero la realidad práctica que se vive en la sala se contrapone notablemente a dicho discurso…considero que aquello es preocupante, puesto que si sólo nos dejamos encandilar o encantar por algún modelo y fundamos nuestro discurso en él, pero no lo practicamos, vendríamos a ser “consumistas de un modelo de moda”, el cual en ocasiones (la mayoría de las veces referidas a lo teórico) nos “sirve”, pero que desechamos cuando no lo podemos manejar o cuando nos resulta “más trabajo” del habitual emplearlo, esto es realmente lamentable sobre todo si consideramos que esta realidad se ve reflejada en la sala de clase, ya sea trabajando bajo la premisa que los alumnos son “recipientes vacíos” que el profesor es el encargado de llenar con la información (no conocimientos sino que sólo información), que según el docente el alumno debe tener, asimismo tenemos las experiencias de los alumnos que se sienten ignorados, y es lógico que en este modelo de clases se sientan así, pero no es natural, como bien está mencionado en el blog, más aún este modo de enseñanza está atentando contra los intereses de los niños y los está relegando a un segundo plano, no al plano donde los niños sean los actores principales en la construcción y/o producción de su conocimiento, que asismismo constituye la construcción de sus realidades, y que el profesor debe tolerar y por ende respetar...Creo que es un poco egoísta por parte del profesor restringir a los niños de esa manera (a una sola verdad, que es la del profesor), y considero que la pedagogía es un gran acto de amor hacia el prójimo, y por ende debe propiciar la autonomía en los estudiantes, haciéndolos también "responsables" de su aprendizaje, haciendo del aprendizaje un proceso conjunto en que el profesor tiene una función, pero que la principal parte la hacen los estudiantes…
Para finalizar es importante mencionar que como futura docente queda el compromiso de no caer en este círculo vicioso, de no quedar en un “discurso muerto” y de trabajar para lograr cambiar las cosas que de algún modo no dejan que los estudiantes sean personas libres y autónomas, que se conviertan en personas concientes tanto de su medio natural como de su medio social…

Atentamente Gabriela Herrera Lazo
Pedagogía básica con mención rural y desarrollo

Que tenga una buena semana profesor
Buen día

Cynthia dijo...

Cynthia Villa

Mi opinion con respecto al
articulo desarrollo en clases, es que talvez muchos profesores ya perdieron esas ganas de enseñar que debieron tener en algun momento y simplemete cumplen con su meta diaria de llegar clases , de entregarles a los alumnos cierta cantidad de conocimiento y el que entiende, entiende y el q no,no; o algunos simplemente van a hacer clases con el interes del dinero q les llegara a findemes.
Recuerdo q cuando iba en Primero Medio, tenia una profesora de lenguaje, que llegaba a clases, pasaba la lista, entregaba las guias con la materia y nos decia q nos pusieramos a trabajar, y enseguida emitia el siguiente comentario: Me da lo mismo el que trabaja o no en clases, y el que entiende o no la materia total a mi me van a pagar igual a findemes por venir a "hacer clases".
Con esta clase de enseñanza uno no aprende nada y lo unico que quiere es que la clase termine luego. El alumno se siente que practicamente no le interesa al profesor, que le da lo mismo si aprende o no, ya que no hay ningun incentivo en esa clase. En cambio si el profesor tiene otra actitud (mas afectiva)hacia el alumno, le demuestra que le interesa que èl aprenda, obiamente el alumno respondera de forma positiva y participara en forma activa en la clase porque siente que aparte de èl mismo, hay otra persona interesada en que èl adquiera nuevos conocimientos.



Se despide atte Cynthia Villa alumna de Pedagogia en Quimica y Ciencias.
Que tenga buena semana Profesor.

Rosa Alfaro dijo...

Ahora si me recordo demasiado al colegio, y a muchos de los profesores que me enseñaron en la media. Poco creativos, muy monotonos, el libro siempre todas las clases, leer y luego realizar un ejercicio, les preguntabas y no te respondian porque deberias haberlo entendido del libro o si no eras tonto, esa no era una manera muy entretenida para aprender, de hecho no era una manera para aprender en mi no iba a resultar, espero que esta realidad cambie, no ahí que generalizarlo tampoco porque hay muchos de los profesores que son así, pero hay otros que no y que se han dado cuenta y han creado sus propias estrategias de aprendizaje para hacer algo distinto. Espero que los profesores futuros vengan con esa mentalidad de cambiar los metodos de enseñanza, los desarollos de las clases de una manera mas creativa y motivadora a los almunos del futuro, ya que hoy son muy pocos los profesores con esa mentalidad.

Rosa Maria dijo...

Creo tambien que con nuevos metodos se puede insentivar a los niños para que ya no sean unos alumno muebles, los que luego llegan a la universidad y les cuesta demasiado participar, por su inseguridad de preguntar, o por si esta erroneo. Eso creo que es por el desarrollo de algunos profesores en sus aulas en el tiempo en el colegio, o fueron ridiculizados en en esa etapa ya que siendo alumnos de enseñanza media, es mucho mas dificil superarlo que para un niño peuqño que recien esta conociendo, aprendiendo.
A todo esto agregar que en el aula los errores son muy favorables , "de los errores se aprende" esto indudablemente en el aula tiene mucha validez, lo digo porque a mi me a servido bastante.
Y puedo agregar tambien que e tenido 3 de muchos profesores en mi vida universitaria, que son motivadores y tienen un desarrollo de clases distinto y agregar por lo tanto que en mi vida de colegio no tuve ninguna con un tipo de desarrollo distinto si no que el monotono lo que recuerdo de mi vida escolar es solamente mi profesora de kinder. No hay muchos recuerdos de mi basica, mas de media por el hecho de que los profesores ridiculizaban bastante a los alumnos.
En conclusión, es necesario que el desarrollo de las clases creo yo tienen que dejar de ser monotonas para un buen desarrollo previo para los alumnos.

pedg. Basica rural.
1er año.
San Felipe

Sergio González Garrido dijo...

Sergio González

La palabra educar, hoy por hoy, más que una práctica, se ha vuelto casi una obligación.
El curriculum que se nos impone por medio de los estatutos, es una forma dictatorial del "cómo2 llevar una clase y realizarla a esos individuos, que cada día para ser realista, están un tanto más insoportable, los factores de eso, pueden se múltiples y dignos de analizar.
La participación en el aula o el desarrollo de contenidos (contenidos: más que nada es una cuestión de principios)desde mi punto de vista que el docente (sea cual sea, pobre el de matemática)esta inserto en una realidad bastante dramatica, donde sus queridos alumnos, asumen una postura, más bien asumen un rol, de estudiante o una postura de estudiante, "parecer un estudiante", donde sus lindas mentes(no los incluyo a todos) parecieran que estuvieran en un playa paradisiaca o tramando una venganza por la tarea (impuesta) por el profesor.
Al parecer la VOCACIÓN, ya no nos esta calzando o nos estamos quedando sin tolerancia para ciertos tipos de modelos de alumnos.
Lo de los "contenidos envasados", no estamos ajenos a esa realidad donde al parecer el conductismo le esta ganado el "gallito" al constructivismo... eso si que esta complicado, como tan básicos y anticuados.
... Hay que hacerlos pensar de alguna forma!!!

Sergio González Garrido
Ped. Básica IV año,
Sede San Felipe.

Jose Quiroz Calderon dijo...

Bueno, lo mencionado en el escrito (desarrollo de clases) se asemeja bastante a lo que fue mi paso por la enseñanza básica y media, con la mayoria de los profesores que me impartieron clases. los profesores en cada una de sus calses replicaban casi siempre un mismo modelo de "hacer la clase". lo que nos producía una total desmotivacion por escuchar y aprender.
me recuerdo a la profesora de lenguaje, cuando cursaba tercero medio, llegaba a la sala siempe con 20 minutos de retraso , si no era más, luego de pasar la lista y todo lo que se refiere al libro de clases, comenzaba a preguntar "quien se acordaba" de lo que habíamos pasado durante la última clases,la sala de clases completa quedaba en silencio nadie respondia a la profesora, esta esperaba unos minutos en silencio a ver si alguien le respondia, perdiendo ya entre 30 o más minutos sin realizar nada productivo. eso era de todos los días que teniamos lenguaje.A todos nos daba "lata" ver a aquella "profe", los comentarios de que era aburrida, latosa, etc. abundaba al interior del liceo, pero nadie hacia nada y ella era ciega a su actuar negativo como docente.

Pienso que los docentes que se estan formando actualmente en los distintos centro educativo tienen que egresar con términos arraigados como: "motivacion", "personalizacion", "ejemplos basados en la vivencia de los alumnos"("contextualizacion" etc. sin estas cualidades un docente no prodría ejercer eficientemente su labor.

Jose Quiroz C.ç
alumno de pedag. Básica rural, IV año. universidad de Playa Ancha, sede San Felipe.

melissa villagran dijo...

La representación de las clases

La metodología tradicional utilizada en la enseñanza práctica, ha resultado para mi y creo que para muchos árida y poco motivadora, a través del paso de los años de escolaridad me di cuenta que son muy pocos los profesores que motivan y que dan ganas a sus alumnos para que estos realicen un verdadero aprendizaje. Por lo demás, los docentes siempre se basan en una misma metodología de trabajo, que a su vez tiende a ser cíclica, teniendo como resultado un fracaso en la enseñanza.
Siempre recuerdo a una profesora de lenguaje que llegaba a la sala toda apurada, se sentaba organizaba sus cosas, se paraba y escribía en la pizarra durante la mitad de la clase, después con toda su calma leía lo que escribía y luego se daba el lujo de preguntar si entendíamos, la respuesta siempre eran silencios a lo que a su vez estos daban el indicio de que la clase ya había terminado. En cuanto al trato que tenía con nosotros no era ni bueno y tampoco malo, porque en realidad nunca se intereso por nosotros, a mí esas clases no me generaban ningún aporte, a demás casi siempre me ponía a realizar otras actividades, no me preocupaba, porque sabía que la materia de sus clases la podía encontrar en un libro.
Como conclusión pienso que un clima de aula que no estimula la expresión de necesidades y sentimientos, ni brinda espacios donde los alumnos se sientan escuchados, acogidos y que además se enfatiza solo en la postura autoritaria del profesor centrada en el control y la disciplina, en mi opinión tiende siempre a ir a un fracaso generando siempre un desinterés por parte del alumnado(lo que me ocurrió a mí con lo relatado anteriormente) en cambio un profesor que emplea herramientas tanto en lo técnico, referente al método en que pasas sus materias y lo humano(el trato que tiene con sus alumnos, las relaciones que emplea y el interés) tiende siempre a ir al verdadero dilema de la educación, es así como este educador produce una mayor aceptación, lo que implica un cambio de perspectiva del alumno generando expectativas positivas en la aptitud y actitud de cada alumno, lo que trae como consecuencia mejores resultados en la enseñanza y en el aprendizaje.


melissa villagran lobos
pedagogia en quimica y ciencias primer año

Jocelyn Romero G. dijo...

Creo que es importante mencionar que uno de los problemas centrales en las aulas chilenas es lograr que los alumnos aprendan, pero más allá de esta palabra, establecer el aprendizaje como la capacidad que los alumnos vayan construyendo su propio aprendizaje, es decir, los profesores deben crear instancias en las cuales los estudiantes construyan activamente nuevas ideas o conceptos basados en conocimientos de presente y pasado, de acuerdo al lugar en los cuales ellos se desenvuelven habitualmente y lograr de esta manera un aprendizaje que se va construyendo a partir de los propios conocimientos de los alumnos y desde sus propias experiencias.

Sin embargo son muchos los factores que pueden interferir en este anhelado aprendizaje significativo, como por ejemplo: las competencias del profesor, el apoyo de los padres y o apoderados y también de la comunidad, la motivación de los alumnos, la relación entre profesores y alumnos, entre otras, las cuales al darse de manera positiva, estoy segura que también logremos resultados que favorezcan el aprendizaje de los alumnos.

El profesor por su parte debe crear múltiples instancias, en las cuales los alumnos se sientan motivados a indagar, descubrir y construir a partir, cómo usted ya lo dijo, de la gran gama de posibilidades que van apareciendo en el camino de la investigación de sus propios aprendizajes. Los estudiantes pueden trabajar para clarificar y para ordenar sus ideas y también pueden contar sus conclusiones a otros estudiantes y eso les da oportunidades de elaborar lo que aprendieron.
Jean Piaget y David Ausubel, plantearon que aprender era la consecuencia de desequilibrios en la comprensión de un estudiante y que el ambiente tenía una importancia fundamental en este proceso. Es por este motivo que probablemente los alumnos de acuerdo a esta constante búsqueda se sientan, muchas veces, confundidos por esta gran gama de posibilidades que se les va presentando, pero el aprendizaje se dará en su propia construcción y más si el aprendizaje es significativo perdurara en si.
Por lo tanto no será el profesor quien llene esas cabezas vacías, si no que los alumnos construirán su aprendizaje mediante la experimentación y no porque que se les explique lo que sucede, son ellos mismos los que hacen sus propias inferencias, descubrimientos y conclusiones. Los estudiantes aprenden la nueva información que se les presenta construyendo sobre el conocimiento que ya poseen. Es por tanto importante entender, que esto no quiere decir que los profesores deben ser simples observadores, si no que facilitadores y guías, el papel del profesor no es sólo observar y determinar sino también conectar con los estudiantes mientras que están realizando actividades y se están preguntando, planteándoles preguntas a los estudiantes para estimular el razonamiento.

Los profesores también deben intervenir cuando se presenta un conflicto; sin embargo, ellos simplemente facilitan a los estudiantes llegar a sus propias resoluciones, entendiendo que los conflictos son de los alumnos y deben resolverlos por sí mismos. Por esto los profesores deben determinen constantemente el conocimiento que sus estudiantes han ganado para cerciorarse de que las percepciones de los estudiantes del nuevo conocimiento son lo que había pensado el profesor y de esta manera cerciorarse de que los alumnos creen una idea errónea de acuerdo al aprendizaje que se quería lograr (monitoreo constante).



Jocelyn Romero Guerra
Estudiante pedagía Básica Rural
IV año

DAIANA ASTROZA. dijo...

Desarrollo de una clase

Luego de leer su artículo y de reflexionar sobre él, creo que el comportamiento del profesor con sus alumnos tiende a repetirse en muchos establecimientos educacionales y talvez ésta sea la principal causa de fracasos en muchos niños que deben lidiar con profesores poco comprometidos e incapaces de cumplir con su labor, en donde fomentar la adquisición del aprendizaje de sus alumnos debe ser su principal objetivo. Sin duda la actitud del docente es perjudicial para el proceso de enseñanza aprendizaje en donde muy por el contrario el docente debe conocer los intereses de sus alumnos y sus diferencias individuales, además de ser un moderador, coordinador, facilitador y también un participante mas, siendo capaz de generar un clima afectivo, armónico de mutua confianza ayudando a que los alumnos y alumnas se vinculen positivamente con el conocimiento y por sobre todo con su proceso de adquisición.
Por otra parte es necesario hacer interactuar al alumno con situaciones concretas y significativas, estimulando el saber, el saber hacer y el saber ser, en otras palabras, desarrollar en los niños lo procedimental, actitudinal y lo conceptual. Además el trabajo colaborativo y cooperativo ayuda e influye en trabajo de aprendizaje en donde los alumnos se sienten más motivados, aumenta su autoestima y aprenden habilidades sociales, todas éstas aptitudes que se ven limitadas en los educandos cuando el profesor se encarga sólo de reproducir el aprendizaje y “pasar” materia, sin producir métodos innovadores, interacciones y retroalimentación.

Daiana Astroza L.
Estudiante pedagogía Básica Rural
IV AÑO

tamara fernandez fernandez dijo...

Luego de leer su articulo, puedo decir que lo dicho alli a estado sucediendo en las aulas desde hace muchos años, y quinzas, desde siempre.
Lamentablemente para la gran mayoria de los educadores, o tal vez docentes, ya que la palabra educadores a muchos les queda grande; la educacion es solo un sustento, un trabajo que les permite tener ingresos economicos y no un trabajo que los satisfase como persona y profesional. por lo mismo, muchos de estos, solo cumplen con un horario y entregar lo minimo en su clase, total no existe una evaluacion confiable a respecto.
y si existiera tal evaluacion, aquellos docentes ¿harían su clase pensando en sus alumnos o en el resultado de su evaluacion?
sin duda educar es una tarea ardua que reqiere de tiempo y dedicacion, pero lo mas importante "vocacion", en algunos casos puede resultar entendible que el profesor no haya construido una clase, por no contar con el tiempo suficiente para hacerlo, pero si el profesor conoce lo que les parece importante y ludico para los alumnos, puede con con practica contruir una buena clase en corto tiempo, se require corazon.
yo como alumna en practica he tenido que realizar diversas clases, y sé que se require de bastante tiempo para aquello, pero considero que despues de conocer bien el grupo curso pensar en una clase me resulta mas facil. Entonces me surge una duda al respecto, si los profesores trabajan todos los dias con aquellos alumnos, conocen sus aspiraciones, no logran captar que no estan cumpliendo con su labor, no se dan cuenta o no se quieren dar cuenta de que sus clases resultan rutinarias, aburridas y terminan siendo un fracaso, ya que nadie aprende nada o como bien lei por ahi, fingen aprender.
todo es memoria y si les preguntamos al mes siguiente, e incluso al dia posterior los mas probable es que no recuerden nada o tal vez digan, parece que se hablo de tal cosas.
los que hemos decidido dar un nuevo enfoque a la educacion tenemos una ardua tarea por delante, sera muy dificil cambiar la forma de trabajar de los alumnos, tendremos que pasar por muchas cosas antes de llegar al exito.
solo desear suerte a ustedes y sobre todo a mi.

!a trabajar!


tamara fernandez
ped. educ. basica
sede san felipe

Paulina Henríquez Leyton dijo...

Me parece extraño leer que los alumnos le den tanta importancia a la forma en que el profesor hace la clase, esto debido a que son ellos los que construyen su propio aprendizaje (por lo menos eso es lo que dice el constructivismo), por lo tanto, independiente del profesor, si el alumno quiere aprender lo hará de cualquier forma por medio de la investigación y herramientas como la Internet y bibliotecas.
Ahora sobre el rol que cumple el profesor, creo que se debe tomar como un aspecto secundario en la realización de una clase constructiva ya que son los alumnos lo primordial en este tipo de enseñanza, pero esto no le quita importancia al rol que cumple el profesor, esto debido a que él es quien pasa de ser un profesor dictador de materia a un docente que motiva a sus alumnos a aprender.
Finalmente, creo que las carreras de pedagogía mas que reforzar contenidos cognitivos, deberían enseñar sobre estrategias para motivar a los alumnos a que construyan su propio aprendizaje, es decir, que nos entreguen herramientas para poder trabajar la motivación en los alumnos que provienen de distintas culturas, pero siempre dando énfasis en la motivación individual y grupal.

Paulina Henríquez Leyton
Educación Básica Rural
IV Año

Priscilla Martinez Riva dijo...

La educación hoy en día, se encuentra tan estructurada y estigmatizada, tanto que de esta forma a los profesores, les cuesta de cierta forma cambiar sus prácticas pedagógicas: estas sean las estrategias o métodos que los docentes utilizan para enseñar, y esto tratando principalmente que los alumnos aprendan. Es importante que el profesor pueda crear un ambiente enriquecedor, sabiendo que en la sala de clases existen diferencias individuales, las cuales caracterizan a cada alumno como tal, es por esto que el profesor debe poseer un bagaje de herramienta e implementos que de alguna forma favorezcan el aprendizaje de sus alumnos, es importante esto, pero muchas veces una como futura profesora, o como practicante se pregunta ¿será entretenida mi clase?¿Estarán aprendiendo mis alumnos con esta metodología?

Es de gran relevancia, que los profesores sirvan de guía para sus alumnos, de ayuda pero también que cada alumno sea capaz a través de sus propios conocimiento, construir su aprendizaje, esto es de alguna forma lo que el propio alumno crea y se enriquece, ya que el puede descubrir, investigar y evaluar si lo que esta haciendo es lo correcto. Esto creo que es de gran importancia realizarlo con los alumnos, y como futura docente me presenta desafíos de cómo enfrentar la educación.

Priscilla Martínez IV año Ped. Básica Rural

manuel martínez dijo...

creo que en este caso estamos en presencia de un profesor desmotivado lo que lleva a que el alumno reciba esa desmotivación y la haga propia, creo que principalmente ocurre en profesores sin vocación que escogieron mal su carrera, lo que demuestra la crisis en el nivel educativo del país, lamentablemente este caso ocurre constantemente con profesores que entraron a estudiar pedagogía sin tener vocacion lo que nos lleva a una mala educacion por lo tanto, la forma de acabar con estos casos es motivando al estudiante de pedagogía en la universidad para que luego estos motiven a sus alumnos, ya que es inconcebible que profesores sin vocasion estén dictando cátedra de su ciencia sin educar y motivar a sus alumnos. Creo que para que exista una buena educacion el profesor debe motivar al alumno y a su vez el alumno debe motivar al profesor sin estos dos factores
se hace difícil una buena educación.

manuel martínez
alumno de ped. en química y ciencias

victor dijo...

Bueno a mi paso algo parecido en la educación media, tenia un profesor que llevaba la clase preparada, y si uno se desviaba del esquema que el traía para enseñarnos se molestaba y excusaba; por ejemplo si uno le preguntaba acerca de alguna materia relacionada con el ramo el decía que no era su deber enseñar esa materia, que fuésemos donde otro profesor y le preguntáramos siendo que el estudió pedagogía y tenia el deber de enseñarlos para salir de cualquier duda.

Por eso yo elegí este artículo ya que me sentí identificado con lo que leí de que el profesor llegaba atrasado ha clases es cierto uno como alumno se sentía contento, porque era entretenido tener mas recreo, pero uno no se daba cuenta del daño que se estaba asiendo así mismo. Pero el profesor si se da cuenta del daño que estaba provocando al alumno al perder tiempo y personalmente creo que algunos profesores no tienen vocación para la pedagogía, ya que es algo mas que complejo se requiere mucho afecto amor por lo que se hace, para que un niño aprenda es importante que la clase sea dinámica en base a su esquema de juego que tienen como concepto de entretenido.

Al ser profesores mecánicos los que imparten las clases, les impide a los niños la capacidad de tener un pensamiento divergente, no les abre el paso para que ellos busquen abiertamente por distintos caminos las respuestas. Ellos no se coincidieran guías, sino que son el único camino a seguir.

Recuerdo que pasaban todo el día gritando, sentía que estaban enojados, para nosotros como alumnos nos daba terror asistir al colegio ya que vería a ese profesor.

Es probable que esa estructura del profesor mecánico haya desmotivado al niño con respecto a la asignatura, arrastrando estas consecuencias a la educación media e incluso a la educación superior

Concluyendo, este artículo me hizo refrescar mi memoria, sintiendo como niño para luego no equivocarme de esa manera, deseó no causar vacíos en los niños para que su base sea buena para enfrentar su futuro académico.










Víctor Caniulao
Ped basica rural

Soraya dijo...

Desarrollo de Clases

Estoy totalmente de acuerdo, que la práctica constructivista de la Educación es la más viable y valido para el proceso de enseñanza-aprendizaje de los niños. Así también de que hay profesores mediocres, que presentan poca o casi nulo interés en los alumnos, lejanamente planifican y no se hacen cargo de la mala educación que están entregando. Y que al momento de obtener resultados deficientes culpan a los niños y niñas del fracaso, obviando la autocrítica que como docente debe plantearse respecto a la enseñanza que esta entregando.

Creo que en mis practicas, he observado varias situaciones en que el profesor dice “abran el libro en la página 42 y realicen la auto-evaluación, si no alcanzan a terminar, queda para la casa de tarea” sin dar explicaciones de la actividad y la finalidad del trabajo a realizar, menos hay un objetivo de clase, simplemente se ingresa al aula, “a pasar materia”. Lo que mas me causa intriga es que sin pudor, se refugian en alumnos practicantes para realizar clases, siento que la labor del practicante es aprender y también enseñar, pero no hacerse cargo completamente del curso.

No sé si será posible, pero si al momento de ingresar a la Universidad, se hiciera de manera más exhaustiva la admisión, podríamos localizar fidedignamente al real docente, aquel que posee vocación y pasión por la Educación. Pero también creo que la vocación es posible cultivarla con el tiempo, sin embargo, el ideal sería que cada uno desarrollara a priori sus habilidades, capacidades y principalmente la vocación. De esta forma, considero se aseguraría fríamente en alguna forma, que la educación que se entregue sea de calidad.

Soraya Prado
IV Educación Básica Rural
San Felipe

pia dijo...

Dentro de las actividades que uno realiza como alumno en práctica, puedo darme cuenta que hay muchas formas de realizar una clase y en muchas se da lo que usted plantea, las clases aburridas sin sentido para los alumnos, ellos estan pidiendo dia a dia que los profesores los tomemos en cuenta y no los tratemos como envases que hay que llenar con informacion y contenidos obligatorios, estamos en una era en que la comunicacion es lo esencial para sobrevivir puesto que todo esta pasando muy rápido, todos corren y nadie se da el tiempo para saber que le pasa a la persona que esta al lado nuestro.
Pero centrandonos en el tema los profesores estan desmotivados al enseñar y le traspasan la desmotivacion a los alumnos, cñaro que esto incide en varios factores: por una parte el sueldo segun ellos no remunera el trabajo que realizan, exceso de trabajo puesto que no lo alcanzan a realizar todo en el establecimiento y la vida del hogar se ve interrumpida por el trabajo.
Vemos que hay una monotonia en el trabajo de educacion pero esta se basa principalmente en que los profesores realizan las mismas actividades "fomes", porque no tienen tiempo para innovar el trabajo los consume literalmente los pilla la máquina, estan estresados y simplemente se descargan con los laumnos quienes no entienden nada, por lo que terminan faltandole el respeto a quien quiere que aprendan, claro que tambien va un poco en la vocación que tenga el profesor, estos al tener conciencia de lo que es ser un profesional de la educacion nos muestra otra perspectiva de la situacion, puesto que ellos gustan de lo que es su trabajo, planifican de manera ludica y que motiva a los alumnos a querer aprender los contenidos, a compartir ideas en grupo, a motivarse a trabajar por el qprendizaje que sea significativo. Lo que nos hace reflexionar acerca de porque los profesores con mas años de servicio, no planifican, no se motivan a ir al trabajo y compartir con sus alumnos sino que siguen aplicando las mismas practicas que se arrastran desde años y que esta comprobado que estan caducadas.
Ahora esta en nosotros los futuros profesores trabajar por que esta situacion cambie y que la relacion entre profesores no sea la de llenar a los alumnos con contenidos sino que se produzca una retroalimentación entre ambos, haciensose participes los unos con los otros.

Esteban Gonzalez dijo...

Realmente es cierto que se pierden muchas horas de clases, ya sea por uno u otro motivo como por ejemplo: no comenzar porque falta la tiza o el plumón, esperar que traigan el libro de clases, quizás para uno como estudiante es divertido perder horas de estudios pero en caso inverso los únicos perjudicados somos nosotros, los estudiantes.
Es necesario ir cambiando esos hábitos de enseñanza inclusive el retraso de 5 a 15 minutos de los profesores.

Luego del mero tramite para comenzar la clase esta se hace muy aburrida ya que no tienen ninguna sorpresa, son demasiadas monótonas ya que se sabe lo que esta por venir, después de un rato hacen leer que es lo típico para después realizar las infaltables preguntas y llega el final de clase y nadie aprende algo nuevo que sea copiar de un libro.

Es muy rara la ocasión en que el profesor se ríe de algo, parecen estatuas o mejor dicho parecen unas máquinas, ya que son ultra mecanizados se les hace muy difícil poder traspasar sus sentimientos a sus alumnos. En ocasiones el estudiante pregunta, pregunta, pregunta……………. pregunta y el profesor no les toma atención.

Los profesores no trabajan ejemplos de la vida cotidiana con lo que quieren enseñar, o sea no “sueltan esos libros con telas de araña” los cuales en ocasiones son necesarios pero no siempre. Al profesor le da lo mismo si al alumno le surgen algunas interrogantes o no, no les hace investigar cosas para que posean un aprendizaje más amplio.

Es en situaciones incómodo que el profesor se niegue a dar sus propias opiniones sobre un tema determinado ya que el rol de ellos es mostrarnos un gran abanico de posibilidades o métodos de aprendizajes y cada quien debe tener su propia opinión.

En estos últimos años en todos los colegios se a hecho una rutina en que el profesor con el afán de utilizar la tecnología cosa que no esta mal, lo a hecho en forma excesiva ya sea llevando material envasado en power point o en DVD. Lo que en realidad se necesita es convertir la información en conocimiento, y es este el deber de las nuevas generaciones de profesores, gran tarea pero un emocionante reto a sacar adelante.



ESTEBAN ALEXI GONZÁLEZ HERRERA
PEDAGOGÍA BÁSICA RURAL- SAN FELIPE

Melisa dijo...

La educación se puede tomar desde variados enfoques, por ejemplo uno centrado en el profesor como principal soporte y otro enfoque en donde los alumnos son la base para el proceso de aprendizaje. El fin de la educación no es formar ni entregar una profesión o carrera para los alumnos para que sean más. Considero que el fin de la educación es que los alumnos sean capaces de interrelacionarse con otros en donde se respete la diversidad y la particularidad de cada individuo. Así como generar un pensamiento autocrítico en los alumnos, para que de este modo ellos a través de sus aproximaciones a la realidad puedan ir construyendo con ayuda de sus pares y los docentes las habilidades tanto sociales como cognitivas para ser participes en la construcción de lo social. Por lo mismo el docente de acuerdo a esta concepción sólo cumple el rol de guía, el aula como medio socializador es muy importante, es aquí donde los alumnos afianzan de cierto modo su identidad, por ello la importancia de cómo abordar cada día el proceso de enseñanza aprendizaje de los alumnos y profesores. Muchas veces intentamos planificar actividades entretenidas para nuestros alumnos pero esto va más allá de pasarlo bien en el aula, se deben buscar instancias en donde se genere un clima de conversación y discusión para desarrollar habilidades de reflexión, mi verdad no siempre es la verdad válida. Me llama mucho la atención la pasividad que muchos niños en la sala de clases, incluso universitarios, tienen respecto a lo tratado en clase, ¿será que el docente siempre tiene la verdad absoluta? Esto quizás es un efecto no deseado o tal vez si, de la forma de abordar la realización de las clases por ejemplo el modelo de clase frontal en donde unos solo escuchan y sólo uno el que habla, es de cierto modo totalitario, el conocimiento es poder, por lo mismo el profesor toma en ocasiones este modo, es él el experto, pasando sobre los conocimientos de los alumnos. Existen muchos artículos sobre la pertinencia curricular y el aprendizaje significativo pero de que sirve saber tanto si en el momento de aplicar esto nos centramos sólo en lo que resulta más cómodo. El problema ya no es si planifico o no, el punto ahora es hasta que punto tomo los intereses de mis alumnos al momento de planificar, considero sus opiniones, busco instancias en donde sean ellos los constructores de su aprendizaje, genero estrategias en donde a parir de sus vivencias produzcan y amplíen sus conocimientos. Ellos son el eje principal y no los contenidos.
El desarrollo de clases no solo radica en cuan bien estén organizados los contenidos y bien presentados estén estos, sino hasta que punto los alumnos son participes de el desarrollo de sus clases.

Melisa Montenegro Páez
Estudiante de IV año de Pedagogía Básica
Mención Rural y desarrollo
Universidad de Playa Ancha
Sede San Felipe

alexandra tapia páez dijo...

Es muy lamentable que suceda eso , cuando estudiaba en elcolegio yluego en el liceo ví a muchos profesores con esa actitud y ahora como futura docente no quiero que eso me pase a mi,quiero ser una profesora que enseñe y no la que pase materia.

Creo que se debe aveces en muchos casos porque esta es una profesión donde debe tener empatia con losalumnos, sino se tiene, el alumno es el que sufre las consecuencias.

Alexandra Tapia Páez
IV Pedagogía Básica Rural
Sede San Felipe.

patricio alberto dijo...

Al leer este articulo inmediatamente recuerdo a mi "profe" de básica , "el tío Camilla". Este profesor hacía su clase de una manera tan aburrida, que al final nadie prestaba atención y por ende no aprendíamos nada.
Este profesor llegaba a la sala, saludaba e inmediatamente escribía en el pizarrón:"Desarrolle la actividad de la pagina 14y15." . Luego se sentaba y eso era todo. No existía mucha comunicación entre nuestro profesor y nosotros, siempre era lo mismo, y la verdad es que casi todo el curso se aburría en sus clases.
Yo creo que este tipo de profesores cometen un gran error al momento de realizar sus clases, será que: ¿ya no quieren enseñar o simplemente no saben como hacerlo?. Es necesario que al momento de realizar una clase exista un ambiente entretenido, motivador, para que el alumno desarrolle un interés real por aprender.
Es fundamental nuestra labor y el como la desarrollamos también, ya que depende en un 100 por ciento de nosotros como futuros profesores que nuestros alumnos aprendan. No podemos olvidar que seremos profesores de Educación Básica y que principalmente los problemas de aprendizaje comienzan en esta etapa. Si no enseñamos de manera clara y productiva nuestros alumnos no lograran aprender los contenidos, en consecuencia desarrollaran una serie de problemas de aprendizaje en sus cursos posteriores.

La mayoría de los profesores tienden a realizar sus clases de forma rutinaria y aburrida, por lo cual los alumno no se interesan o no se sienten lo suficientemente motivados para poder aprender lo que se les esta enseñando. Es muy importante que nosotros como estudiantes de pedagogía aprendamos las distintas formas y estrategias que existen para poder enseñar correctamente. Usando nuestra " creatividad" lograremos que nuestros alumnos logren un aprendizaje productivo.
Creo que la creatividad al momento de enseñar es muy importante, ya que si somos creativos ayudaremos de alguna u otra forma que nuestros alumnos logren aprender.
Pienso que algunos profesores deberían utilizar estas distintas estrategias para poder lograr que sus alumnos se motiven y quieran aprender. Deben renovar sus métodos de enseñanza ya que no están contribuyendo de manera productiva en el desarrollo de su aprendizaje.

Es importante entonces que nosotros como futuros profesores debamos tomar en cuenta este problema y cambiar esta situación. No se puede seguir enseñando de esta forma tan monótona y rutinaria, ya que los resultados así lo indican. Por lo tanto el futuro de la educación Chilena esta en nuestras manos.


Patricio Albornoz Jorquera
Pedagogía Básica Rural.
UPLA San Felipe.

Natalia Zamora dijo...

Sin lugar a dudas éste artículo representa muy bien lo que muchos alumnos creen de las clases que asisten y participan en su vida de estudiantes, y sin ir mas lejos lo que yo alguna vez viví es mi etapa escolar. Es un poco difícil reconocer en este momento y sobretodo, ya que me estoy preparando para ser profesora y de todas maneras no quiero caer en estos errores, y que también tengo en consideración que muchos docentes a través del tiempo pierden el entusiasmo dentro de la monotonía en la caen al tener la sobre carga horaria y a realizar actividades extras que pide el sistema como las encuestas PAE, encuestas de salud que pide el ministerio, colectas etc. Al observar durante mis prácticas tempranas me he dado cuenta que el profesor es una especie de doctor, asistente social, psicólogo, colega, mamá, papá, etc., sin nombrar el tedioso y engorroso llenado del libro de clases, todo esto dentro de 90 minutos. En cambio un profesional creativo, riguroso, planificado y empático a la realidad de sus alumnos dándoles la confianza adecuada con su trabajo, es capaz de solucionar, atender y realizar un aprendizaje significativo dentro de un ambiente grato, optimista, de compañerismo afectuoso, para los aprendices. Por lo tanto serán los alumnos y el profesor los beneficiados en el aprendizaje.
Natalia Zamora Orellana
Estudiante de ped. Básica Rural 4° año
Sede San Felipe
Ramo: Psicología de las Problemáticas Educacionales

Verónica Valenzuela Ibarra dijo...

Leyendo reflexivamente el articulo, me llama fuertemente la atención la última parte y final del documento el que dice: "la ausencia prolongada de los padres puede hacer más daño a los niños que su exposición continua a las Tics”.
En estos tiempos donde la mayoría de los padres trabajan y los niños están solos en sus hogares, sin un adulto responsable que estén con ellos la mayoría del tiempo. Me surgen las siguientes interrogantes como, ¿Y donde esta el control? ¿Como los padres crean ese filtro de la información? A mi parecer es lo que realmente está faltando en la sociedad actual, los niños tienen un bombardeo de información que proviene tanto de las Tics como del entorno que los rodea. Es impresionante ver a un niño de ocho años jugar con sus compañeros de curso, y afirmar que la violencia es algo valido dentro de sus juegos, o escuchar a niñas y niños de doce o trece años conversar de temas que no están a la altura de reproducir, ni adecuado a su edad.
Me ha pasado en mis experiencias educativas, en las prácticas tempranas, lidiar con este tipo de problemáticas. Una vez en una clase de computación en un colegio municipal en un séptimo año básico, resulta que el profesor a cargo premio a los niños con veinte minutos de Internet a los que terminaban toda la actividad, sucedió que los niños se metían a paginas donde el material o tipo de información no era apta para la edad, (no eran paginas "prohibidas" pero si no estaban dirigidas a ese tipo de publico. El profesor a cargo no asumió la responsabilidad y los niños además se sintieron con todo el derecho del mundo a navegar por las páginas de Internet que a ellos les parecían más atractivas. Yo les preguntaba si ellos habían visitado esas paginas antes y ellos respondían que si, que frecuentemente las visitaban y mencionaban que otra peores, y yo les preguntaba que donde, si en sus hogares o en otra parte y ellos respondían que muchas veces iban a un ciber que quedaba cerca de sus hogares y que iban solos o con amigos.
Así que confirmo lo que dice la publicación y me parece que es una tarea de los padres supervisar lo que hacen sus hijos y las consecuencias que esto acarrea.
Me parecen muy útil algunas recomendaciones que presenta el documento y se dirige principalmente a los padres, y podría ser interesante plantear el tema, primero a los profesores, creándoles la inquietud, con el fin de dar a conocer el tema en reunión de apoderados, para concientizar e informar a los padres sobre el riesgo constante de sus hijos.

Verónica Valenzuela Ibarra Alumna IV año Ped. Básica Rural San Felipe.

lucía muñoz rojas dijo...

Sin ánimos de que esta misiva sea catalogada de peyorativa, creo que el tema propuesto ha sido muchas veces discutido ampliamente por diversos autores, profesionales en educación y actores sociales involucrados en la problemática.

Considerando lo anterior me pregunto: ¿hasta cuándo se carga sobre los hombros de los profesores todas las disfunciones del sistema educativo? La mayoría de las reflexiones en torno a las deficiencias en el proceso enseñanza aprendizaje recae solamente en el docente como figura principal de dicho fenómeno, debo reconocer que estoy de acuerdo con esta categorización; pero considero que es imposible aislarla, o bien, no considerar otros aspectos que de cierta forma salvaguardan a los docentes a la hora de las “críticas”.

Sin abanderamientos de ningún tipo, no busco justificar la ineficiente labor docente de muchos “profesionales” de la educación en Chile, pues es cierto que existen muchos profesores en servicio que no realizan bien su trabajo, por una serie de factores que dicen exclusiva relación con aspectos intrínsecos, tales como la falta de motivación fruto de haber estudiado pedagogía sólo porque no tuvo otra opción, el querer aspirar a un mejor trabajo o cualquier argumento dentro del sinfín que podríamos considerar. Como por ejemplo aquellas que dicen relación con el Sistema Educativo, la excesiva carga laboral que llevan consigo los profesores, cursos con números de alumnos bordeando los 40, incluso 45 alumnos por aula. Profesores de segundo ciclo con 4 o 5 cursos a su cargo, jornadas largas, carga horaria adicional de jefaturas, apoderados desinteresados en el proceso enseñanza aprendizaje de sus hijos, disparidad entre los educandos en cuanto a su nivel de aprendizaje, bajo capital cultural, etc.

Espero que lo anterior no sea visto como una justificación, si no, como una llamada a ampliar la visión sobre las problemáticas educativas. Desde una perspectiva más sinérgica, que involucre una solución de los conflictos entre profesores y alumnos que no redunde en develar solamente las ineficiencias de profesores y alumnos, si no también, que se utilicen las buenas prácticas educativas como fortalezas y ejemplos meritorios respecto de la labor docente. Frente a múltiples críticas provenientes de todos los sectores me pregunto ¿qué pasa con los profesores y profesores que realizan bien su trabajo?¿acaso el ser profesionales de la educación implica pasar al anonimato respecto del reconocimiento de la excelencia laboral? Creo que es necesario ver ambas caras de la moneda, pues hay demasiadas perspectivas que se obvian cuando se mira desde un solo lente. Insisto en que mi postura jamás va a ser el justificar el poco profesionalismo que es mucho más recurrente a la hora de analizar el trabajo de los profesores, sólo espero que seamos capaces, como estudiantes y futuros docentes, de ampliar nuestra visión de las cosas; considerando que antes que docentes somos seres humanos y no superhéroes que tengan que sacrificar incluso su salud física y mental en pro de una mejora de la calidad de la educación, es necesario que TODAS las aristas imbricadas en dicha problemática sean capaces de “ACTUAR”.

Lucía Muñoz Rojas
Alumna IV año Ped. Básica Rural San Felipe.

Karen dijo...

Profesor tomando en cuenta el primer párrafo de su artículo, he ido reflexionando y viendo en que grado yo también he sido causante de esa situación, por ejemplo cuando yo iba al colegio tenía una profesora de matemáticas que llegaba a la sala de clases y el problema no era que ella se demoraba en pasar lista o ver asuntos pendientes del curso, sino que cuando nos explicaba un ejercicio, se lo explicaba a la pizarra (sacaba de su bolso un libro antiguo, todo desarmado y ahí veía los ejercicios) y cuando terminaba de explicarlo preguntaba entendieron y todas respondíamos a coro que sí, sin ser esta la realidad. Intento buscar explicaciones para entender porque respondíamos sí y creo que era porque cuando alguien le preguntaba a la profesora y decía que había quedado perdida en alguna parte del ejercicio ella se enojaba y decía como es posible que no haya entendido (si hasta un niño pequeño lo entendería), en definitiva no se preocupaba si nosotras aprendíamos o no, lo que para ella era importante era pasar los contenidos y al momento de hacer la prueba usaba los mismo ejercicios que nos daba para resolver en clase, entonces no nos estimulaba a pensar para obtener una buena calificación sólo bastaba con aprenderse los ejercicios de memoria y listo. Y así es como caímos en este sistema en donde solo se busca llenar recipientes vacíos dentro de la cabeza del alumno, donde no se le estimula a pensar más allá de lo que le da al profesor, así nunca vamos a lograr que nuestros alumnos sean unas personas integras capaces de cuestionar lo que el profesor dice verificar si lo que el dice no esta errado, buscar nueva información que sea capaz de transformarla en conocimiento y no se quede allí con “la verdad” que entrega el profesor.
Con respecto a los minutos perdidos por el profesor al inicio de la clase he observado como practicante que con la profesora que estoy que la clase comienza a las 8:30 de la mañana ingresamos a la sala de clases como las 8:40, luego de eso la profesora pasa lista, le pregunta a un alumnos que fue lo último que pasaron en que página del libro quedaron, le echa un vistazo al libro les dice de que pagina deben trabajar y resolver las actividades luego de eso del estante saca una caja y se pone a vender dulces pasa por el puesto de cada alumno vendiendo dulce y después les pide que trabajen en sus actividades que boten los papeles al basurero 8 es como si estuviese en una feria, por que empieza a nombrar el nombre de los dulces que tiene). Y este acto no es para juntar dinero para el curso sino que es pera ella. Yo voy al ‘punto de cómo es posible que la profesora venda dulces a sus alumnos en la sala de clases eso es algo que no corresponde y mas encima vienen alumnos de otros cursos a comprarle dulces e interrumpen el poco trabajo que ya se realiza en clase.

Para que esto no siga ocurriendo solo depende de nosotros como futuros profesores, cambiemos estas practicas.

Karen Vega Garat
Pedagogía básica Rural IV, Universidad De Playa Ancha

Exel Andrea dijo...

Comentario acerca de la violencia y tics en niños


Concuerdo con lo expuesto, ya que conozco casos en donde la violencia es parte de la personalidad de algunos niños, pienso que muchas veces influye los modelos a seguir que tienen en casa, me refiero a sus padres, estos niños han vivido algún tipo de violencia y esto repercute en ellos, repitiendo sus mismos comportamientos aflorando esta agresiva actitud hacia sus semejantes. También la violencia es parte de un menor al sentirse solo, cuando los padres no se preocupan de ellos.
Es necesario medir las actitudes frente a los hijos para evitar episodios de agresión ante cualquier persona, pues sus profesores tampoco están ajenos a esta realidad, ya que han experimentado la violencia de sus alumnos hacia ellos.
Respecto a los tics que los menores adquieren, pienso que los padres son responsables de la mayoría de estos, ya que no establecen normas en la formación del menor, pues no imponen un horario para estar frente al televisor, computador o play station. No hay que desconocer que esto ocurre también por la comodidad de los padres para que “el hijo no moleste más y este tranquilo”, claramente esto repercute en la comunicación dentro de la familia los padres no se interesan por lo que le este ocurriendo a su hijo, me refiero en lo que él siente, también afecta en el buen desarrollo de lenguaje, pierden personalidad, les cuesta entablar una conversación todo lo llevan a la fantasía que se produce en sus mentes por estar siempre pendientes de lo que ven en el televisor, no hay que olvidar que esto contribuye al problema que sufren los niños de nuestra generación la tan temible obesidad siendo sus padres los cómplices y estimuladores a padecerla.
Es de vital importancia estar atentos a los tics que los menores puedan adquirir, haciendo un llamado a los padres para que eviten a tiempo este mal y no se conviertan en los iniciadores de este desorden tanto en lo violento por ausencia paternal como en la adquisición de tics.









Exel Morales Godoy
Peda. Básica Rural
Sede San Felipe

Evelyn Dinamarca dijo...

Hoy en dia los profesores han olvidado que ellos son “educadores”, y que formarán parte importante de la vida de sus alumnos --- más que mal, se va al colegio por doce años--- y a pasado a tomarse como algo netamente económico, olvidándose así la vocación para enseñar.
Además, se utiliza el método equivocado de enseñanza, el profesor dicta y dicta mientras los alumnos simplemente anotan en sus cuadernos sin profundizar ni analizar lo que están escribiendo, por lo tanto, se transforma en rutina: un profesor que impone las reglas a su manera sin hacer participar a los alumnos, lo que provoca que estos se aburran, se desconcentren, no aprendan y obtengan malos resultados en sus evaluaciones.
Nosotros como futuros profesores debemos entender esto para no cometer los mismos errores. En estos tiempos, existe mucha tecnología que puede ser utilizada a favor de los alumnos y el profesor para realizar una clase más dinámica; esto puede ser una valiosa herramienta para evitar la monotonía y lo rutinario de las clases, pero de todas formas no existe mejor herramienta que la “buena onda” y la empatìa con los alumnos; para el profesor el alumno debe ser como un hijo adoptivo o algo parecido, quererlos, romper el hielo entre ambas partes porque la impresión que ellos tengan del profesor influirá en si les agrada o no el ramo, y por ende, en su rendimiento.

Evelyn Dinamarca Arraño. Ped. Ingles UPLA

Gabriela Altamirano Pozo dijo...

En este último tiempo, los profesores han cambiado para bien y para mal con sus alumnos : hay unos que se han puesto mas dinámicos al momento de hacer las clases y se preocupan por hacerlas distintas a como siempre se han hecho , haciendo que sus alumnos tengan mucha mas participación en ellas, aporten sus ideas de manera libre , etc.. y no solo se preocupan del “alumno” si no que también de la persona y eso es lo que el pupilo/a es lo que mas valora , que éste lo aconseje , le pregunte todos los días como está, etc. Opuesto a esto hay otro profesores que solo se preocupan de enseñar y nada mas que eso, y ahí está el principal problema del ,a veces, mal desarrollo de las clases; el educador no hace mas que dictar , 1 hora seguida queriendo que sus alumnos poco menos no se muevan de sus asientos, creyendo que así es como ellos van a aprender realmente y no se da cuenta que les esta provocando un daño enorme, ya que como alumna pienso que es muy desmotivador ir a una clase que se desarrolla solo por el profesor, el cual dicta sin parar y no hace mas que eso. No se si algunos profesores desarrollan mal sus clases porque están desconformes con el curso, por el bajo sueldo que les pagan, por lo que los hace ( a los “profesores” sin vocación) estar menos motivados a enseñar y les da lo mismo si los alumnos aprenden o no o porque simplemente no están educados respecto al tema de cómo poder desarrollar una mejor clase y hacer que sus alumnos aprendan de la mejor forma.
Como futuros profesores debemos tomar en cuenta todos los errores que según nosotros, como alumnos aún, comenten los ya educadores , para así no hacer lo mismo con nuestros pupilos o al menos intentar no hacerlo, también es importante que sigamos estudiando e informándonos acerca de este tema, ya que cada vez los problemas dentro de una sala de clase irán aumentando sobre todo por el mundo en el cual hoy vivimos.

Gabriela Altamirano Pozo
Pedagogía en Inglés.Upla

Maria Jose dijo...

María José Maldonado Barraza.
Cuando leí el título del artículo me llamo la atención, ya que comencé a recordar como eran las clases que yo tenía en la enseñanza media, recordé estas, ya que son la más cercana a la edad que tengo hoy en día. Los recuerdos que más cercanos que conservó son aquellos en los cuales la clase era desarrollada de manera dinámica donde los alumnos podíamos participar de ella. Pero también recuerdo las clases donde los profesores pasaban la materia, a través de un libro y éramos los propios alumnos los que debíamos llegar a las conclusiones y así poder entender la materia, ya que el profesor solamente se dedicaba a decir las páginas que teníamos que leer para la próxima semana o prueba. Una de las cosas que más me molestaban era que en aquellas asignaturas que por lo general hasta hoy en día tienden a aburrir a los alumnos de por sí los profesores no las desarrollaban y mandaban a leer del libro de la asignatura. Me refiero a asignaturas como biología o historia que evidentemente a mi parecer pueden desarrollarse a través de la practica y no solo por parte de la teoría, para esclarecer esto puedo dar un ejemplo, hace algún tiempo vi una película, en la cual el profesor de historia realizaba la clase haciendo que sus alumnos vivieran la historia, es decir, que los alumnos escogieran a un determinado personaje y lo personificaran, con esta actividad los alumnos mostraban más interés con la asignatura. Lo mismo empezó a suceder con la clase de biología donde el profesor llevaba un pulmón para mostrarles a sus alumnos como funcionaba el sistema respiratorio.
Siento que hoy en día los profesores simplemente hacen su trabajo y lo quieren realizar de la manera más simple donde los alumnos, prácticamente aprendan por su cuenta y ellos no tengan nada que realizar y su trabajo sea más sencillo. Además el profesor ha olvidado su rol de educador, ya que no se da el tiempo de conocer a sus alumnos, de tratarlos como personas y es por esta razón que existen diversos tipos de problemas en la sala de clase, ya que los estudiantes sienten que no son valorados como personas por los profesores. Es por esto que yo considero importante el desarrollo de una clase, debido a que para mí está debe estar basada en el conocimiento alumno-profesor, en el respeto mutuo y en la participación de los alumnos tratando de que la clase sea lo más dinámica posible y en la cual el alumno se sienta libre de exponer su opinión y no limitarse hacer lo que el profesor le está diciendo. Además considero que determinadas asignaturas podrían incluir una salida a terreno, para que ellos puedan observar y averiguar otros puntos de vista acerca de la materia aprendida. También pienso de que los profesores podrían empezar a desenvolver otro tipo de actividades tales como ser guías, y consejeros. De esta manera las clases serán más entretenidas y los alumnos irán al colegio por gusto.
Cada profesor debe buscar la manera de desarrollar su clase en el ambiente más agradable posible, para que el desarrollo de esta no tenga dificultades y todos los alumnos participen de ella.